Un brote en un colegio de Getafe suma 56 casos positivos y mantiene a 178 alumnos en cuarentena

Sanidad, que sitúa los casos en Halloween, culpa a la relajación del uso de la mascarilla mientras padres y sindicatos se quejan de la tardanza en la atención

Colegio público de infantil y primaria Ana María Matute de Getafe, donde se ha producido el brote.
Colegio público de infantil y primaria Ana María Matute de Getafe, donde se ha producido el brote.COMUNIDAD DE MADRID

Cincuenta y seis positivos, la mayoría escolares, y 178 niños más en cuarentena en sus casas a día de hoy es el saldo de un brote de covid registrado en el colegio público de infantil y primaria Ana María Matute de Getafe (Madrid) que las autoridades sanitarias madrileñas, confirman y sitúan en el fin de semana de Halloween. La cifra es la última que ofrece a primera hora de la tarde la Consejería de Sanidad, que por la mañana hablaba de 49. Ni Sanidad ni Educación detallan las edades de los niños contagiados o cursos afectados. Padres y sindicatos, que los retrotraen al 20 de octubre, sostienen que el brote es mayor del reconocido oficialmente y se quejan de la tardanza en atender a los afectados. Este puede ser, según la Consejería de Educación, el mayor brote registrado en un centro educativo de la región hasta la fecha.

“Salud Pública ha intervenido en el colegio Ana María Matute. Todos los casos se encuentran bien y probablemente ha surgido por las relaciones sociales que se han mantenido en torno al Puente de Todos los Santos”, explica un portavoz de la Consejería madrileña de Sanidad, que apunta a que se trata de “un brote previsible en el actual contexto en el que nos encontramos y, en parte, por la relajación del uso de la mascarilla”. Precisamente a cuenta de las mascarillas, la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, protagonizó el pasado 21 de octubre una ceremonia de la confusión, al anunciar primero que los niños podrían quitársela en los recreos y admitir después que, tal y como recoge la normativa del Ministerio de Sanidad, se puede hacer solo si se garantiza la distancia de seguridad. El resultado es que en los colegios todo sigue como estaba: con mascarilla.

Según explica la consejería, siguiendo los protocolos y gracias a un convenio con Cruz Roja que incluye el desplazamiento de sus equipos para los cribados, “se ha realizado cribado a los escolares y a los profesores relacionados con el brote”. “Gran parte de las aulas en cuarentena, 18 de 28 en un primer momento, han retornado a su actividad y el resto lo harán en breve”, concluye Sanidad. A día de hoy quedan siete aulas en cuarentena, con un total de 178 alumnos, aunque están volviendo paulatinamente “a la normalidad”. Preguntado por este periódico sobre el brote, el director del centro ha declinado hacer declaraciones.

Padres y madres del colegio aseguran sin embargo que los contagios comenzaron el 20 de octubre, 10 días antes del Puente de Todos los Santos. En este sentido, un padre afectado ha señalado a la agencia Efe que el 20 de octubre se informó a las familias del confinamiento de una clase entera de quinto curso “por un positivo” y que el 25 ya eran tres los grupos confinados, por lo que consideran que el brote es anterior a la fecha señalada por Sanidad. Las familias apuntan a la posibilidad de que el brote se iniciase “en un cumpleaños celebrado fuera del colegio al que acudieron alumnos de varias aulas”. Tanto los padres como fuentes sindicales aseguran además que los casos son más. El padre ha afirmado a Efe que tienen datos del propio centro de que hay contabilizados ya “alrededor de 60 positivos desde el día 20 de octubre”.

CC OO ha denunciado que la Comunidad de Madrid “no inició las pruebas de cribado hasta el pasado viernes 5 de noviembre” a pesar de las “continuas peticiones de actuaciones y de solicitud de medidas preventivas e incluso del cierre temporal del centro educativo”. Los padres también se denuncian el “elevado tiempo” que se ha tardado en reaccionar, ya que el pasado viernes ya había una decena de aulas confinadas. “El viernes se realizaron cribados en los grupos de Primaria que no estaban confinados. El resultado de los cribados dio positivos en cuatro de los siete grupos”, asegura este padre.

El consejero de Educación, Ciencia y Universidades y portavoz, Enrique Ossorio, ha defendido lo contrario, que desde el primer momento se ha aplicado lo que dicta el protocolo de la Consejería de Sanidad. “Aquí se hizo primero un test a los alumnos y luego un cribado a los docentes”, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la Real Casa de Correos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Según el sindicato, “inexplicablemente” en las pruebas de cribado “solo incluyeron al alumnado, dejando fuera al profesorado y demás trabajadores del centro”. Sobre este punto, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha recordado que el coordinador covid determina los contactos estrechos y, en ese caso, “la cuarentena hay que realizarla sí o sí”. “Entiendo que ahora, con los pocos casos que tenemos, a los padres que están vacunados les produce un contratiempo”, ha indicado Escudero en declaraciones a Telemadrid.

Escudero, que también ha defendido la correcta aplicación del protocolo, ha admitido que “llama la atención” que se haya registrado un brote de semejantes dimensiones. “Es una realidad, el virus sigue con nosotros”, ha recalcado el consejero, que ha subrayado que todos los afectados experimentan una “evolución muy favorable”. A día de hoy, según cifras de Educación, hay 3.193 alumnos en cuarentena en la región, lo que supone el 0,25% del total. El número de aulas cerradas son 121, el 0,18%.

El consejero ha recordado que la variante Delta, altamente contagiosa, supone casi el 100% de los casos en la región y “en cuanto encuentra el mínimo resquicio de personas no vacunadas, el contagio se produce”. En la misma línea, ha subrayado que el 90% de los casos de brotes se produce en entornos sociales o familiares, “donde a veces pensamos equivocadamente cercanía afectiva te protege” y es donde más nos relajamos.

Por todo ello, ha llamado a permanecer en alerta a pesar de estar en una fase de control de virus. “La realidad es que seguimos estando en la pandemia y todo indica que vamos por un buen camino, pero tenemos que seguir actuando como indican esos protocolos y, a partir de ahí, pedirles un poco de paciencia y esto pasará”, ha subrayado.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Victoria Torres Benayas

Redactora de la sección de Madrid, también cubre la información meteorológica. Licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra, cursó el máster Relaciones Internacionales y los países del Sur en la UCM. En EL PAÍS desde el año 2000, donde ha pasado por portada web, última hora y redes, además de ser profesora de su escuela entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS