_
_
_
_

Un juzgado anula la resolución de Castellón que retiró la cruz del parque Ribalta por ser un vestigio franquista

La Sala alega que es una cruz “desnuda, carente de inscripción alguna que permita considerarla como uno de los elementos de exaltación de la dictadura”

La cruz del monumento a los Caídos de Castellón
La cruz, justo antes de los trabajos de su retirada de la cruz del Parque Ribalta de Castelló en agosto de 2022.Doménech Castelló (EFE)

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Castellón ha declarado nula la resolución de la Concejalía de Memoria Democrática del Ayuntamiento de Castelló, por la que se ordenó la retirada de la Cruz del Parque Ribalta, estimando así el recurso interpuesto por la Asociación de Abogados Cristianos y Luciano Ferrer (Vox). La cruz se retiró en agosto de 2022 por ser un vestigio franquista y en aplicación de la ley de Memoria Democrática en una decisión adoptada por el anterior gobierno municipal, formado por el PSPV-PSOE y Compromís. Ahora, gobiernan el PP y Vox.

La Sala alega que la Cruz del Parque Ribalta es una cruz “desnuda, carente de inscripción alguna que permita considerarla como uno de los elementos de exaltación de la dictadura franquista”. Por ello, -añade- aunque la parte demandada alega que es un punto de encuentro o lugar de concentraciones para exaltar el franquismo en fechas concretas, “ello no es motivo suficiente para vincular dicho símbolo como signo de exaltación de la Guerra Civil y la dictadura”.

Así, la sentencia señala que el carácter o valor de la cruz no puede depender únicamente de las concentraciones que se realicen en el lugar donde la misma está ubicada, sino que requiere de algún elemento adicional.

Además, se indica que si bien es cierto que en el momento de la colocación de la Cruz en los años 40 ciertamente tenía un significado político, también es cierto que se lleva a cabo resignificación de la misma, que en la actualidad contiene una inscripción neutral ‘Las víctimas de la Violencia’, siendo en la actualidad “claramente un elemento religioso, puesto que nos encontramos ante una cruz latino”.

Así, argumenta la sentencia, “nos encontramos ante una Cruz que ninguna connotación o simbología política desprende a partir de 1979, siendo que no es un monumento a los caídos, sino una cruz en conmemoración a las víctimas de la violencia de ambos bandos cuya retirada no puede ampararse en la normativa aludida en el acto como es la Ley 52/2007 o la Ley 14/2007 de la Generalitat Valenciana, no siendo un elemento contrario a la memoria democrática”.

La presidente de Vox Castellón, Llanos Massó, ha valorado la sentencia, señalando que la Cruz del Ribalta “no tenía significación política alguna como todo el mundo sabe, y como lo sabía el Ayuntamiento y lo sabía perfectamente la concejal en aquel momento, Verónica Ruiz [de Compromís]”. “La Cruz fue resignificada y, por tanto, su retirada fue simple y llenamente una decisión política claramente ideológica y sectaria”, ha subrayado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Desde Vox estamos muy contentos de que la Justicia nos haya dado la razón; fue una decisión política arbitraria y se quitó porque era un símbolo cristiano. Ahora veremos de qué forma se restituye este despropósito”, ha apuntado Massó.

Por su parte, el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Castelló, Antonio Ortolá, se ha mostrado en la misma línea que Massó y ha subrayado el “sentido arbitrario de la retirada de la Cruz por parte de la izquierda”. “La retirada arbitraria de la Cruz de Ribalta fue un claro acto ilegal que solo demuestra el desprecio de la izquierda hacia los símbolos de concordia, que es lo que siempre ha significado la Cruz”, ha destacado.

“Lo dijimos y una vez más, lo cumplimos. Levantaremos desde la economía hasta las cruces. Esto lo dije desde el principio de la campaña y, como siempre, Vox estará trabajando desde las instituciones, desde la calle y, si es necesario, en los tribunales por la concordia entre todos los españoles que es lo que buscamos frente al odio antidemocrático y sectarista de PSOE y Compromís que toparán con Vox, que es el grito de la libertad. Vox no va a fallar y vamos a recuperar la razón, la concordia y la libertad para los castellonenses”, ha añadido.

El responsable provincial jurídico de Vox Castellón ha manifestado su “más absoluta satisfacción” por el fallo de esta sentencia. “Al estimar el recurso se deja en evidencia la actitud torticera del Ayuntamiento con el anterior Gobierno de izquierdas que pretendía que una Cruz sin ningún significado político, en virtud de unas supuestas reuniones de personas para exaltar el franquismo -que no ha quedado acreditado siquiera que se produjeran-, pretendía que con esas actuaciones, esa Cruz tuviera un significado político”, ha dicho.

Por otro lado, Abogados Cristianos ha avanzado que solicitará la ejecución de la sentencia y pedirá la reposición de la cruz. Su presidenta, Polonia Castellanos, ha celebrado la decisión del Juzgado, indicado que “después de cinco años luchando por la Cruz del Parque Ribalta de Castellón por fin hemos conseguido que se reconozca por parte de la justicia lo que todos sabíamos, y es que la cruz simplemente es una cruz y que el odio de la izquierda más radical no está habilitado para retirar nuestros símbolos religiosos”.

Castellanos ha señalado que esperan que esta cruz sea repuesta “en breve” y confía en que el resto de cruces que están pleiteando en todos los juzgados de España “sean finalmente repuestas y que el odio no siga retirando nuestros símbolos religiosos, que se respeten las creencias de los cristianos y que se nos deje vivir a todos en paz”.


Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_