ELECCIONES COMUNIDAD DE MADRIDAnálisis
i

La victoria de la izquierda y otras sorpresas posibles, según las encuestas

El resultado más probable es una mayoría del PP y Vox, pero hay espacio para la supervivencia de Cs, para el empate y hasta para un éxito imprevisto de PSOE, MM y UP

Un resumen de las sorpresas posibles en las elecciones del 4-M. / EL PAÍS
Un resumen de las sorpresas posibles en las elecciones del 4-M. / EL PAÍS

El resultado más probable del próximo martes es una mayoría del PP y Vox. La predicción de EL PAÍS les da entre el 70% y el 80% de probabilidades de ganar, que es una ventaja considerable: más o menos la que tiene un futbolista desde el punto de penalti. Pero eso no es un 100%. Los sondeos dejan espacio para empates, para la entrada de Ciudadanos y para la victoria por sorpresa de la izquierda, que ocurriría 1 de 6 veces, como si tuviesen que lanzar un dado y rezar por un seis.

Las sorpresas son una posibilidad. Nos fijamos en las encuestas porque predicen mejor que cualquier alternativa, pero son una aproximación. Gracias a los sondeos sabemos algunas cosas con gran seguridad, como que muchos votantes de Vox volverán al PP, que Ciudadanos perderá la mayoría de sus votos o que Más Madrid se impondrá muy probablemente a Podemos. Pero no hay que esperar que los sondeos sean exactos y respondan incógnitas que dependen del 3% de los madrileños: no saben tanto. Por eso nuestros pronósticos se expresan con probabilidades, para subrayar la incertidumbre. Y por eso hoy, a dos días de las elecciones, abordamos las posibles sorpresas.

1. La victoria de la izquierda

Las encuestas colocan al PP y Vox con un 50% de votos, por un 45% de la suma de PSOE, Más Madrid y Podemos. Es decir, la izquierda necesita quitarle tres puntos a la derecha para imponerse 48% a 47% y sumar 69 escaños, número de representantes que marca la mayoría absoluta.

El vuelco que necesita la izquierda puede venir de dos maneras. La primera, la más comentada durante la campaña, es una movilización masiva de su electorado. Pero esa vía exige una activación tremenda y creo que hay otra opción más fácil: que las encuestas simplemente se equivoquen. Puede ser que la izquierda lleve semanas por delante, y los sondeos, por un problema en sus muestras o de otro tipo, no lo hayan captado con sus entrevistas y estimaciones. Los errores de ese tipo no son la norma, pero ocurren. Pasó en la muy recordada victoria de Donald Trump de 2016, pero también en las elecciones andaluzas de 2018: la derecha ganó esos comicios aunque las encuestas le daban ocho puntos menos que al PSOE y Podemos.

Según mis cálculos, teniendo en cuenta el error típico de los sondeos en España, la probabilidad de que se equivoquen tanto como necesita la izquierda es del 16%: pasaría 1 de cada 6 veces.

2. El empate a 68

Como la Asamblea regional reparte un número par de escaños (136), puede pasar que la izquierda mejore sus encuestas, pero no lo suficiente: el reparto puede quedar con 68 escaños para el PP y Vox, y otros 68 escaños para el PSOE, Más Madrid y Podemos.

Con este resultado, lo normal es que hubiese un bloqueo y presumiblemente una repetición electoral. Es un escenario un poco exótico, pero no tanto: cuando he simulado las elecciones del martes miles de veces, los empates ocurre 1 de cada 25 veces.

3. La supervivencia de Ciudadanos

Los últimos sondeos colocan al partido de Edmundo Bal con el 3,8% de votos y prácticamente todos creen que probablemente no tendrá representación. Pero el umbral del 5% no le queda tan lejos, y si por sorpresa lo alcanzase, lograría siete escaños que podrían ser decisivos.

La entrada de Ciudadanos deja todo en el aire. Es posible que no cambiase nada, porque el PP y Vox podrían tener una mayoría entre los dos igualmente. Pero también podría darse el caso de que los siete escaños del partido acabasen siendo necesarios para completar cualquier suma a su derecha o su izquierda.

¿Cómo de probable es su entrada? Para un partido de su tamaño, el error de 1,2 puntos que necesita solo ocurre el 20% de las veces. Además, la tendencia de Ciudadanos ha sido negativa —han ido hacia abajo en la campaña— y eso reduce sus posibilidades.

4. Debilidad en Podemos o Vox; auge en Más Madrid

Después de Ciudadanos, el segundo partido más cerca del umbral del 5% es Unidas Podemos. La formación rondaba el 5%-6% en las encuestas de principios de marzo, pero la decisión de Pablo Iglesias de presentarse sirvió para espantar ese fantasma y elevó a la formación hasta el 7,3% actual. ¿Cómo de raro sería verlo sin representación? Es poco probable, pero no impensable, el 10% de las veces el partido se cae de ese umbral, queda sin escaños y evapora las opciones de la izquierda.

Algo más difícil es que esa sorpresa ocurra con Vox, que ahora mismo ronda el 9% de los votos. ¿Qué pasaría? La izquierda estaría más cerca de lograr mayoría solo con mejorar un poco sus sondeos. Pero también podría darle la mayoría al PP: si reducimos el voto de Vox hasta el 4,5%, pero transferimos al PP los cinco puntos que pierde, los populares sumarían hasta un 46% que bien podría darles la mayoría.

La penúltima sorpresa es que Más Madrid supere al PSOE. Los sondeos mantiene a los socialistas cinco puntos por delante (21% frente a 16%), así que lo probable es que el PSOE resista, pero las opciones de Más Madrid no son para nada despreciables: tiene 1 de 6 opciones, y en realidad alguna más, porque la tendencia es a su favor.

5. La sorpresa de que no haya sorpresas

El próximo martes lo probable es que el resultado no se desvíe muchísimo de las encuestas, que el PP y Vox sumen unos 72 escaños y que tengan una mayoría para gobernar si se ponen de acuerdo.

Un resultado parecido al anterior no sorprenderá a nadie, pero es divertido pensar en lo dificilísimo que es acertar el resultado exacto. En las 25.000 simulaciones que hice el viernes el caso que más se repitió estaba cerca de la media de sondeos: 59 escaños para el PP, 31 para el PSOE, tanto para Más Madrid, etcétera. Lógico. Sin embargo, hay algo desconcertante en comprobar que ese resultado preciso —¡el más probable!— apenas se repitió en 12 de mis 25.000 elecciones virtuales. Había un montón de simulaciones parecidas, pero distintos en un detalle, con 58 escaños del PP y 32 del PSOE, o con otra pequeña permutación.

Lo cierto es que en unas elecciones suele haber imprevistos. Eso es previsible. Y explica una pequeña trampa que hacemos muchos al hablar de pronósticos: puedes apostar diciendo que el martes “alguien se va a llevar una sorpresa”, porque eso es fácil de predecir, lo difícil es acertar con cuál.

Suscríbete aquí a la ‘newsletter’ de Kiko Llaneras donde analiza y explica la actualidad con datos y gráficos.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50