El desacuerdo olímpico enquista el sentimiento de agravio en Aragón

Políticos, empresarios y vecinos del Pirineo aragonés avalan el bloqueo de Lambán al plan del COE, Gobierno y Cataluña

Estación de esquí de Formigal, en Huesca.
Estación de esquí de Formigal, en Huesca.Javier Cebollada (EL PAÍS)

El proyecto para albergar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 depende de un entendimiento entre cuatro instituciones: el Gobierno de España, el Comité Olímpico Español (COE), la Generalitat de Cataluña y la Diputación General de Aragón (DGA). Tres están de acuerdo. Una, no. El Gobierno de Aragón, presidido por el socialista Javier Lambán, sigue rechazando la propuesta del COE, que tiene el apoyo del resto de administraciones. La DGA ve “injusto” el plan del Comité porque únicamente uno de los tres valles del Pirineo aragonés acogería disciplinas olímpicas.

El bloqueo de Lambán limita el avance de la candidatura a un año de que el Comité Olímpico Internacional (COI) elija la sede definitiva y llega después de que el COE comunicara que existía un acuerdo con los representantes aragoneses que participaron en la comisión técnica “creada” para ubicar todas las disciplinas, según insiste el Comité. El presidente de la DGA, en todo caso, reivindica que “no hay urgencias porque Cataluña tiene una consulta por delante”. Lambán resumió hace unos días la situación en su cuenta de Twitter: “Para mí, los Juegos son importantes. Pero Aragón lo es mucho más”.

El posicionamiento del presidente de la DGA inquieta al resto de administraciones, pero encuentra en casa un apoyo sin apenas fisuras. EL PAÍS ha recorrido las principales ciudades y pueblos de montaña implicados en la comunidad aragonesa y el mensaje es prácticamente unánime entre políticos, empresarios y vecinos: “Nos sentimos agraviados y no queremos ser las comparsas de nadie en los Juegos Olímpicos”.

Promesa presidencial

Las reivindicaciones de Aragón se sustentan en las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y del presidente del COE, Alejandro Blanco, que han defendido durante los últimos meses una candidatura “en igualdad”. El plan del Comité pasa por ubicar las pruebas de esquí alpino en Cataluña y las pruebas de fondo en Aragón, pero el territorio considera que la ausencia de las pistas de Formigal (valle de Tena) y Cerler (valle de Benasque) en el plan del COE imposibilita esta misma equidad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Cualquiera que sea esquiador sabe que estas dos pistas son de las mejores del país”, considera el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón (PP). Coincide Jesús Arnau, presidente de la Confederación de Empresarios (CEOE) de Aragón: “No incluirlas en unos Juegos es inadmisible. Se ha invertido mucho en ellas. Hay un error técnico enorme, y estamos al 100% con el Gobierno autonómico”. También la Federación de Montañismo y la Federación de Municipios, Comarcas y Provincias defienden la posición de Lambán. “No entendemos que unos Juegos promovidos por el COE y el Gobierno de España pretendan discriminar a Aragón en las pruebas importantes y se quiera hacer las pruebas importantes solo en Cataluña”.

De los cerca de 40 comercios consultados en los pueblos de los tres valles del Pirineo, más de 30 rechazan el actual reparto del COE y la gran mayoría aboga por presentar una candidatura sin Cataluña, o apearse de la iniciativa actual. Pedro Juanín, propietario de la libreria Oroel de Jaca (Huesca) y autor del libro Historia de los orígenes de los deportes de invierno en la comarca de la Jacetania, guarda en el sótano de su librería una colección de artículos, documentos, y material relacionado con las fallidas candidaturas de Jaca, y reclama no dejar escapar esta oportunidad. “Aragón no ganará sin Cataluña, y Cataluña no ganará sin Aragón”, comparte. Pide “consensos” para no echar a perder una oportunidad, dice, “única “, y celebra que la DGA dé por bueno que el hockey hielo se celebre en Barcelona. “Es un primer paso para entenderse. El Pirineo necesita estos Juegos”.

El consejero de Educación, Cultura y Deportes, Felipe Faci, asegura que los técnicos de la comunidad reclamaron desde el inicio en la Comisión Técnica repartir las disciplinas alpinas (las más mediáticas), pero que desde el principio se atribuyeron a Cataluña. El responsable político niega, además, que sus representantes aceptaran el acuerdo que el COE sigue remarcando. “Nuestro equipo técnico aprobó la ubicación de los deportes de hielo, e insistió en que el alpino debía de redistribuirse”, mantiene Faci. El alcalde de Zaragoza, por su parte, considera que lo ocurrido en el equipo de trabajo fue “un error” del gobierno autonómico, aunque, como el presidente de la CEOE, defiende que las decisiones finales deben tomarse en el ámbito político.

Política y deporte

Dos fuentes que negociaron el reparto consideran que la atribución inicial del alpino a Cataluña responde al “origen catalán de la candidatura”. También aquí existen diferencias. Azcón y Arnau niegan que Aragón entrara en el proyecto “más tarde”, y lamentan que la actual candidatura no ha tenido en cuenta la experiencia olímpica de Jaca y del territorio. “En 2010 ya existía una candidatura llamada Zaragoza-Pirineos para los Juegos del 2022, y luego se creó la de Barcelona”, recuerda Azcón. “Aragón ya estaba mucho antes que Cataluña”, insiste el alcalde. Jaca pidió ser sede de los Juegos de 1998, 2002, 2010 y 2014, antes de plantear la carrera de 2022.

Aquel último proyecto aragonés murió en 2011, y el de Barcelona se mantuvo latente hasta acelerar definitivamente en 2018, cuando el COI avaló su capacidad técnica. Un año después, en verano del 2019, el Gobierno central propuso la entrada de Aragón en la ecuación para fortalecer el proyecto a ojos del organismo internacional, aunque parte del independentismo lo vio diferente. “Después de la crisis del procés, el Gobierno quiso que entrara Aragón al 50% para españolizar el proyecto”, dice un cargo político independentista vinculado a la candidatura. Azcón recoge el guante y analiza los equilibrios políticos: “Es contradictorio ser independentista y querer albergar un evento de Estado como los Juegos Olímpicos únicamente en Cataluña”.

El actual alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramon (PSOE), admite que “la política es inevitable” en una candidatura olímpica —”nadie la construye por motivos técnicos”, dice—, pero reclama tener perspectiva y garantizar un beneficio para la montaña. “Esto va de los Pirineos, y no de los territorios”. A veces, considera, algunos territorios “se creen encima del resto”. Y cita Madrid, Cataluña o el País Vasco. “Si hablamos de territorios y no de los Pirineos en su conjunto, no habrá acuerdos”, lamenta.

Pero las relaciones políticas entre los gobiernos de Cataluña y de Aragón son frías. Lambán calificó el jueves la actitud de la Generalitat de “antiolímpica”, y el president Pere Aragonès señaló después que si el proyecto embarranca definitivamente, “no será por nuestra culpa”. El consejero Faci niega que exista una mala relación entre las dos administraciones y reivindica “los lazos históricos” de las dos comunidades.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Bernat Coll

Periodista centrado actualmente en la información sanitaria. Trabaja en la delegación de Catalunya, donde inició su carrera en la sección de Deportes. Colabora en las transmisiones deportivas de Catalunya Ràdio y es profesor del Máster de Periodismo Deportivo de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS