LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El concierto sorpresa de Alejandro Sanz costó 40.000 euros aunque el artista renunció a su caché

El Ayuntamiento explica que la factura corresponde al pago a sus músicos y gastos de producción

José Luis Martínez-Almeida entrega a Alejandro Sanz una fotografía del día del concierto en el puente. En vídeo, imágenes del concierto del cantante compartidas por Martínez-Almeida en las redes sociales.VICTOR SAINZ | TWITTER

El Ayuntamiento de Madrid ha homenajeado a Alejandro Sanz por su trayectoria profesional, primero el fin de semana bautizando el puente de Moratalaz -distrito en el que nació- con el nombre de una de sus canciones más míticas y transmitiendo un miniconcierto de tres canciones en varias pantallas de la ciudad, y este jueves con un contenido homenaje en la Caja de la Música de Cibeles. Un embajador “oficioso” de una capital que con la pandemia “ha quedado tocada, pero no hundida”, en palabras del alcalde José Luis Martínez-Almeida. Tocada está, por eso el martes todos los partidos políticos ratificaron en un acto lleno de grandilocuencia los denominados Pactos de la Villa, para reconstruirla social y económicamente. Para eso precisamente, dice el Gobierno municipal, ha invertido 39.920 euros en pagar el miniconcierto de las tres canciones que Sanz tocó por sorpresa sobre la M-30 el domingo. El músico renunció a su caché, indicó un portavoz del Consistorio.

“Así fue su regalo a Madrid desde su Moratalaz”, tuiteó una hora después el alcalde, un tuit que recordaba las imágenes del concierto del domingo sobre el puente, al que solo asistieron él, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, miembros de la Corporación municipal. “El importe del contrato se corresponde a los costes de producción de la actuación musical de Alejandro Sanz”, ha explicado este jueves un portavoz del Ayuntamiento. “En los mismos se incluyen los honorarios de los músicos que acompañan a Alejandro Sanz, así como los logísticos, de alquiler de equipos, etc”.

El Gobierno municipal considera que el valor y el impacto que en solo tres días ha tenido en medios nacionales e internacionales “supera con creces el monto del contrato”

El documento con el contrato, que debe ser público, se encuentra en la Plataforma de contratación del sector público en la pestaña de Madrid Destino. Ahí especifica que el objeto del contrato, publicado el mismo domingo a las 10.45, es para una “representación artística del artista conocido con el nombre artístico Alejandro Sanz para la inauguración de la placa conmemorativa del puente de Moratalaz con el título de la composición musical Corazón Partío de la que es autor”. El adjudicatario del contrato es Gazul Producciones, una compañía de management y producciones que trabaja, entre otros artistas, con Sanz.

El Ayuntamiento ha subrayado que el artista madrileño actuó sin cobrar ningún honorario. “Además, ha cedido gratuitamente los derechos de la grabación de la actuación para destinarlos a la promoción turística de la ciudad. También ha cedido gratuitamente a Madrid Destino el uso de su imagen en el material audiovisual que no es específicamente la grabación musical para promoción de la ciudad, nacional e internacional”. El Gobierno municipal considera que el valor y el impacto que en solo tres días ha tenido en medios nacionales e internacionales “supera con creces el monto del contrato”. Además, va a utilizar estos materiales en su estrategia de recuperación de la imagen turística internacional de la ciudad.

Un homenaje merecido, insisten, y un embajador deseado, sin duda. El cantante, afincado en Miami (Florida) desde hace 17 años, logró regresar a España justo antes del estado de alarma y ha pasado en Madrid el confinamiento. Durante este tiempo ha colaborado con diferentes personalidades de la cultura (como Pedro Almodóvar, Penélope Cruz y Javier Bardem) en la donación de mascarillas a residencias de ancianos y hospitales y de alimentos.

El concierto sorpresa se celebró el domingo y se proyectó por diferentes pantallas en diferentes rincones de la ciudad. En Callao o en el Wanda Metropolitano, los viandantes pudieron ver cómo el cantante, nacido en Moratalaz en 1968, se subía para cantar tres de sus canciones más conocidas (Viviendo Deprisa, Yo canto para alguien como tú y Corazón Partío) en el puente de la M-30 en el que soñaba cuando era joven y todavía no era nadie en el mundo de la música. Contó que por aquel entonces deseaba que las luces de aquellos coches fueran personas, aquellas que iban a ir a verle a sus conciertos, y que allí pidió deseos inalcanzables que con el tiempo se hicieron realidad. “Es el puente de los deseos”, insistió este jueves en Cibeles ante un público político entregado. El alcalde, la vicealcaldesa, que recordó que cuando cursaba COU ya era fan del artista junto a sus amigas, o el portavoz socialista, Pepu Hernández, arroparon al cantante, se hicieron fotos con él y le dedicaron palabras de agradecimiento por vender la ciudad por todo el mundo.

En el acto de este jueves, Alejandro Sanz fue agasajado frente a su hija Manuela, recién aterrizada de México, y a todos los portavoces de los grupos municipales, que le rodearon nada más terminar el acto para hacerse una fotografía. “Formas parte de Madrid y ahora cada vez que pasemos por ese puente, será el puente del corazón partío”, le recordó la vicealcaldesa. La placa honorífica que desde el domingo está atornillada al puente de los deseos (cumplidos) de Sanz, amaneció el lunes, un día después de ser colocada, vandalizada, con pinturas y grafitis.

Más información

Lo más visto en...

Top 50