URBANISMO

Las grandes obras que transformarán la capital

Ocho proyectos de distinta índole marcarán el año y redibujarán el rostro de Madrid

Recreación del futuro Madrid Nuevo Norte.
Recreación del futuro Madrid Nuevo Norte.

El urbanismo tiene dos tiempos. Los proyectos se fechan en el año de su diseño y al término de su realización. Un hecho como la pandemia puede generar disonancias entre el propósito, pensado en la primera fecha, y los resultados, palpables en la segunda. Está por ver si ese es el caso de las grandes obras que redibujarán Madrid en 2021. Los trabajos enfrentan la reordenación del espacio urbano, abordan el refuerzo del transporte público, las peatonalizaciones, el trazado de nuevas zonas verdes y la ampliación del entorno construido. Ocho proyectos de distinta índole marcarán el año y transformarán a futuro el rostro de la capital.

Obras de remodelación de Plaza España de Madrid.
Obras de remodelación de Plaza España de Madrid.JAIME VILLANUEVA

Plaza de España, nuevo eje verde. La intervención —iniciada en mayo de 2019, tras un gran proceso de participación ciudadana— permitirá dar continuidad peatonal y ciclista a los espacios verdes del entorno de la Plaza de España que hasta ahora permanecían segregados por varias infraestructuras de tráfico. Así ocurría con los Jardines de Sabatini, el Parque del Oeste, el Campo del Moro o Madrid Río. Las obras incluyen la plantación de 1.340 nuevos árboles de más de 50 especies. A la mejora ambiental se añade la reducción del tráfico, que ya puede observarse. El lateral de la torre de Madrid ha perdido los tres carriles para el tráfico, convirtiéndose en un paseo peatonal.

La actuación supondrá, además, clausurar el túnel para coches que enlazaba la Gran Vía con la carretera de Extremadura (A-5). En su lugar se alargará un paso subterráneo que va a conectar Ferraz con la calle de Bailén. En enero comenzará la construcción del tramo más delicado, el que discurre en mina bajo las ruinas del Palacio de Godoy, edificado entre 1776 y 1782 por el arquitecto Francesco Sabatini y recortado en la primavera de 1931. Paloma García Romero, delegada municipal de Obras y Equipamientos, explica que el hallazgo no ha supuesto un retraso significativo: “Cambiamos el plan de trabajo para avanzar en otras zonas mientras en la calle de Bailén se efectuaban las labores arqueológicas”.

Una Puerta del Sol más equilibrada. Los tranvías dejaron de circular por el kilómetro cero en 1949 y en agosto de 2020 terminaron también de hacerlo los vehículos privados. Desde hace cinco meses los coches tienen prohibido acceder al perímetro de la Puerta del Sol. La segunda fase de la intervención comenzará en el primer trimestre de 2021 y busca reordenar el icónico foro, introduciendo nuevos criterios formales que contribuyan a la estabilidad espacial. El diseño, que firma el arquitecto Ignacio Linazasoro, fue el ganador de Piensa Sol, un concurso que el Ayuntamiento y el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) celebraron en 2014.

De acuerdo con este plan, la plaza mantendrá una fuente en el medio, pero las tres conocidas esculturas que la decoran cambiarán de ubicación. La figura ecuestre de Carlos III —una réplica del original, obra del escultor del siglo XVIII Juan Pascual de Mena, que se conserva en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando— abandonará el espacio central y se instalará en un lateral colindante con la Casa de Correos. Frente a ese edificio se instalará la Mariblanca, homenaje a Venus de autoría desconocida que llegó a la capital en el siglo XVII. En el mismo eje que esta estatua se instalará el bronce del Oso y el Madroño, un trabajo del escultor Antonio Navarro Santafé instalado en 1967.

Del mismo modo se acometerá el traslado a un lateral del ascensor acristalado de Adif, conocido como Tragabolas. Organizar las diversas piezas, monumentos incluidos, en los bordes de la plaza, liberará el centro del kilómetro cero. Así lo considera Sigfrido Herráez, decano de los arquitectos madrileños: “No es lo mismo una distribución de las piezas arquitectónicas pensada para el coche que para el peatón”. Y agrega: “Desde que Tierno Galván peatonalizó la calle de Preciados, en 1986, todos los alcaldes de la ciudad se han visto tentados a dejar su impronta en Sol con mayor o menor acierto. Esta vez, la intervención recupera la morfología tradicional de una plaza”.

El bulevar de Joaquín Costa. El desmontaje del paso elevado que unía las calles de Joaquín Costa y Francisco Silvela ha constituido una oportunidad para reurbanizar el eje madrileño. Allí se extenderá un nuevo bulevar flanqueado por un carril bici y un carril bus en cada sentido. Decorará el espacio una muestra escultórica al aire libre, similar a la que luce en el Paseo de la Castellana, 40. Además, el proyecto que presentó el Consistorio recupera la histórica glorieta de López de Hoyos con nuevo mobiliario y jardines infantiles. Se plantarán 330 nuevos árboles en las aceras y la mediana central.

Los trabajos comenzarán en enero y durarán nueve meses. La remodelación otorgará al peatón un 20% más de espacio público, según datos municipales. “La tendencia global es a recortar sitio en la ciudad para el transporte privado”, apunta Alfonso Sanz, urbanista especializado en movilidad y socio de la consultora Gea21. “El problema de actuar por zonas muy concretas es que puede desvirtuarse ese objetivo. A veces se crean oasis libres de coches, pero rodeados de tráfico”. El aspecto final de Joaquín Costa quiere asemejarse al trazado del Plan Castro que urdió el ensanche de la capital a mediados del siglo XIX.

Madrid Nuevo Norte echa a andar. El proyecto que transformará el norte de la capital dará sus primeros pasos. La gran operación de regeneración urbana actuará sobre unos 2,65 millones de metros cuadrados a lo largo de 5,6 kilómetros. Se construirán 348 edificios, de los que un 60% serán oficinas y el 35% viviendas, además de equipamientos públicos. Los planes de Distrito Castellana Norte (DCN), la empresa concesionaria, pasan por cubrir las vías férreas de la estación de Chamartín durante la primera mitad de 2021. Las obras de urbanización en la zona de Las Tablas sucederán a mediados de 2022 y la edificación tendrá lugar durante 2023.

La gran estación del norte de la capital se reformará para ampliar la playa de vías (de 20 a 31) y convertirse en otro gran núcleo de la alta velocidad española, con lo que los AVE no finalizarán en Atocha, sino que seguirán hasta este punto. Chamartín planea convertirse en una gran red de transporte público hiperconectado, que también dará acceso al tren de cercanías, metro, autobuses urbanos e interurbanos y a una pionera línea de autobús de alta capacidad y prioridad semafórica. Todo ello a unos 15 minutos del aeropuerto internacional Adolfo Suárez-Madrid Barajas. “Es la estación la que da sentido a este proyecto y la que lo convierte en algo verdaderamente único para la ciudad”, alaba Álvaro Aresti, presidente de DCN.

Grúas de gran tonelaje operando en la reforma del estadio Santiago Bernabéu.
Grúas de gran tonelaje operando en la reforma del estadio Santiago Bernabéu.KIKE PARA

Obras en la catedral blanca. La reforma del estadio Santiago Bernabéu es un misterio. El Real Madrid ha impuesto un silencio informativo sobre el avance de las obras que convertirán su casa en un volumen de acero curvilíneo con aspecto futurista. Desde el club evitan apuntar una fecha oficial sobre su culminación. Sin embargo, los aficionados que miran con lupa el desarrollo de los trabajos advierten de inesperados avances diarios. Como durante meses no hubo partidos a causa de la pandemia, todo va más rápido de lo previsto. Javier Caireta, madridista de 25 años, acumula 300 vídeos en Youtube comentando la reforma.

En el último de ellos, colgado el 24 de diciembre, el forofo prevé que para principios de enero el esqueleto de acero del fondo norte estará armado. Preguntado el mes pasado, Enrique Azipilicueta, arquitecto deportivo que participó en el diseño del Wanda del Atlético de Madrid, estimaba que las obras del Bernabéu podrían finalizar en 2021 “si no tienen problemas de suministro y quieren apretar”. El proyecto en construcción, con Tristán López-Chicheri a la batuta, incluye la instalación de una cubierta retráctil. El centro comercial ubicado hoy en la esquina Este se derribará para acoger la ampliación del vuelo.

La circunvalación verde. Una gran corona forestal conectará las áreas naturales de El Pardo, al norte de la capital, con los cursos bajos de los ríos Manzanares y Jarama, al sureste. El proyecto, fruto de los Pactos de la Villa firmados por todos los grupos municipales, se ha denominado Bosque Metropolitano y abarcará 14.200 hectáreas. El primer ejemplar se plantó el 9 de diciembre en el Campo de las Naciones. “Este bosque nos trasciende a todos nosotros”, dijo en el acto Begoña Villacís, vicealdaldesa de Madrid. La nueva circunvalación verde tardará unos 12 años en terminarse. Más de dos decenas de puentes cohesionarán las piezas de un territorio surcado por kilómetros de autovía.

Árboles donde se alzó un estadio. Una infraestructura de más de 600 metros de longitud cubrirá la carretera M-30 a su paso por el solar que dejó el estadio Vicente Calderón. El plan saldrá a licitación pública en los primeros meses de 2021 para comenzar su ejecución a partir del verano y acabar 21 meses después. La remodelación de la zona que se inició con la demolición del templo rojiblanco incluye un nuevo desarrollo residencial. Supone, además, la culminación peatonal y paisajística del parque Madrid Río. La solución proyectada mantiene en planta el trazado actual de la autovía que une las dos bocas del túnel existente, permitiendo la entrada desde la calle San Epifanio.

Un vecino de Madrid disfrutaba del verano de 2018 en una terraza desde la que ven las obras en la estación de metro de Gran Vía.
Un vecino de Madrid disfrutaba del verano de 2018 en una terraza desde la que ven las obras en la estación de metro de Gran Vía.Kike Para

Metro en la Gran Vía. Las obras de la estación, que empezaron en agosto de 2018 y debían haber acabado en abril de 2019, parecen llegar a su fin. El Consistorio asegura que el servicio se restablecerá el próximo verano. El coronavirus aplazó la inauguración y antes lo hizo el hallazgo de unos restos arqueológicos que desbarataron los planes del suburbano. Bajo tierra, enterrados desde hace casi un siglo, se encontraron los anclajes del famoso ascensor diseñado en 1919 por el arquitecto Antonio Palacios, que marcó el aspecto de la Gran Vía madrileña mediante un templete moderno coronado con techo ondulado. Como homenaje, el nuevo acceso al metro reproducirá la obra de Palacios.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50