La crisis del coronavirus

La Asociación para a Defensa da Sanidade denuncia que muchos profesionales siguen sin hacerse el test

El colectivo, integrado por sanitarios, califica la campaña de “gasto innecesario” en un “momento de grave crisis sanitaria” y ve “indignante y patético” que la Xunta gaste un millón en poner su logo a las mascarillas

María López, de 100 años, realiza una videollamada con su familia que vive en Canadá después de regresar a la residencia San Carlos de Celanova al dar negativo. Previamente pasó por varios centros por dar positivo al principio de la crisis sanitaria.
María López, de 100 años, realiza una videollamada con su familia que vive en Canadá después de regresar a la residencia San Carlos de Celanova al dar negativo. Previamente pasó por varios centros por dar positivo al principio de la crisis sanitaria.Brais Lorenzo / EFE

La Asociacion Galega para a Defensa da Sanidade Pública asegura que la campaña de test rápidos llevada a cabo por el Sergas en la comunidad “sobrecargó aún más” la actividad de los centros de atención primaria, “especialmente del personal de enfermería”. Mientras tanto, dice el colectivo integrado por sanitarios, buena parte de los profesionales sigue sin poder realizarse las pruebas.

Según la plataforma, que hizo público un comunicado ante la decisión de la Xunta de no seguir adelante con un estudio epidemiológico que estaba dando negativo en la inmensa mayoría de los casos, el sondeo de incidencia del coronavirus “no responde a un diseño estadístico serio y eficiente”. Estos profesionales defienden que “un numero muy inferior de pruebas sería estadísticamente suficiente para conocer la extensión de la infección entre la población”.

Además, la plataforma denuncia que la realización de la campaña “supone un gasto innecesario en un momento de grave crisis sanitaria y económica”. Esta situación social desencadenada por la pandemia “debería obligar a concentrar los esfuerzos y el gasto en los problemas de salud más importantes”, defienden los médicos críticos con el plan de la Xunta. Y los sanitarios citan, por ejemplo, “la enorme mortalidad en residencias de mayores en manos de fondos de inversión multinacionales y organizaciones de algunos grupos eclesiales”. Además, lamentan estos profesionales, “resulta indignante y patético que la Xunta de Galicia gastara más de un millón de euros para poner su logotipo a unas mascarillas que se reparten”.

“Mientras llevaban a cabo de manera innecesaria estas miles de pruebas”, afirma la Asociación para a Defensa da Sanidade Pública, “una buena parte del personal sanitario sigue sin realizarlas”. Esto, comenta el colectivo, “pone en riesgo la salud de pacientes y la actividad de los centros”. “Rechazamos esta basta utilización de una gravísima crisis sanitaria y social, con la única finalidad de obtener réditos electorales”, lamentan los profesionales. “Resulta indignante y patético que la Xunta de Galicia gastara más de un millón de euros para poner su logotipo a unas mascarillas que se reparten a la población”, concluye la plataforma.