Unos 40 palestinos de un vuelo procedente de Egipto piden asilo en el aeropuerto de Barcelona

El avión estaba realizando una escala el pasado lunes y los pasajeros se negaron a continuar el viaje para solicitar la protección internacional

Aeropuerto de El Prat.
Aeropuerto de El Prat.Albert Garcia

Un total de 39 pasajeros de un vuelo procedente de Egipto con escala en Barcelona permanecen desde el pasado lunes en el aeropuerto de El Prat. Los viajeros, que según las fuentes consultadas son de origen palestino pero tienen pasaporte libanés, se negaron a seguir adelante con el trayecto y solicitaron asilo en España. El vuelo procedía de El Cairo y tenía como destino final Quito, con escalas en Barcelona y Bogotá, según ha explicado una portavoz de la Delegación del Gobierno.

El suceso ocurrió alrededor de las 11 horas del pasado lunes, cuando el avión aterrizó de Egipto en la Terminal 2, según la portavoz, y un nutrido grupo de pasajeros optó por no tomar el próximo vuelo y solicitar asilo. Los pasajeros explicaron que tenían la intención de formalizar una petición de asilo ante las autoridades españolas. Desde entonces, permanecen en la sala que el aeropuerto de Barcelona dispone para albergar a las personas que tramitan una solicitud de asilo en los controles fronterizos de las instalaciones aeroportuarias, un espacio que dispone de duchas y otros servicios básicos.

La Delegación del Gobierno señala que los pasajeros permanecen de forma voluntaria en el aeropuerto, puesto que tienen la posibilidad de regresar a su país de origen o reanudar el vuelo hacia Quito y Bogotá.

Este hecho ha ocurrido pocos días después de que el pasado 5 de noviembre varios pasajeros de un vuelo Air Arabia Maroc, que cubría la ruta Casablanca-Estambul, aterrizó por una falsa emergencia médica en el aeropuerto de Palma de Mallorca. Un grupo de viajeros, la mayoría de nacionalidad marroquí, empujaron e increparon a los miembros de la tripulación para poder bajar de la aeronave y emprender su huida por las pistas para supuestamente entrar en España. La situación en El Prat, no obstante, nada tiene que ver con la de Palma, insisten las fuentes consultadas, que admiten que lo sorprendente es el elevado número de pasajeros que ha presentado la solicitud de asilo. Ninguna de ellas ha sido resuelta todavía, según las mismas fuentes.

Desde el 1 de noviembre de 2018, España requiere un visado de tránsito aeroportuario a los refugiados palestinos con documento de viaje emitido por las autoridades libanesas. Aunque España ya les exigía visado para entrar en su territorio, no lo necesitaban para acceder a los puestos fronterizos de los aeropuertos españoles, donde podían iniciar los trámites para demandar protección internacional. Para acceder a esta zona de tránsito bastaba con comprar un billete con escala en España, pero con destino a otro país ajeno a la UE que no les requiera visado. La restricción se endureció en febrero 2019 al exigirse visado a todos los palestinos independientemente de su procedencia.

La medida tenía el objetivo de dificultar que los palestinos pidieran asilo en los aeropuertos españoles porque el Gobierno consideró que se había producido un “aumento muy notable de las peticiones”. En 2017 el número de palestinos que había pedido asilo en puestos fronterizos rondaba el millar, pero la cifra casi multiplicaba por cinco las solicitudes de 2016.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS