Una fuga de petróleo en Tarragona provoca una nube de malos olores que se extiende hasta Barcelona

El vertido se ha originado en una empresa del polígono petroquímico y Protección Civil ha recibido más de 300 llamadas de alerta, algunas desde 150 kilómetros de distancia

La petroquímica de Tarragona.
La petroquímica de Tarragona.JOSEP LLUÍS SELLART

Una fuga de hidrocarburos en una empresa del polígono petroquímico de Tarragona ha desencadenado este lunes una nube de malos olores que ha afectado a una área de influencia de unos 150 kilómetros, extendiéndose hasta Barcelona y algunos puntos del Maresme. El vertido, ocurrido de madrugada en la empresa Asesa, ha obligado a activar en fase de prealerta el plan Plaseqta de riesgo químico. Pese a que el accidente se produjo a las 4:00 horas de la madrugada del lunes, la empresa no informó del suceso hasta doce horas después, cuando Protección Civil ya había recibido más de 340 llamadas de ciudadanos que advertían de un episodio de fuerte olor a gas. Según Protección Civil, el producto vertido es nafta, “un líquido no tóxico equivalente a la gasolina”.

La fuga de hidrocarburo no alcanzó a rebasar los límites de las instalaciones de Asesa, situadas muy cerca del centro urbano de Tarragona y próximas al campus educativo y al parque Port Aventura. Por causas que no se han concretado, se ha derramado un importante volumen de nafta. Según han apuntado fuentes cercanas a la empresa fueron varios centenares de litros. Las tareas de contención del carburante, y su posterior trasvase, han originado un episodio de intenso hedor a gas que ha causado alarma en los municipios más cercanos al complejo petroquímico.

La acción del viento ha extendido la nube de mal olor hacia el este, en dirección a las comarcas del Penedès y Garraf. Los bomberos de Barcelona han informado que desde algunos puntos de la ciudad también se estaban dando avisos de “olor a gas o gasolina”. Protección Civil ha concretado que entre las llamadas de aviso recibidas había algunas de la comarca del Maresme, que está a unos 150 kilómetros de distancia de Tarragona. En un comunicado, la Aeqt ha señalado que la nafta “no es tóxica ni peligrosa para las personas”.

La industria química de Tarragona es foco de controversia recurrente por sus emisiones y por su peligrosidad. El recelo creció en enero de 2020, cuando un reactor de la empresa Iqoxe voló por los aires y causó una deflagración que provocó tres muertos y varios heridos. Aquel accidente puso al descubierto las lagunas de seguridad en el que está considerado el polo petroquímico más importante del sur de Europa. Se revisaron protocolos y se afirmó que se mejorarían los canales de información para poner en alerta a los vecinos ante cualquier incidente que pudiera haber en las fábricas.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS