Opinión
i

La resistencia del centro de Madrid

Es necesario desconcentrar el turismo e invitar a que también se conozca Vistalegre o las puestas de sol del Cerro del Tío Pío en Puente de Vallecas

Enma López Araujo
Una turista en el centro de Madrid este martes.
Una turista en el centro de Madrid este martes.Mariscal / EFE

Desde hace años, el centro de Madrid se ha convertido en un parque temático. Una burbuja turística que podía permitirse el lujo de cobrar cafés a cuatro euros y vender paella congelada a precio de oro, dedicada al turista de una noche, ese que no vuelve y que, le dieran lo que le dieran, regresaba a su gélido hogar encantado. Sangría, paella y noches de 25 grados. Nada podía salir mal....

Más información