Detenido por grabar desnuda a su hija para simular un secuestro y cobrar rescate

El hombre, que llevaba presuntamente tres años agrediéndola sexualmente, la asaltó por la espalda cuchillo en mano en el salón, preparó vídeos y exigió 1.000 euros

Imágenes del ordenador del hombre que supuestamente agredió sexualmente a su hija durante tres años y la secuestró para cobrar el rescate.
Imágenes del ordenador del hombre que supuestamente agredió sexualmente a su hija durante tres años y la secuestró para cobrar el rescate.POLICÍA NACIONAL / Europa Press

El asalto a la casa, el encapuchado con el cuchillo, el secuestro, las imágenes de la niña pidiendo auxilio y rescate delante de la pantalla de su propio móvil… Todo era mentira. Un burdo montaje de un padre para conseguir 1.000 euros, según la Policía.

La Policía Nacional ha detenido a un hombre en el distrito de Carabanchel de Madrid por simular el secuestro de su propia hija de 17 años y pedir un rescate de 1.000 euros por su liberación. El padre además llevaba tres años agrediéndola sexualmente, según han sabido los agentes. Detuvieron también a la madre, puesta posteriormente en libertad con cargos, por estar al corriente de esos abusos. La menor fue agredida, narcotizada y amordazada por su progenitor, que la grabó en vídeo desnuda. Después se mandó esas imágenes a sí mismo al teléfono como parte del plan para tratar de simular el secuestro y conseguir cobrar ese dinero en una cuenta corriente.

La pesquisas policiales se pusieron en marcha el pasado 14 de octubre, cuando una joven alertó al teléfono 091 de que se estaba produciendo un asalto en el domicilio donde residía su hermana junto a sus padres en el distrito de Carabanchel, informa el cuerpo en una nota de prensa. La joven contó que su progenitor la había llamado por teléfono diciéndole que “acababa de recibir unos vídeos en los que su hermana aparecía desnuda y amordazada y que le pedían una transferencia de 1.000 euros para liberarla”. Los policías confirmaron lo dicho por la hija y lo corroboraron con el testimonio del padre, que relató que “había recibido videos e imágenes de su hija maniatada y amordazada, al tiempo que le exigían una transferencia bancaria para liberar a la menor”.

Los agentes se encontraron a la menor “tumbada en la cama con actitud somnolienta y desorientada, así como con un profundo corte en la mano”. Fue ella la que explicó que estaba en el salón casa cuando fue atacada “por la espalda por un varón que portaba un cuchillo de grandes dimensiones que, tras un forcejeo, la maniató y tapó la cabeza”. Añadió que fue “obligada a desnudarse y a ser fotografiada, así como a grabar mensajes con su propio teléfono, pidiendo auxilio a sus padres para que proporcionaran al agresor 500 euros cada uno y así evitar que la raptaran”. Denunció además que el agresor se fue con su teléfono móvil, un ordenador portátil, una tablet, dinero en efectivo y una tarjeta de débito. El avance en las investigaciones llevó sin embargo a destapar el montaje.

En el lugar de trabajo del hombre se le intervino un terminal móvil con vídeos de contenido sexual sobre su hija y dinero en efectivo. En el domicilio del arrestado hallaron el teléfono y los demás objetos robados a la menor así como lo que consideran otras pruebas: bridas, cinta de carrocero, cuerdas, sustancias farmacológicas y material de almacenamiento informático, añade la nota. También intervinieron “numeroso material de almacenamiento informático y diversos elementos con los que simuló el asalto a su propia vivienda”. Las investigaciones han permitido determinar que la menor llevaba alrededor de tres años siendo agredida sexualmente por su progenitor con el conocimiento de la madre.

Más información

Lo más visto en...

Top 50