El kamikaze de la M-50, condenado a ocho años de cárcel

El abogado de Kevin Cui afirma que recurrirá el fallo mientras que la letrada de la familia de la víctima se muestra “satisfecha” con la condena

Kevin Cui, durante la sesión del juicio del pasado 20 de septiembre.
Kevin Cui, durante la sesión del juicio del pasado 20 de septiembre.Kike Para

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado este viernes a ocho años de cárcel a Kevin Cui por la muerte de Víctor López, al que arrolló en el 15 de septiembre de 2019 cuando circulaba en dirección contraria, a gran velocidad y borracho por la M-50. López, un joven de 20 años, se dirigía a su tercer día de trabajo en un hipermercado de San Fernando de Henares. Según han informado fuentes jurídicas, el tribunal condena a Cui, por un delito de homicidio de tipo doloso, con la atenuante de reparación del daño, otro de conducción temeraria y un tercero por conducir bajo los efectos del alcohol después de que el pasado 30 de septiembre el jurado popular lo declarara culpable por mayoría. Se trata del primer caso en la Comunidad de Madrid en el que se sentó en el banquillo a un kamikaze por causar la muerte de otro conductor.

La sentencia de los magistrados de la Sección 26 de la Audiencia sigue así el criterio del veredicto del jurado popular, que consideró probado que el kamikaze de la M-50 era “plenamente consciente” del riesgo para la vida que conllevaba su conducta. Además, se acuerda que se le prive del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante un periodo de nueve años. En concepto de responsabilidad civil, tendrá que indemnizar con 100.000 euros al padre y 110.000 a la madre del joven fallecido. De igual modo deberá indemnizar con 100.00 euros a la pareja de la víctima.

El abogado de Kevin ha adelantado a Europa Press que recurrirá el fallo mientras que la letrada de la familia de la Víctima, Bárbara Royo, se ha mostrado “satisfecha” con la condena impuesta. .

El juicio se celebró entre el 17 y el 27 de septiembre. Inicialmente el acusado dijo que no recordaba nada, solo que tenía sueño y que quería volver a casa tras una noche de copas con amigos. Sin embargo, al hacer uso de la última palabra pidió perdón por su “error” del que aseguró estar “completamente arrepentido”. Tras el juicio, la fiscalía pidió 12 años de cárcel porque contempló la atenuante de reparación de daños por una indemnización de 87.000 euros que el procesado abonó a la familia de Víctor López. La abogada de la acusación particular solicitó 15 años de prisión porque consideraba que esta reparación es de una “estrategia” de la defensa. Los abogados de Cui aseguraron que su cliente “no sabía lo que hacía” por todo el alcohol que había consumido aquella noche y pide un máximo de cuatro años de cárcel por un delito de homicidio imprudente

Esta es la segunda condena de un kamikaze en esta semana. Un acuerdo al que este miércoles llegaron las partes permitirá a la Audiencia de Madrid condenar a siete años de prisión a un joven que en diciembre de 2019 mató a otro conductor en la autovía A-5 tras circular más de 7 kilómetros en dirección contraria después de haber ingerido bebidas alcohólicas y consumido drogas, informa Efe.

La Fiscalía Provincial, el acusado, P.C.M., y la acusación particular alcanzaron un acuerdo antes del juicio que se iba a celebrar ese día por el que el joven será condenado a cinco años de prisión por un delito de homicidio y dos más por un delito de conducción con consciente desprecio para la vida de los demás. También ha sido condenado por un delito contra la seguridad vial y tendrá que hacer trabajos comunitarios y pasar 12 años sin carné de conducir.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS