Muere una de las niñas accidentadas al volcarse un castillo hinchable en Valencia

De los nueve menores heridos en la atracción de la feria de Mislata, que se levantó por el fuerte viento, uno continúa hospitalizado con pronóstico reservado

Los bomberos de Valencia, en el castillo hinchable accidentado instalado en Mislata (Valencia), el martes.Foto: EFE | Vídeo: EUROPA PRESS

Una niña de ocho años ha muerto al volcar este martes un castillo hinchable instalado en la feria de Mislata, una localidad de 43.000 habitantes que colinda con el municipio de Valencia, según ha informado la Consejería de Sanidad. La atracción se levantó del suelo por unas rachas de viento muy fuertes sobre las 20.15, y algunos menores salieron despedidos golpeándose contra el suelo o contra una de las instalaciones más próximas. Nueve menores fueron trasladados a varios hospitales de Valencia y Manises, cuatro de ellos con pronóstico reservado y dos se quedaron en observación. Dos niñas, de cinco y ocho años, presentaban lesiones de gravedad, especialmente una de ellas, la de ocho años, que desgraciadamente ha fallecido.

De los menores trasladados en la noche del martes desde la feria instalada en la avenida de Libertad-Miguel Ángel Blanco a centros hospitalarios, solo uno continúa hospitalizado con pronóstico reservado; “otro, lamentablemente, ha fallecido”, señala la Consejería de Sanidad valenciana.

Noemi, una vecina de la localidad, paseaba su perro por delante de la feria cuando sucedió el accidente. “Hice un vídeo porque se había levantado mucho viento y de repente vi cómo el hinchable se levantaba de un lado y vi a los niños por el aire”, ha explicado en la mañana de este miércoles, mientras mostraba el vídeo de unos segundos. Las imágenes captaron cómo una parte de la base del hinchable se alzó de manera violenta, buena parte de la cual se estrelló contra la valla de unos cinco metros de altura de una atracción de colchonetas y camas elásticas cercana. Luego, otro fragmento de la estructura cayó destrozado al suelo.

Estado en el que ha quedado el castillo hinchable accidentado en Mislata, en una imagen de este miércoles.
Estado en el que ha quedado el castillo hinchable accidentado en Mislata, en una imagen de este miércoles.KIKE TABERNER

Al menos una decena de niños jugaba en la atracción cuando sucedieron los hechos. Algunos cayeron sobre las colchonetas y las camas elásticas, según el testimonio de Noemi, pero otros no. “Los feriantes, los padres, todos los que estábamos por aquí, nos pusimos ayudar y a buscar a los niños por si se habían quedado debajo de las lonas. Vi a una niña inconsciente en el suelo. Los niños asustados, llorando. Fue todo tremendo. En seguida vinieron la policía, las ambulancias y los bomberos y se hicieron cargo”, ha relatado.

Miembros de la policía científica y judicial han inspeccionado la atracción en la mañana de este miércoles. Los agentes han declinado pronunciarse sobre si cumplía o no con la normativa y, sobre todo, sobre si tenía todos los anclajes puestos correctamente. “Estamos investigando y acabamos de empezar”, ha comentado uno de ellos. La Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer las causas por las que se produjo el accidente y determinar el alcance de las responsabilidades, si las hubiera, de la empresa de montaje de la feria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Ayuntamiento de Mislata ha suspendido este miércoles todos los actos municipales previstos, incluida la cabalgata de Reyes, y ha decretado luto oficial en la localidad hasta el viernes. A través de un comunicado, los responsables municipales han querido transmitir el pésame “a la familia y allegados de la niña que ha perdido la vida, con solo ocho años de edad”. El Consistorio ha dedicado un minuto de silencio a las 13.00 por la muerte de la pequeña. El alcalde, Carlos Fernández Bielsa, ha estado al frente del homenaje, al que se han unido varios vecinos.

El Ayuntamiento ha puesto a disposición de la Policía Nacional toda la documentación administrativa sobre la instalación. Unos documentos que incluyen el certificado de inspección anual de la atracción; el certificado final de instalaciones emitido por un ingeniero colegiado y aportado por la empresa que gestiona la feria, tal como exige la normativa vigente; el seguro de responsabilidad civil, la declaración responsable, el proyecto y el plan de emergencia. El Consistorio asegura que la atracción tenía la documentación en regla.

Varios vecinos de los grandes y nuevos edificios de la avenida de la Libertad, que se asoman a la zona diáfana en crecimiento del municipio donde se ha instalado este año la feria, han incidido en las fuertes ráfagas de viento que ha habido este martes, sobre todo a partir de las ocho de la tarde. “Aquí siempre sopla viento, pero ayer hubo rachas que tumbaron incluso mi ropa tendida dentro del balcón, cuando esto no suele pasar”, ha comentado una mujer.

La normativa establece que cuando el viento supere los 38 kilómetros por hora se debe impedir el uso de los hinchables. El martes no había ningún aviso por vientos por parte de la Agencia Estatal de Meteorología de España (Aemet) en la zona de Mislata, donde el umbral para el amarillo, el nivel más bajo de los tres existentes, es de 70 kilómetros por hora, informa Victoria Torres. Allí no hay estación de Aemet, pero en los sensores del cercano aeropuerto de Manises se llegó a captar una racha de 72 kilómetros por hora a las 20.10. Pero fue algo puntual. “No había aviso en la zona, se superó el umbral de aviso de forma muy puntual en el aeropuerto, pero la predicción era bastante clara”, asegura José Ángel Núñez, jefe de climatología de Aemet en la Comunidad Valenciana. Núñez ha explicado a este periódico la situación: “Hizo un día muy tranquilo en Valencia, casi primaveral. Era una situación engañosa, porque por el día y primera hora de la tarde el viento era flojo a moderado y se superaron los 24 grados en Valencia. Pero la previsión es que cuando llegara el frente que estaba atravesando la Península, la situación daría un cambio brusco con viento fuerte o muy fuerte en amplias zonas del territorio, como indicaba la previsión, y así ocurrió”. La predicción, efectivamente, alertaba de “viento de componente oeste con rachas fuertes o muy fuertes por la tarde en amplias zonas de la comunidad; preferentemente en el tercio norte”. Otras zonas de la región sí tenían activo un aviso por viento.

El castillo hinchable accidentado de la feria de Mislata
El castillo hinchable accidentado de la feria de Mislata

Algunos vecinos incluso han hablado de que se produjo un torbellino, minitornado o reventón. “No hay constancia”, responde el experto. “No había convección o tormentas que favoreciesen la formación de un tornado o un reventón, lo que sí ocurre es que cuando se produce el cambio de viento lo hace forma muy brusca, y además con un flujo muy racheado y turbulento. Dentro del flujo de viento al paso del frente, además de la componente horizontal, se suelen producir ascensos y descensos por el empuje del frente que se desplaza desde poniente, con aire muy frío y denso en la parte trasera del frente empujando de forma intensa al aire cálido en la parte delantera. Por eso muchas veces en estas situaciones no solo se producen daños debidos a la componente horizontal del viento sino también al empuje vertical, que favorece el levantamiento de estructuras más débiles o poco ancladas”.

“No da tiempo a nada”

El presidente de la Asociación de Industriales Feriantes de Valencia, José Esteban, ha asegurado que los hinchables de las ferias están anclados al suelo en cumplimiento de la normativa de seguridad, pero en circunstancias de viento como las de este martes, cuando “en un minuto o en dos se levanta con fuerza el viento, no da tiempo a nada”, según declaraciones recogidas por Efe.

Esteban ha señalado que desconoce cómo pasó el “desgraciado accidente” en la atracción, cuyo dueño es compañero y amigo, ya que no ha podido hablar con él. “Cuando sabes que viene aire, estás preparado y haces todo lo posible —para que no ocurra nada— pero, cuando ha pasado esto, es porque no ha dado tiempo”, ha añadido.

Con la muerte de la niña de ocho años en Mislata se eleva a tres el número de menores fallecidos en este tipo de atracciones en los últimos cinco años en España. Las dos últimas víctimas mortales tuvieron lugar en 2017 y fueron por motivos diversos.

En febrero de aquel año falleció un niño de cuatro años que resultó herido tras caerle encima otro menor mientras jugaban en un hinchable en la localidad sevillana de La Rinconada. Tres meses después, en mayo, explotó una atracción de ese tipo instalada en un restaurante de Caldes de Malavella (Girona). Los menores que se encontraban en ella salieron disparados a una distancia de entre 10 y 20 metros. Una niña de seis años murió, mientras que otros seis pequeños resultaron heridos. La investigación concluyó que el castillo era de mala calidad y estaba mal anclado al suelo: dos personas fueron condenadas por homicidio imprudente a un año de cárcel y 5.400 euros de multa.

El viento suele ser la principal causa de los accidentes en los castillos hinchables. El accidente más grave registrado en el mundo tuvo lugar en Australia hace apenas unas semanas, el pasado 16 de diciembre, cuando un fuerte golpe de viento levantó un castillo en una escuela de Tasmania, provocando la muerte de seis menores. En 2014 se registraron tres accidentes de este tipo en España.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS