Sucesos

Detenido un conductor de ambulancia que degolló a un enfermero con un cuchillo en el hospital de Alcalá

El atacante se vistió de uniforme en su día libre y accedió a la sala de estar del personal de Urgencias, donde forcejeó con la víctima antes de clavarle el arma

Una mujer mira anoche el altar en recuerdo del enfermero Sergio García, en el acceso a las urgencias del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares.
Una mujer mira anoche el altar en recuerdo del enfermero Sergio García, en el acceso a las urgencias del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares.DAVID EXPOSITO

Salió de casa con el uniforme de trabajo en su día libre. Dejó el coche en el aparcamiento del Hospital de Alcalá de Henares, en Madrid, y accedió al centro a través de la puerta de Urgencias. Era la hora del cambio de turno. El conductor de ambulancias de 39 años comenzó a recorrer los pasillos de la planta baja, saludó a unos y a otros, hasta llegar a la sala de estar del personal. Allí se encontraba el enfermero Sergio Luis, de 41 años. Los dos compañeros discutieron a voz en grito, algo que se escuchó desde otras estancias del servicio. Entonces, el empleado de ambulancias se abalanzó sobre Luis con un cuchillo y le cortó el cuello. Las maniobras de reanimación resultaron inútiles.

El agresor pudo burlar los controles de acceso gracias a su atuendo. Cuando trataba de escapar de la escena del crimen fue detenido por dos agentes de la Policía Nacional, que custodiaban a un arrestado en el centro. Lo trasladaron a la comisaría de Alcalá de Henares acusado de un delito de homicidio. Especialistas de Policía Científica y del Grupo V de Policía Judicial se personaron para recabar pruebas y determinar qué motivó el crimen. Como causa más probable los investigadores sostienen que se trata de un motor pasional, espoleado por celos y rencillas. Luis, padre de dos hijos, estaba divorciado de otra trabajadora del hospital, mientras que la pareja sentimental del atacante compartía turno con el asesinado.

Tenía el gesto desencajado. Cuando miré el cuchillo, entendí por qué todo el mundo gritaba
Una testigo

La madre de un ingresado relata que el atacante salió con cierta calma del hospital: “Tenía el gesto desencajado. Cuando miré al cuchillo, entendí por qué todo el mundo gritaba”. Psicólogos del Summa están atendiendo a los testigos. También a familiares y compañeros del fallecido. Algunos empleados, que terminaban el turno de trabajo a las tres de la tarde, tuvieron que permanecer en el hospital hasta que la policía terminó de recoger testimonios y analizar pruebas. Este sábado por la noche los trabajadores han colocado crespones negros en las barandillas de los accesos. Un pequeño altar ilumina la entrada al hospital, donde los compañeros del fallecido han colocado velas y flores.

Lazos negros colgaban anoche de las barandillas de acceso a las urgencias del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, en memoria del enfermero fallecido.
Lazos negros colgaban anoche de las barandillas de acceso a las urgencias del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, en memoria del enfermero fallecido.DAVID EXPOSITO

Ramos, velas y cartas que recordaban al asesinado. Sobre el papel que descansa en la improvisada capilla, una de sus compañeras le agradece su labor sindical: “Movió lo imposible para poder solucionar las lamentables situaciones que estábamos sufriendo con la pandemia, movilizándose para buscar ayuda”. Luis militaba en el Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS). Compareció en Televisión Española cuando se supo que una gerente de su hospital proponía quitar el móvil a los pacientes para impedir que rechazaran su traslado al Hospital Isabel Zendal, el centro especializado en coronavirus que la presidenta madrileña ha convertido en su emblema político. “Se está enviando de manera forzosa a profesionales al Zendal”, reprochó entonces Luis.

Estuvo en primera línea durante la pandemia, era un compañero incansable que nos daba ánimos a todos los demás
Una enfermera

El MATS ha emitido un breve comunicado en el que aseguran estar “abatidos por el asesinato de nuestro compañero. Sergio era enfermero de urgencias en el Hospital de Alcalá de Henares. Un trabajador que compatibilizaba su profesión con la defensa de sus compañeras y compañeros como delegado sindical”.

“Estuvo en primera línea durante la pandemia, era un compañero incansable que nos daba ánimos a todos los demás. Le recordaremos como un ejemplo a seguir”, explica en vestíbulo del centro una enfermera que prefiere no evocar los instantes del ataque. “Se hace muy complicado hablar de ello. Fue todo tan rápido...”

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50