La decana de los arquitectos de Madrid compara la práctica de Monasterio con la de “un médico que firma sin título”

Belén Hermida critica por primera vez a la dirigente de Vox, dos días después del archivo en su colegio de la investigación por intrusismo

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, la semana pasada en Valencia ante los periodistas.
La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, la semana pasada en Valencia ante los periodistas.Rober Solsona / Europa Press

La decana de los arquitectos madrileños, Belén Hermida, ha criticado este viernes el comportamiento del que se ha acusado a la líder de Vox Rocío Monasterio, quien según las pruebas se hizo pasar durante siete años por arquitecta sin serlo realmente.

Hermida ha comparado las prácticas de Monasterio con las de intrusos en otras profesiones que tienen una protección especial por afectar a derechos básicos. Ha dicho que firmar un plano diciéndole a un cliente que es arquitecto es asimilable a "un médico que firma cuando no está titulado o no está colegiado, o cuando un abogado ejerce sin tener la correspondiente titulación”. Respondía a una pregunta de un periodista que le pidió que definiera el comportamiento de un arquitecto que se comporta de ese modo. “Es una irregularidad, claro, no es otra cosa. Por supuesto. Yo creo que eso no se ha puesto en duda en ningún momento”, añadió.

La decana ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM), por la crisis abierta entre otros motivos debido a la gestión, muy criticada, que ha hecho del caso. Siete de los 14 miembros de su junta de gobierno han dimitido este viernes. EL PAÍS ha desvelado en una serie de reportajes desde octubre que Monasterio firmó planos para clientes sin haber terminado la carrera y que se presentó ante periodistas como arquitecta. Los hechos ocurrieron entre 2002 y 2009, antes de que Monasterio terminara la carrera de arquitectura y se colegiara.

El COAM no ha entrado en el fondo del asunto por cuestiones de forma. Dos órganos de arquitectos seleccionados por sorteo, la Comisión Deontológica y la Comisión de Recursos, desestimaron una denuncia del arquitecto y concejal de Más Madrid José Manuel Calvo. Este miércoles se conoció el archivo definitivo por el segundo de estos órganos, que dijo que no podía examinar los hechos de hace más de una década porque cualquier posible infracción habría prescrito.

Monasterio ha tratado de crear confusión sobre el verdadero sentido del archivo, presentándolo como si el COAM le hubiera dado la razón. En un tuit este miércoles tachó a este periódico de “panfleto”. En entrevistas desde entonces se ha sentido reivindicada y lo ha usado para hacer proselitismo: “El concejal de Más Madrid ha utilizado el Colegio de Arquitectos de una forma vergonzosa”, le dijo este jueves a Telemadrid. “Como les pasa a muchos de la izquierda que no han trabajado en su vida, no entienden que antes de terminar la carrera hayamos empezado a trabajar”.

Otros miembros de su partido como Javier Ortega-Smith, secretario general de Vox, la han defendido tras el archivo de la denuncia.

La decana de los arquitectos de Madrid, vista por muchos en el gremio como la voz más autorizada para condenar el intrusismo, ha dicho que no se pronunció antes para no interferir en la investigación. Esta postura le valió duras críticas porque los arquitectos sabían que el caso sería archivado por prescripción.

Este miércoles ya hubo un cambio de actitud. El COAM publicó un comunicado en el que, sin mencionar a Monasterio, atacó el intrusismo profesional.

“Los hechos publicados en los últimos meses en los medios de comunicación han causado una gran preocupación en el seno del COAM por la repercusión negativa que tienen para la imagen y reputación de los arquitectos en la sociedad, por lo que desde el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid se quiere dejar constancia de que se seguirá trabajando para adoptar las medidas necesarias que aseguren la práctica del ejercicio profesional con todas las garantías”, decía el texto.

Más información

Lo más visto en...

Top 50