_
_
_
_
_

Collboni defiende que Barcelona despliega la máxima inversión pública desde los Juegos Olímpicos

El alcalde celebra la transformación de la ciudad en su estreno en la conferencia anual pero no presenta ningún proyecto nuevo

Clara Blanchar
Jaume Collboni
El alcalde de Barcelona, Jaume Collboni, en su estreno en el acto "El alcalde Responde", que organiza cada año el Colegio de Periodistas.Quique García (EFE)

Nuevo alcalde, nuevo formato de la tradicional conferencia del Colegio de Periodistas. El primer edil de Barcelona, Jaume Collboni, se ha estrenado en el acto “El alcalde responde” saltando de la íntima sala de la sede del colegio al auditorio del Museo del Diseño, en Glòries, y ante 300 personas. Periodistas colegiados, concejales, representantes de la oposición, diputados, el líder el PSC, cuadros del partido, gerentes del consistorio y hasta el jefe de los bomberos (uniformado), y el de la Guardia Urbana (traje y corbata). “Soy un hombre feliz, porque tengo el mejor trabajo del mundo en la mejor ciudad del mundo”, ha comenzado su conferencia, titulada Barcelona 2035. La transformación del siglo.

El alcalde ha celebrado que Barcelona está desplegando la máxima inversión pública desde los Juegos Olímpicos (entonces fueron 13.500 millones de capital público y privado; ahora 10.600 millones de euros en los próximos tres mandatos aportados por todas las administraciones) y una transformación equiparable a las que vivió la ciudad entonces o con motivo de las Exposiciones Universales de 1888 y 1929. Ha citado las inversiones en marcha o previstas en transporte público (metro, ferrocarriles), urbanísticas (22@ o Fira), ciencia, salud o cultura. Pero no ha presentado ningún proyecto nuevo.

En un plano más político, y ante la falta de apoyos que tiene para aprobar el presupuesto (solo tiene asegurados los votos de ERC tras alcanzar un pacto para las cuentas), ha asegurado: “No nos levantaremos de la mesa hasta tenerlo, hasta la extenuación”. Sobre si incorporará socios al Gobierno, ha dejado clarísimo que primero va el presupuesto, que quiere cerrar el 22 de marzo, y después el Gobierno. El alcalde no ha hecho ninguna referencia directa a su ex socia y predecesora, Ada Colau. Pero sí veladas: ha dicho que “dialogará”, “pactará” y “no frenará”. “Barcelona es una ciudad que escucha sin dogmatismos, ni prejuicios, que une, no separa”, ha dicho en referencias veladas a las críticas de algunos sectores de la ciudad a la gestión de Colau. “Nuestro compromiso es que vuelva Barcelona para compartir y competir, tenemos proyecto para 2035″, ha manifestado. Y ha llamado a “militar por Barcelona”.

Collboni no ha tenido más remedio que responder sobre Colau y los comunes en las preguntas que le han hecho responsables de varios medios de la ciudad. Porque justo este jueves Barcelona en comú ha revelado qué le exige para aprobar el presupuesto y gobernar en coalición: tranvía por la Diagonal “sin dilaciones”, no rebajar la exigencia el 30% de vivienda pública que la ciudad impone a los promotores, y seguir desplegando las supermanzanas. La respuesta ha sido salomónica: que el tranvía está en sus planes, que ganará verde en interiores de manzana del Eixample y que ha facilitado solares a la Generalitat para construir vivienda pública. Sobre la posibilidad de tener que aprobar el presupuesto mediante el mecanismo de la cuestión de confianza (cuando el alcalde presenta las cuentas y si en un mes no se presenta un gobierno alternativo, quedan automáticamente aprobados), ha respondido: “Se ha utilizado por otros alcaldes [Colau lo hizo dos veces] y la vida ha continuado”.

Acompañado de fotografías y un gráfico proyectados en una gran pantalla, el alcalde ha repasado los grandes proyectos previstos y ha enumerado seis “vectores de transformación”. Uno, infraestructuras y movilidad sostenible, con las obras en marcha en el metro y los Ferrocarriles, la futura estación de Sants o el Puerto. Dos, el crecimiento económico, centrado en áreas como la Fira de Barcelona (tanto en Montjuïc como en la Gran Via), el 22@ por encima de la Diagonal, el nuevo barrio en la antigua fábrica Mercedes o el de la Marina del Prat Vermell. Tres, la ciencia y el talento, en la futura Ciutadella del Conocimiento. El cuarto, quinto y sexto vectores son la salud (con el nuevo hospital Clínic), el deporte (Copa del América y nuevo Puerto Olímpico) y la Cultura, con la nueva biblioteca central en la estación de França como gran proyecto. Un listado en el que no ha incluido el aeropuerto, pero que cuando le han preguntado sobre su ampliación ha recordado que sí es partidario de materializarla.

El alcalde ha asegurado que el Plan de Inversión Municipal (el PIM del mandato) prevé casi 3.000 millones de inversiones hasta 2027. Entre otros proyectos de proximidad ha incluido la recuperación de 32 interiores de manzana del Eixample, estirar la reforma de la Meridiana hasta Fabra i Puig, cuatro nuevas bibliotecas, seis polideportivos, cuatro mercados remodelados, prolongar el paseo marítimo y recuperar la plataforma marítima, un mar de cemento que inexplicablemente no tiene un uso claro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El acto ha acabado de forma distendida. Al preguntarle si piensa en quedarse a dormir en casa de vecinos como hacía el alcalde Pasqual Maragall, ha explicado que no pernocta, pero sí cena en casa de vecinos de la ciudad. Como el día de las sepias que cocinó el suegro de los anfitriones, en La Sagrera, porque ellos cocinan fatal.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Clara Blanchar
Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_