Una mujer muerta, su hijo muy grave y tres vecinos intoxicados en un incendio en el centro de Madrid

Otro fuego desatado en una vivienda de Carabanchel deja 20 afectados leves por humo

Los servicios de Emergencias atienden al hombre en parada cardiorespiratoria en  el incendio de la calle de Marqués de Santa Ana.
Los servicios de Emergencias atienden al hombre en parada cardiorespiratoria en el incendio de la calle de Marqués de Santa Ana.EMERGENCIAS MADRID

Una mujer de 95 años ha muerto la madrugada de este domingo en el incendio de su vivienda en la calle de Marqués de Ana, en el distrito Centro de Madrid, informan portavoces de Emergencias Madrid y de la Policía Nacional. Su hijo, de 58 años y que vivía en el mismo piso, está en estado muy grave tras sufrir una parada cardiorrespiratoria por inhalación de humo y otros tres vecinos de pisos colindantes han sido atendidos, también por inhalación de humo pero leve. Además, se ha producido otro incendio en una vivienda de Carabanchel, en el que otras 20 personas han resultado intoxicados leves por humo.

El incendio en el que ha muerto la anciana se ha originado poco antes de las seis y media de la madrugada en un piso de la cuarta y última planta del número 20 de Marqués de Ana, junto a la calle Pez. A la llegada del Samur-Protección Civil, el piso se encontraba completamente lleno de humo. Cuando han conseguido entrar, han hallado a la mujer ya fallecida. Previamente, la Policía Nacional había ayudado a salir de la vivienda a un hombre de 58 años, al que han bajado al descansillo de la tercera planta y de allí, los bomberos lo han sacado a la calle, donde ha sufrido una parada cardiorrespiratoria al haber respirado una gran cantidad de humo. El hombre, que la policía precisa que es hijo de la fallecida, ha sido reanimado por los sanitarios del Samur y ha sido trasladado en estado muy grave al hospital Clínico.

Se desconocen las causas de este fuego, que los bomberos consideran “fortuito”. Estaba localizado en el salón de un piso muy pequeño en el que se acumulaban muchos libros y enseres, lo que ha dificultado las labores de extinción. El resto de la vivienda también ha resultado afectado, pero por humo.

Además, tres vecinos de otros pisos de la misma cuarta planta han sido atendidos por inhalación de humo leve al haber salido al rellano alertados por el humo y el ruido. Dos de ellos han sido trasladados a la Fundación Jiménez Díaz para ser atendidos, pero sus vidas no corren peligro. Ocho dotaciones de Bomberos han trabajado en la extinción del incendio. Los efectivos se han retirado sobre las nueve de la mañana tras remover los enseres de la habitación afectada para evitar que se reavivaran las llamas. Policía Nacional y la Policía Municipal han controlado el tráfico en las calles cercanas para permitir el acceso de los vehículos de emergencias.

Horas, antes, sobre las cuatro de la madrugada, otro incendio en una vivienda en Carabanchel, en el número 18 de la calle Belzunegui, se ha saldado con 20 intoxicados leves. Según detalla Emergencias Madrid, el fuego se ha originado en la planta baja de un edificio de cuatro alturas y estaba “bastante activo y muy desarrollado” a la llegada de los servicios de Emergencias. Su único inquilino estaba durmiendo cuando se ha desatado el incendio y, al percatarse, ha abandonado la vivienda por sus propios medios y ha dejado la puerta abierta, lo que ha provocado que “toda la caja de escalera se inundara de humo”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para extinguir el fuego, que rompía por la fachada, ha sido necesaria la intervención de nueve dotaciones de bomberos, que primero han tenido que centrar sus esfuerzos en controlar al resto de vecinos que, alarmados por el humo, habían salido a la escalera, poniendo en riesgo sus vidas. Una vez que todos los vecinos han quedado confinados en sus casas, los bomberos han extinguido el incendio y han podido evacuar el edificio.

Samur ha atendido, en varias carpas instaladas en el exterior, a 20 personas, todas por intoxicaciones leves de humo. Ocho de estas personas han sido trasladadas a centros sanitarios ―cinco al Doce de Octubre y tres al Gómez Ulla― ya que, aunque en principio se trataba de cuadros leves, no acababan de recuperarse. Samur Social ha realojado a uno de los vecinos hasta que pueda regresar a su casa. De momento, tampoco se conocen la causas del suceso, que también se ha originado en el salón y que ha dejado la vivienda “completamente arrasada” por las llamas.

Emergencias recuerda que, ante un incendio en casa, hay que dejar las puertas y ventanas cerradas al abandonar la vivienda afectada por las llamas para evitar que el humo ascienda a otros pisos. Si hay humo procedente de otro piso, el lugar más seguro, en cambio, es la propia vivienda.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS