Detenido el supuesto autor del asesinato de un hombre en L’Hospitalet para robarle el patinete

La víctima, Ángel Gabriel Rodríguez, de 37 años, estaba tomándose algo cerca de su casa cuando fue atacado

El lugar donde fue asesinado Rodríguez el pasado 18 de septiembre, con unas flores en recuerdo a la víctima. 

Foto: Gianluca Battista
El lugar donde fue asesinado Rodríguez el pasado 18 de septiembre, con unas flores en recuerdo a la víctima. Foto: Gianluca BattistaGianluca Battista

Los Mossos d’Esquadra han detenido este miércoles a un hombre de 27 años como presunto autor del homicidio de Ángel Gabriel Rodríguez Molina. La víctima, de 37 años, estaba sentada a la altura del número 25 de calle de Antiga Travessera de L’Hospitalet de Llobregat cuando le avisaron de que le estaban intentado robar el patinete eléctrico con el que se desplazaba habitualmente. Rodríguez, de 37 años, se resistió y el ladrón le asestó una puñalada en el pecho que le costó la vida.

La policía catalana ha detenido al presunto autor más de dos meses después, en Esplugues de Llobregat, gracias a las descripciones de vecinos y los testimonios de lo ocurrido. El crimen tuvo lugar a mediodía del domingo 18 de septiembre. Según contó la familia, ese día Rodríguez salió de su casa, a escasos metros de donde le mataron, para acudir a un supermercado de la zona. Solía comprarse una cerveza y tomársela tranquilamente, para después regresar.

En el momento del ataque, Rodríguez estaba sentado y tenía apoyado al lado el patinete, con el casco encima. Miraba el móvil y se tomaba algo cuando le alertaron unos vecinos desde una ventana que le estaban tratando de robar. Rodríguez se levantó, fue hacia el presunto autor para evitar que le quitase el patinete y este le apuñaló en el pecho y huyó. Rodríguez regresó sobre sus pasos tambaleándose y se desplomó.

En ese momento, su hermana y su mujer, con la que tenía tres hijas, de 15, 5 y 4 años, no estaban en casa porque habían salid al mercado de la Zona Franca de Barcelona. La mayor de las tres hermanas se quedó al cargo de las dos pequeñas mientras su padre se ausentó un momento. Y también ella fue quien recibió la noticia de que “algo muy grave” le había ocurrido a su padre cuando un amigo llamó al telefonillo. Mientras llamaba a su madre, la menor no pudo esperar y salió corriendo hacia el supermercado. Los Mossos la pararon antes de que llegase al punto donde su padre yacía en el suelo.

La policía tuvo claro casi desde el primero momento que entre la víctima y el autor no había relación alguna previa. Rodríguez llegó a España desde Ecuador en 2002. Desde entonces, logró algún trabajo como carnicero, sin que nunca tuviese demasiada suerte laboral. También en España conoció a su mujer, con la que creó una familia. Tras su asesinato, el ruego de la familia era que la policía diese con el autor. Algo que finalmente ha ocurrido este martes.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS