Juan Lobato, nuevo líder del PSOE en Madrid: “Tenemos que tener una contundencia mucho más alta con Ayuso”

El recién elegido secretario general de los socialistas no descarta presentarse como candidato a la presidencia regional en 2023, y reclama modernizar un partido desconectado de los jóvenes

Juan Lobato, nuevo secretario general del PSOE de Madrid, en su casa en Soto del Real, municipio del que fue alcalde.
Juan Lobato, nuevo secretario general del PSOE de Madrid, en su casa en Soto del Real, municipio del que fue alcalde.Víctor Sainz

El nuevo secretario general del PSOE en Madrid, Juan Lobato (36 años) abre a EL PAÍS las puertas de su chalé de Soto del Real. Sentado en el jardín, se observan las huellas de sus dos hijos, niña y niño. Hay un tercero en camino. Quizás por eso defiende con pasión que el PSOE tiene futuro, y plantea su proyecto para recuperar la hegemonía de la izquierda en la región, ahora en manos de Más Madrid, y luchar por la presidencia regional contra el PP de Isabel Díaz Ayuso en las elecciones de 2023.

Pregunta. ¿Se postulará para ser el candidato del PSOE que dispute la presidencia regional en 2023?

Respuesta. No tengo decidido eso. Cuando llegue el momento, no me voy a esconder. En un momento tan difícil, si creo que es lo mejor para el partido, no me voy a quitar de en medio. Todo lo contrario. En este momento no toca decidirlo, pero yo asumo mi responsabilidad. Yo doy un paso al frente en este proceso [de las primarias a la secretaria general] para hacerme cargo del partido en una situación compleja, no para quitarme del medio.

P. Cuando lleguen las elecciones, ¿permitirá usted que la dirección nacional haga las listas o ponga a los candidatos de las principales circunscripciones?

R. Tenemos las ideas muy claras. Entiendo muy bien qué es el PSOE. El PSOE es un partido federal. Y en un partido federal hay posiciones autónomas de cada federación. Madrid es una federación única, por las condiciones económicas, sociales, culturales... que tiene. Por tanto, tiene que tener una posición política propia, claramente, y aportarla al proyecto federal. Y una acción política propia. Y si el PSOE en Madrid asume la responsabilidad de tener una posición política propia; de decir qué quiere para Madrid; de tener una acción política bien definida, contundencia, fiscalización permanente y alternativa política en el Parlamento de Madrid; y tiene liderazgos, aquí no hay nadie que venga, ni a ponerte programas, ni a dirigirte campañas, ni a hacerte listas.

P. ¿Eso es un no? ¿No aceptará injerencias?

R. Es que no son injerencias. Evidentemente un partido federal tiene unos objetivos estratégicos comunes y el PSOE de cada federación se coordina con el federal.

La acción política la vamos a dirigir, definir y ejecutar desde el PSOE de Madrid
Juan Lobato, secretario general del PSOE-M

P. ¿Aceptaría que le dirigieran la campaña, como ocurrió en mayo?

R. Eso no va a suceder. No va a suceder porque tenemos muy claros los objetivos estratégicos. Definir qué modelo queremos ofrecer, tener un trabajo de acción política, basado en la contundencia constructiva de la fiscalización del gobierno de Ayuso, y tener unos liderazgos que estén en el momento de su vida en el que quieran dedicarse con el 100% de intensidad a esta tarea política. Por lo tanto, la acción política la vamos a dirigir, definir y ejecutar desde el PSOE de Madrid.

Juan Lobato, durante la entrevista.
Juan Lobato, durante la entrevista. Víctor Sainz

P. ”La situación es grave, hay riesgo de tener un papel no prioritario”. Eso dijo al presentar su candidatura. ¿Mantiene el diagnóstico?

R. Es un diagnóstico objetivo, es el resultado del 4-M, el peor de la historia. Hay que ser plenamente consciente de que esa es la situación. Cuando más grave es la situación, más esfuerzo hay que hacer y más hay que afinar con las propuestas de cambio. Es importante tener claro el diagnóstico y no cortarnos.

El PSOE no ha tenido la flexibilidad y el ritmo para seguir la evolución social
Juan Lobato, secretario general del PSOE-M

P. ¿No cortarse en qué?

R. No cortarnos en ser autocríticos y conscientes de la realidad.

P. ¿Y cuál es el balance de ese proceso?

R. Creo que el mayor problema que hemos tenido es la desconexión que hemos generado con la mayoría social de progreso que hay en Madrid. Esa desconexión se ha debido a no tener una capacidad de ser flexibles, adaptarnos y ser permeables a los cambios tan rápidos que se han producido en Madrid. Han pasado tantas cosas en Madrid en los últimos 20 o 25 años, de cambios culturales, sociológicos, económicos, demográficos... que el PSOE no ha tenido la flexibilidad y el ritmo para seguir esa evolución social.


P. ¿Quiere decir que el PSOE se ha quedado anticuado en Madrid?

R. Uno de los grandes retos que tenemos es modernizarnos, desde luego.

P. Es decir, que sí.

R. No es solo anticuado en las posiciones y los programas políticos, que han sido muy buenos, sino un poco en la forma de hacer política, que también es un mensaje en sí mismo. En ser capaz de tener un ritmo y una contundencia acorde a la realidad del momento, que no es la misma que hace 30 años. Y esa falta de velocidad, y de entender esos ritmos, es difícil de describir, pero muy fácil de percibir. Es uno de los problemas que ha generado ese distanciamiento que hay entre la mayoría progresista que hay en Madrid y el PSOE.

El PSOE se ha quedado anticuado no solo en las posiciones y los programas políticos, que han sido muy buenos, sino un poco en la forma de hacer política, que también es un mensaje en sí mismo
Juan Lobato, secretario general del PSOE-M

P. ¿La mejor manera de percibirlo sería mirar lo que hace el PSOE, y luego Más Madrid, con respecto al mismo asunto?

R. Lo primero para percibirlo es ver los datos del resultado electoral. Si entre los menores de 40 años somos la cuarta fuerza política, significa que no hemos tenido esa capacidad de identificación y de adaptarnos a la realidad especialmente en esos sectores jóvenes, que son los más dinámicos.

P. El candidato en las tres últimas autonómicas, Ángel Gabilondo, no era un usuario asiduo de Twitter, y probablemente no manejara Twitch o TikTok. ¿Tiene responsabilidad en que el PSOE se haya separado de los jóvenes?

R. Ángel Gabilondo nos llevó en 2015 a estar a un escaño de gobernar, y en 2019 a ganar las elecciones. Era un perfil atractivo para la sociedad progresista, también para la joven. Es verdad que estos dos últimos años, muy complicados para hacer política por la pandemia, como partido no hemos sabido tener esa conexión. ¿A través de utilizar nuevas plataformas? Pues por supuesto. Pero también esa modernidad en los planteamientos y en la forma de hacer política no es solo usar Twitch o TikTok, sino la forma propia en la que haces activismo político, en la que visitas los territorios, la intensidad que pones en los debates parlamentarios.

P. ¿A qué se refiere?

R. La contundencia parlamentaria que hemos tenido estos dos años, frente a la que tenemos que tener... tiene que ser mucho más alta. Planteo para estos 19 meses [hasta las elecciones de 2023] un modelo de contundencia constructiva, que significa fiscalización hasta el último milímetro de la acción de Díaz Ayuso en el Parlamento. Y al minuto siguiente, propuesta socialdemócrata alternativa y solvente. Esa contundencia es muy importante.

P. ¿Qué le copiaría a Díaz Ayuso?

R. Lo que más le valoro es la capacidad de interpretar e identificarse con el estado anímico general en un momento único en la historia en el que estábamos todos deprimidos, hartos [por la pandemia]. Ha sabido ofrecer una luz detrás de la cual, a mi juicio, no hay nada. Ha basado todo en una cosa que no existía.

P. ¿Y a Mónica García?

R. En la etapa anterior, el ritmo de trabajo, la constancia, y su capacidad en un aspecto muy específico, como la sanidad. Ahora tienen otra dinámica. Han cambiado el ritmo. La actitud de contundencia que tenían [en Más Madrid] de forma tan permanente ahora no la están teniendo.

P. ¿Qué herencia le ha dejado a usted el secretario general saliente, José Manuel Franco?

R. Una herencia imprescindible para poder dar el salto que tenemos que dar ahora. Por primera vez en 30 o 40 años hemos conseguido un partido en Madrid unido orgánicamente, con una lealtad absoluta, en la que todo el mundo se siente partícipe, en el que no habido roce de ningún tipo entre los referentes.

Lo que más le valoro a Ayuso es la capacidad de interpretar e identificarse con el estado anímico general en un momento único en la historia en el que estábamos todos deprimidos, hartos. Ha sabido ofrecer una luz detrás de la cual, a mi juicio, no hay nada

P. ¿No se ha roto nada de eso en estas primarias?

R. Ha sido una campaña de guante blanco.

P. ¿Contará con su rival, Javier Ayala, alcalde de Fuenlabrada?

R. Se lo planteé durante la campaña. Es un gigante, un referente claro del PSOE en Madrid. Y hay gente de su equipo muy válida que además está en el momento de su vida en el que implicarse en un reto tan gigante y apasionante.

Juan Lobato, durante la entrevista, en su casa en Soto del Real.
Juan Lobato, durante la entrevista, en su casa en Soto del Real. Víctor Sainz

P. ¿Cómo será su equipo?

R. Paritario, intergeneracional... y a partir de ahí, una generación que asumimos el reto en el peor momento, en el más complicado, de dar un paso al frente y echarnos al partido encima.

P. Todo apunta a que usted sustituirá a Hana Jalloul como portavoz parlamentaria. ¿Contará con ella?

R. Es un activo enorme. Acaba de entrar en la Ejecutiva federal. Necesito que nos ayude.

P. ¿Pero se cambiarán los papeles para que usted la sustituya?

R. Lo tiene que decidir la dirección política que salga del congreso regional [de mediados de noviembre]. Y no es una decisión aislada: hay que tomar decisiones sobre los referentes institucionales, orgánicos, portavoces...

Hana Jalloul es una activo enorme. Acaba de entrar en la Ejecutiva federal. Necesito que nos ayude

P. ¿Cómo garantizará que en las próximas primarias haya una mujer en condiciones de pelear por la secretaría general?

R. Hay que generar espacios en los que las mujeres lideren los temas estratégicos. En mi dirección política, mi idea es que los principales puestos estratégicos y de peso político los ocupen mujeres.

P. ¿Le preocupa que las primarias las hayan decidido menos de 8.000 votantes, y que apenas se hayan movilizado la mitad de los que podían votar?

R. Una cosa es elegir los liderazgos dentro del partido, y otra los liderazgos de candidatos a elecciones. Tenemos la experiencia de Valencia y Barcelona, con procesos abiertos a la ciudadanía. Es un proceso interesante, sirve para vincular a gente, pero es un ejemplo más. En nuestro modelo, cada dos meses habrá reuniones sectoriales abiertas a la ciudadanía. Esos sistemas de apertura del partido, de participación, son clave en esta nueva etapa en la que se pide un nuevo activismo.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS