Detenido en Orihuela por matar a un hombre con un martillo por una deuda de 50 euros

El arrestado agredió presuntamente también a la madre de la víctima, de 80 años, que está hospitalizada en estado grave

Agentes de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Agentes de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.POLICÍA NACIONAL (Europa Press)

La Policía Nacional ha detenido este martes a un hombre de 30 años en Orihuela (Alicante) por la muerte de un hombre de 50 años en su vivienda por un golpe en la cabeza con un martillo. La madre de la víctima, una mujer de 80 años, fue atacada con la misma arma, aunque sobrevivió a la agresión y está hospitalizada en estado grave en el Hospital General Universitario de Elche. El arrestado ―al que se investiga por dos delitos de homicidio, uno en grado de tentativa― acudió a la vivienda con la intención de cobrar una deuda de 50 euros por la instalación de unas rejas, y, tras una discusión, acabó matando a la víctima de un fuerte golpe en el cráneo, señalan fuentes de la Policía Nacional.

Los hechos tuvieron lugar sobre la 1.15 de la madrugada, en una casa baja situada en la calle San Antonio de Padua, en un barrio periférico del casco urbano de Orihuela. Los vecinos de la casa asaltada escucharon golpes y decidieron acudir a la vivienda, cuya puerta encontraron abierta. Al acceder, descubrieron a la madre de la víctima con un fuerte golpe en la cabeza que sangraba en abundancia, por lo que avisaron con rapidez a los servicios de emergencia.

Los agentes de la Policía Local oriolana y de la Policía Nacional atendieron a la mujer herida, avisaron a los servicios médicos y procedieron a registrar el resto de la vivienda. En otra de las estancias hallaron al hijo de la octogenaria sobre un charco de sangre, también con un traumatismo craneoencefálico causado con un objeto contundente que, posteriormente, y tras las primeras investigaciones, resultó ser un martillo. No pudieron hacer nada por su vida. La víctima ya no presentaba signos vitales.

La Policía Nacional se hizo cargo de la investigación y activó el protocolo de delitos violentos. Se informó a la autoridad judicial y al forense, que procedieron al levantamiento del cadáver. Horas después, y tras “tomar declaración a un gran número de testigos y vecinos”, relata la Policía, las sospechas recayeron en un empleado doméstico “que supuestamente había tenido una relación laboral con el fallecido y su madre”. A primera hora de esta mañana, continúan, los agentes han “identificado plenamente a esta persona”, que poco después ha sido localizado y detenido.

La investigación apunta a que el presunto homicida “había sido el encargado de instalar unas rejas” en casa de las víctimas, un trabajo por el que tendría que haber percibido “la cantidad de 50 euros”, señalan. Sin embargo, las víctimas no abonaron el enrejado, por lo que esta madrugada, el sospechoso “se personó en el domicilio” de sus deudores “con guantes y un martillo”. Su intención era cobrar la obra realizada, pero su visita derivó en “una discusión”. El arrestado permanece en la comisaría de Orihuela.

La mujer fue estabilizada por los servicios sanitarios del SAMU tras realizarle diversas maniobras de reanimación, según informa el centro de información de urgencias (CICU) de la Generalitat Valenciana. Después, fue conducida en ambulancia al hospital Vega Baja de Orihuela, desde donde ha sido trasladada al Hospital de Elche.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS