Ingresa en prisión el acusado de matar a su pareja en Campdevànol tras una autopsia que revela torturas

El análisis forense determina que la muerte de la joven se produjo por múltiples traumatismos y la pérdida de sangre causada por numerosas heridas de arma blanca

Los Mossos d'Esquadra analizan la vivienda de Camdevànol donde fue hallada la joven asesinada.
Los Mossos d'Esquadra analizan la vivienda de Camdevànol donde fue hallada la joven asesinada.David Borrat (EFE)

El presunto asesino de la joven de 21 años que murió el pasado miércoles en Campdevànol (Girona) ha ingresado en prisión este sábado por orden judicial, después de una autopsia del cadáver que ha revelado que la mujer sufrió torturas y múltiples golpes y heridas mortales de arma blanca. El hombre, de 36 años, ha permanecido hasta este sábado en la comisaría de los Mossos d’Esquadra de Ripoll y, al pasar a disposición judicial, el juez ha decretado cárcel provisional, comunicada y sin fianza. Decenas de personas se han manifestado en la puerta de la comisaría, a gritos de “¡asesino!”.

La causa, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, permanece abierta por asesinato, agresión sexual y maltrato habitual, a la vez que se ha confirmado que no existían denuncias previas de la mujer contra su pareja, que sí tenía antecedentes por violencia machista de relaciones anteriores. Unos delitos que de ser condenado podrían enfrentar al acusado a la prisión permanente revisable.

La autopsia al cadáver de la víctima practicada en el Instituto de Medicina Legal de Girona ha determinado que la muerte se produjo por múltiples traumatismos y la pérdida de sangre causada por numerosas heridas de arma blanca que provocó un choque hipovolémico, según fuentes cercanas al caso. La joven presentaba puñaladas en la zona vaginal de tal profundidad que llegaron a afectar a los huesos de la cadera y también se ha confirmado un desgarro anal.

En total, los forenses han contabilizado más de 60 heridas por todo el cuerpo, además de quemadas, dientes rotos y huellas en el cuello que apuntan intentos de asfixia. Unos cortes en los dedos de las manos muestran supuestamente que la víctima, que también sufrió golpes en la cabeza, intentó defenderse de algún objeto cortante. El análisis también revela que la joven estuvo agonizando antes de morir.

La autopsia se presentaba clave para determinar los detalles del caso, que se conoció el pasado miércoles después de que el detenido, que residía en Campdevànol con su madre y la joven asesinada, avisase al Servicio de Emergencias Médicas. Su versión es que la fallecida se había caído de una bicicleta el día antes, que le había dado un medicamento y que desconocía la causa de la defunción. Ni una de las heridas son compatibles con una caída en bicicleta, según fuentes cercanas al caso.

Los Mossos comprobaron también otros detalles que les hicieron sospechar. El piso pequeño, donde la joven vivía con su pareja y su suegra, estaba sucio y desordenado. Todo, a excepción del cubo de la basura, que estaba limpio y con la bolsa cambiada. También encontraron recién lavadas sábanas y trapos, según fuentes de la investigación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los sanitarios, ante las contusiones y heridas que presentaba el cadáver, activaron el protocolo para casos de violencia machista, que comportaron la llegada inmediata de los Mossos d’Esquadra. El hombre acabó arrestado y el juez ha decretado ahora su ingreso en prisión sin posibilidad de evadirla con el pago de una fianza.

El Ayuntamiento de Campdevànol decretó tres días de duelo el pasado miércoles y convocó una concentración de rechazo al crimen, que se llevó a cabo también en el municipio vecino de Ripoll, del que era originaria la joven.

La víctima es la número 30 en lo que va de año en España (la quinta en Cataluña) de violencia machista y la 1.160 desde que comenzaron las estadísticas en 2003.

El teléfono 016 atiende a las víctimas de violencia de género y a sus familias o entorno las 24 horas del día, todos los días del año. El número no queda registrado en la factura telefónica, pero se ha de borrar la llamada del dispositivo. También se puede contactar a través del correo electrónico 016-online@igualdad.gob.es y por WhatsApp en el número 600 000 016.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS