_
_
_
_
_

El canje ‘no normativo’ de Vox para las revistas en catalán que se retirarán de la biblioteca de Burriana

El edil de Cultura contrata la suscripción a ‘Ucrònica. Lliteratura i Vanguarda’ y ‘Lletrafaller-L’Oronella’, esquivas de la AVL, junto a la publicación taurina ‘Eh Toro’

Revistas Bibliotecas Burriana
Algunas de las revistas que desaparecerán de las estanterías de la biblioteca de Borriana tras suspenderse a partir de enero su suscripción por parte de Vox, que las considera "catalanistas".Compromís

Se llaman Ucrònica. Lliteratura i Vanguarda y Lletrafaller-L’Oronella. Sus títulos revelan ya el esquinazo al valenciano normativo: Lliteratura, y no literatura. Vanguarda en lugar de avantguarda. Sus páginas interiores confirman la tendencia, con textos en los que se suceden los ejemplos: quí (por qui), archiu (arxiu), nosatres (nosaltres), artículs (articles), o rets socials como xarxes (o xàrcies) socials.

El concejal Jesús Albiol, de Vox, al frente de la Concejalía de Cultura del ayuntamiento del municipio castellonense de Borriana —cuya alcaldía ostenta el PP— incorporará sendas revistas a la biblioteca municipal como relevo a las infantiles Camacuc y Cavall Fort, el semanario El Temps y las publicaciones Enderrock y Llengua Nacional, todas ellas en catalán. Las cinco desaparecerán de las estanterías de la biblioteca tras suspenderse a partir de enero su suscripción por parte del edil de ultraderecha, al considerarlas “catalanistas”.

El expediente de alcaldía firmado el 23 de noviembre confirma la contratación de la suscripción a estas dos nuevas revistas en valenciano no normativo, que saltarán como novedad a la biblioteca junto a otras cuatro publicaciones, entre ellas la taurina Eh toro.

Las dos publicaciones que protagonizan el polémico canje siguen las llamadas Normas de El Puig, creadas por quienes consideran el valenciano como una lengua independiente del catalán, “cuando la realidad es que el 90% del léxico usado por valencianos y catalanes es común, lo que convierte al catalán es una de las lenguas más unificadas del mundo románico”, detalla el escritor y doctor en Filologia Catalana Joan Garí. “Estas normas lingüísticas —en alusión a las de El Puig— son una ficción”, añade, mientras resalta el ejemplo plasmado en una de las revistas, que suple el normativo articles por artículs, “haciendo un híbrido entre el castellano y el catalán, una especie de patués”.

“La lengua es algo vivo, y el uso que la gente que la habla hace de ella determina esa evolución, pero el objetivo de quienes huyen de lo normativo no es dinamizar la lengua para que no sea algo de oficina o de académicos, no están en el debate de lengua popular o lengua culta, sino que niegan radicalmente la realidad de la lengua y a partir de ahí se suceden los disparates”, apostilla Garí. “Siguiendo las normas de El Puig, en la actualidad ponen acentos, pero en los 80 los eliminaron porque el Institut d’Estudis Catalans —entonces no existía la AVL— acentuaba, y era una manera de diferenciar; no hay criterio científico, solo van a oponerse”.

Las dos revistas esquivan por tanto a la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), la máxima autoridad normativa del valenciano, que parte de la tradición lexicográfica, literaria y la realidad lingüística genuina valenciana. Obvian también la normativización consolidada a partir de las denominadas Normes de Castelló y de acuerdo con el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana y la ley de creación de la AVL.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El edil de Vox, Jesús Albiol, asegura que con las nuevas suscripciones pone fin a la subvención por parte del ayuntamiento “y con el dinero de todos los burrianenses, de publicaciones de índole ideológico independentista y separatista” y propicia que el municipio “cumpla la Ley de Bibliotecas para proteger la inocencia de los niños”, en alusión a la retirada de la sección juvenil de la misma biblioteca de libros de temática LGTBI. Sostiene que las revistas que se incorporarán al espacio de lectura “abarcan distintas cuestiones con gran arraigo cultural como son las fallas, los toros y la arqueología e historia, el turismo rural, la actualidad tecnológica o la difusión del valenciano a través de autores valencianos y no catalanes”.

Con la nueva suscripción editorial impulsada por Vox en el consistorio de Borriana se sigue la senda de apoyo a entidades valencianistas contrarias a la unidad de la lengua escenificada hace escasas semanas por el máximo responsable del área de Cultura a nivel autonómico, el extorero Miguel Barrera (Vox), que ha reactivado las subvenciones a la Real Academia de Cultura Valenciana (RACV) y a la asociación Lo Rat Penat con una línea directa de ayudas de 50.000 euros.

El portavoz de Compromís per Borriana, Vicent Granel, explica que Albiol “anunció que eliminaría las actuales [revistas] por otras, pero no pensábamos que lo haría con publicaciones que no se ajustan a la normativa lingüística”.

“El PP ha demostrado tanto en la Diputación como en el consistorio de Castelló el respaldo a les Normes de Castelló, y ahora esperamos que el PP de Borriana haga lo propio, y no permita que estas revistas estén en la biblioteca municipal”, ha asegurado Granel.

Recuerda el choque vivido en 2008 en el consistorio entre PP y UV “con el valenciano no normativo”. “El PP fue tajante, y la edil de UV de aquel entonces dimitió porque el alcalde, José Ramón Calpe, no lo permitió, por lo que esperamos que ahora pase lo mismo y las revistas en un valenciano no normativo no vayan a la biblioteca”. Desde Compromís instan al actual alcalde de Borriana, el popular Jorge Monferrer, a que “aparte a Albiol de una vez por todas de la Concejalía de Cultura, porque lo único que ha hecho es colocar en el mapa a Borriana por la censura y decisiones caciquiles”.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_