En libertad un violador reincidente de alto riesgo después de la revisión de su pena con la ley del ‘solo sí es sí’

Daniel P., excarcelado el lunes de la prisión de Ponent, cumplía su condena en julio

Diversos periodistas frente a la prisión de Ponent, en Lleida, en una imagen de archivo.
Diversos periodistas frente a la prisión de Ponent, en Lleida, en una imagen de archivo.Herminia Sirvent

Daniel P., un violador reincidente, con casi una veintena de agresiones sexuales a sus espaldas, salió en libertad el lunes de la prisión de Ponent, en Lleida. El hombre cumplía su condena en julio, según fuentes penitenciarias. Pero la revisión de su última sentencia con la aplicación favorable de la conocida como ley del solo sí es sí por dos intentos de violación en el año 2008 le ha permitido regresar a las calles medio año antes de lo previsto. Los servicios penitenciarios consideran que es una persona de alto riesgo, por el peligro de reincidencia.

La sección primera de la Audiencia Provincial de Lleida considera que “en ausencia de disposiciones transitorias específicas”, procede “la revisión de condenas cuando la legislación actual sea más favorable al reo”. Por ese motivo, reduce de 3 años a 18 meses de cárcel la primera pena que se le impuso por un intento de agresión sexual, y de 9 a 5 la segunda tentativa, siguiendo la nueva escala de penas que recoge la ley de libertad sexual. También ordena su puesta en libertad de manera inmediata.

Tanto la Fiscalía como la acusación particular se pronunciaron en contra, y pueden recurrir la decisión. Paralelamente, el Departamento de Justicia de la Generalitat ha informado a la Fiscalía provincial de Lleida de la salida de Daniel P. y le han hecho llegar su expediente para que tome las medidas que considere necesarias ante una persona con un alto riesgo de reincidencia. Se trata de la aplicación de un protocolo específico cuando salen de prisión internos condenados por delitos violentos y que no han logrado un proceso de reinserción.

Daniel P. de 37 años, empezó su carrera de agresor sexual con 14 años. Ya como menor fue condenado por 17 agresiones sexuales y entró y salió de varios centros. En 2008, ya mayor de edad, y después de cumplir condena por coaccionar a una joven, cometió las dos tentativas por las que ha permanecido en prisión hasta ahora. La primera fue el 29 de junio de ese año, por la que fue sentenciado a tres años de cárcel. La segunda, un mes después, el 28 de julio, por la que el tribunal le impuso una pena de nueve años. Además, también le consideraron culpable de un delito de un robo violento, que castigaron con otros tres años más.

El auto de la Audiencia Provincial está fechado el pasado 23 de enero, y el mismo día que fue puesto en libertad. En prisión, Daniel P. ha seguido el itinerario que se aplica a los agresores sexuales, que siempre es de carácter voluntario. Fuentes penitenciarias aseguran que ha habido una leve mejoría en ese tiempo, pero a pesar de ello le siguen considerando una persona con un alto riesgo de reincidencia una vez en libertad.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS