Vídeo | 15 coches mal aparcados obligan a un autobús a circular en dirección contraria en Barcelona

Ni Transportes Metropolitanos de Barcelona ni la Guardia Urbana atienden las alertas del conductor

Vista desde dentro del vehículo.Vídeo: EPV

Las imágenes hablan solas. Un autobús urbano circula unos 100 metros pisando una línea continua y en dirección contraria por la calle del Santuari de Barcelona. El carril por el que debería conducir está ocupado por coches aparcados. Mal aparcados. Como indica una señal de tráfico al inicio de este tramo, solo pueden estacionar de 22 horas a 7 horas. La prohibición se cumple los días laborables, pero los fines de semana, sistemáticamente, hay vehículos aparcados. Quien cuenta todo esto es Paco Benavente, conductor de la línea V19, que como la 22, tiene parte del recorrido por esta empinada zona del barrio del Carmel.

Benavente explica que ha alertado de la situación muchas veces y en varios frentes: 010 (teléfono del civismo), Guardia Urbana y la empresa para la que trabaja, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB). A veces, también expone la situación en Twitter. Sin éxito. Hasta que la semana pasada pidió ayuda para grabar la situación y darla a conocer.

“El sábado día 5 llamé a emergencias y me pasaron con la Guardia Urbana a las 11.08 horas y a las 12.27. Me contestaron que enviaban una patrulla. Pero seguí pasando hasta las 14 horas y nadie apareció. El domingo, seguía todo igual”, relata mostrando las llamadas en pantallazos del móvil. “Es cada fin de semana y festivos”, suspira. Y relata el mal rato que pasa cada vez: “Si me paro y llamo a la empresa diciendo que tengo que circular contra dirección, me puede multar la policía por detenerme; si circulo, me encuentro coches, motos y patinetes de cara, en plena curva”, alerta. “¿Si hay una desgracia a quien reclamarán? Al conductor, que se salta la línea continua e invade el carril contrario”. Cuando se cruza con otro bus, “toca hacer maniobra, marcha atrás”. El bus y los coches que circulen a continuación.

La Guardia Urbana responde así, a través de un portavoz, a la situación expuesta: “La Guardia Urbana es consciente de la indisciplina de algunos conductores que aparcan en esta línea de calle, donde no está permitido los fines de semana. Cuando se observa esta infracción se procede a actuar, por parte de los agentes, para que se retiren los coches”. “Quien incumple son los vecinos que aparcan mal y la autoridad que no acude a retirarlos, pero si hay un problema las consecuencias probablemente serán para mí”, lamenta. TMB no ha contestado a la petición de este diario para valorar la situación.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
50% de descuento

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS