Apuesta por el volante en Madrid

El informe de movilidad del Ayuntamiento muestra un cambio de tendencia tras la pandemia: el coche privado es ahora el principal medio para desplazarse

Una estacion de bicis de Bicimad, en el parque de El Retiro.
Una estacion de bicis de Bicimad, en el parque de El Retiro.Samuel Sanchez

Si hay que desplazarse ahora, que sea en coche o en bici. Los ciudadanos de Madrid han variado sus preferencias a la hora de moverse. La razón principal es el impacto que ha causado y está causando la pandemia en Madrid. Los últimos datos indican que la ocupación hospitalaria alcanza ya el 19%, 10 puntos más que hace solo un mes. El miedo a contagiarse en el transporte público, pese a que la Comunidad insiste en que es un medio muy seguro, ha provocado una caída en el uso de los autobuses y el suburbano, que se sitúan como la tercera opción para desplazarse por la capital. La primera opción para los madrileños es el coche privado. La segunda, las bicis y a pie. Los datos se conocieron ayer en un informe de movilidad elaborado por el Ayuntamiento.

Más información
Madrid pondrá tarifas variables de aparcamiento en función de la polución
Dvd 1018  9/9/20
Solar del patio Maravillas ubicado en la calle Antonio Grilo.
KIKE PARA.
Los datos sobre la okupación en Madrid que desmienten la alarma de Almeida y de Vox

Las quejas por las aglomeraciones en los vagones de Metro han sido una constante desde el levantamiento del estado de alarma este verano. Metro asegura que cumple con la normativa: mascarillas obligatorias desde antes de que se impusieran, sistema de apertura de puertas automáticas, desinfección diaria, límite del aforo a tres personas por metro cuadrado e incluso un sistema automatizado para controlar y limitar el acceso a la red cuando se supera el aforo previsto. Algunas imágenes, denunciadas por los usuarios en redes sociales y en varias estaciones, muestran lo contrario.

El temor a ser contagiado en el suburbano ya ha tenido la primera consecuencia. El transporte público ha caído de la primera a la tercera posición. Casi cinco de cada diez desplazamientos que se producen en Madrid (el 44%) se realizan en coche. El vehículo privado es el principal medio de transporte. ¿Un cambio de ciclo? No está claro. El estudio indica una fotografía de este momento, pero todavía no muestra un cambio de tendencia. El Ayuntamiento insiste en que hay que esperar a los próximos meses para observar la evolución.

Tras el fin del estado de alarma y el inicio de la actividad escolar, Madrid ha recuperado el pulso de sus calles. Los desplazamientos se desplomaron hasta un 85% durante el estado de alarma. Tras la desescalada, el ruido de los coches y los cláxones está de vuelta, pero a un ritmo lento. En cifras generales, la ciudad ha recuperado dos tercios de su movilidad habitual. Es decir, si se comparan los datos de agosto y septiembre del pasado año con los datos de este año, se ha producido un descenso de más de tres millones de desplazamientos. De 9,3 a 5,8. A esto se suma el cambio de tendencia. Si antes de la pandemia el transporte público era el medio más utilizado para desplazarse por Madrid con un 36% de los trayectos, ahora la cifra se sitúa en un 25%.

En bici o a pie

A este nuevo dibujo se suman las bicis que, sorprendentemente y pese a los pocos carriles bicis que tiene la ciudad, en comparanción a otras grandes urbes, cada vez se usan más. La bicicleta y los paseos ya son el segundo medio de transporte con un 32% de los desplazamientos. “Como equipo de Gobierno, nuestra intención pasa por fomentar el transporte público”, ha indicado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, tras el consejo de Gobierno municipal, donde el concejal de Medio Ambiente, Borja Carabante, ha dado a conocer el estudio. “Hay que dar confianza y seguridad”, insistió.

La Comunidad hizo públicos los datos del uso del metro en esta última semana. La demanda creció un 11,5% este miércoles en comparación con el mismo día de la semana pasada. Las cifras coinciden con la vuelta a las aulas. Sin embargo, los datos muestran un descenso de 2,5 millones de viajeros respecto al mismo día del año pasado.

Sobre el aumento de la polución, el Ayuntamiento es cauto. Por el momento, no se ha estudiado el efecto de este cambio de tendencia en al aire de la ciudad. “Para conocer ese dato necesitamos más tiempo. En la calidad del aire influyen más parámetros, como la meteorología”, ha indicado la portavoz municipal.

"Nuestra prioridad es que la acera sea para los peatones"

El informe, además del aumento del coche privado por las calles de Madrid, muestra a la bicicleta como el segundo medio de transporte más utilizado tras la pandemia. Bicimad, la empresa pública de bicis, ha incrementado su uso. Solo en septiembre registra un aumento del 10% con respecto a 2019. A esto se suma el incremento de junio y julio con un 14%.

Estos datos se conocen tras las declaraciones del alcalde, José Luis Martínez Almeida, en el debate sobre el estado de la ciudad de este miércoles. Durante su comparecencia, Almeida anunció una nueva ordenanza municipal de movilidad que afectará al uso de las bicis. Madrid prohibirá aparcarlas en la calle durante el primer trimestre de 2021. La idea del Gobierno todavía es difusa. No ha aclarado si la medida afectará a las bicicletas de alquiler que los madrileños pueden encontrar por las calles o a las bicicletas particulares que tienen en sus casas. Las dos opciones están sobre la mesa. “La idea del equipo de Gobierno es que la acera sea uso preferente para los peatones”, indicó la portavoz en la rueda de prensa de ayer. De incluirse este cambio en la normativa, las bicis particulares no podrán ser aparcadas en la acera. O lo que es lo mismo: solo servirán para hacer deporte en el parque y no para desplazarse.


Sobre la firma

Manuel Viejo

Es de la hermosa ciudad de Plasencia (Cáceres). Cubre la información política de Madrid para la sección de Local del periódico. En EL PAÍS firma reportajes y crónicas desde 2014.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS