El fuego de Bejís evoluciona favorablemente pero las brigadas afrontan un fin de semana crítico

Comienza el retorno escalonado de las personas evacuadas de Bejís y sus pedanías, de Torás y de un ‘camping’ de Viver

Unos vecinos del pueblo de Bejís (Castellón), comprueban los desperfectos ocasionados en su vivienda a su regreso al pueblo tras ser evacuado por el incendio forestal.
Unos vecinos del pueblo de Bejís (Castellón), comprueban los desperfectos ocasionados en su vivienda a su regreso al pueblo tras ser evacuado por el incendio forestal.Biel Aliño

El incendio declarado el pasado lunes por la tarde en el término municipal de Bejís (Castellón) evoluciona favorablemente y ya no le queda llama en la mayor parte del perímetro, que supera los 138 kilómetros y ha devorado casi 20.000 hectáreas. La pasada noche, con un descenso en la velocidad del viento, ha dado tregua a las brigadas, pero las temperaturas en aumento previstas este fin de semana, por encima de los 30 grados, y la presencia de viento por la tarde, unido a la baja humedad, aconsejan prudencia, según los servicios de extinción. Las próximas horas son cruciales, ha pronosticado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, tras entrevistarse con los mandos al frente de la extinción.

A la salida de la reunión, Puig ha anunciado el retorno escalonado de los vecinos evacuados de los pueblos de Bejís y sus pedanías, y de Torás. Los usuarios del camping de Viver, también desalojado, podrán volver pero solo para recuperar sus pertenencias y se ha levantado el confinamiento perimetral del municipio de Alcublas. Queda pendiente la reapertura de los pueblos de Sacañet y Teresa y la vuelta a casa de sus residentes.

Los técnicos de la compañía Iberdrola revisan que no haya riesgo por roturas en los tendidos eléctricos afectados y las compañías suministradoras de agua comprueban que el servicio reúne las condiciones de salubridad.

“La noche ha sido positiva, quedan todavía puntos calientes en las zonas de Toro y Andilla, no así en Cova Santa, en el municipio de Altura, donde se ha refrescado la zona durante la noche, así que el peligro para la Sierra Calderona y su parque natural se ha neutralizado”, ha resumido el presidente. La evolución del fuego este fin de semana es determinante para estabilizar el incendio que afecta a la comarca castellonense del Alto Palancia, ha insistido Puig.

Según los servicios de Emergencias de la Generalitat, durante la noche se ha estado trabajando con “ataque directo” en la zona de Andilla (Valencia), en barrancos de difícil acceso, donde todavía había llamas, lo que ha evitado que el perímetro del incendio creciera después de seis días de avance ingobernable. El pequeño municipio de Andilla, que celebraba sus fiestas, está confinado desde la tarde del pasado jueves.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

J. C. S. tiene una segunda residencia en Andilla y tuvo que abandonarla hace dos días porque si no lo confinaban. “El fuego saltó de Bejís al Toro y de ahí a Andilla. Hoy parece controlada la situación en la zona y la gente está pendiente del parte de Emergencias a ver cuando pueden entrar y salir del pueblo”, comenta. Consuelo Alfonso, alcaldesa de la población, no conoce todavía el daño que ha provocado el fuego en el término municipal: “Parece que ha sido monte alto, pero cualquier pérdida de naturaleza, duele mucho”, ha declarado en À Punt. La zona sufrió un pavoroso incendio en 2012, que arrasó 50.000 hectáreas de naturaleza en varias comarcas valencianas.

En Bejís, su alcaldesa, María José Madrid, incide en el rastro de desolación que ha dejado el fuego. “Todos llegan llorando, esto es muy fuerte”, relata la primera edil, quien señala que estaba “eufórica” cuando esta mañana le han comunicado que se acababa el desalojo, pero que conforme ha llegado al pueblo y ha visto “el panorama” solo puede decir que es “terrible, terrorífico”.

Durante la noche han trabajado sobre el terreno nueve unidades de Bomberos Forestales de la Generalitat, nueve autobombas, una brigada de voluntariado de Fuentes de Ayódar, ocho dotaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón, una unidad BRIF del Ministerio de Transición Ecológica y 146 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias.

Al amanecer se han sumado 12 medios aéreos de la Generalitat, 19 del MITECO, dos de Castilla La Mancha, tres de la Generalitat de Catalunya y otros tres el Gobierno de Aragón. Efectivos terrestres que combatían el fuego en Vall d’Ebo, el otro gran incendio de la semana, se han incorporado al de Bejís después de que el primero se haya estabilizado.

Otro de los incendios que dieron un susto a sus vecinos fue el que provocó un rayo latente la madrugada del viernes en el término municipal de Olocau (Valencia). Sigue activo pero su evolución es favorable, al igual que el fuego de la Vall d’Ebo, en Alicante, que se ha estabilizado.

Este fin de semana está prevista una nueva perimetración con cámara térmica de la unidad de drones, aunque las estimaciones provisionales apuntan a que el fuego ha calcinado unas 12.150 hectáreas de terreno en 100 kilómetros de perímetro.

El personal operativo en las tareas de extinción de Vall d’Ebo ha estado repartido durante la pasada noche en dos sectores sin que se haya registrado novedades. Han trabajado dos unidades de Bomberos Forestales de la Generalitat Valenciana, dos autobombas y 20 dotaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante.

El incendio que calcinaba esta zona de la comarca de la Marina desde la noche del pasado sábado, 13 de agosto, obligó a evacuar a unas 1.500 personas de numerosas poblaciones de Vall de Gallinera, Vall d’Alcalà, y municipios de la comarca del Comtat. El incendio quedó este viernes estabilizado y los vecinos afectados están regresando progresivamente a sus casas desde el jueves.

Sobre la firma

Cristina Vázquez

Periodista del diario EL PAÍS en la Comunitat Valenciana. Se ha ocupado a lo largo de su carrera profesional de la cobertura de información económica, política y local y el grueso de su trayectoria está ligada a EL PAÍS. Antes trabajó en la Agencia Efe y ha colaborado con otros medios de comunicación como RNE o la televisión valenciana À Punt.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS