La cena del Rey en el Mobile: buen tono, cordialidad y alguna broma en la ‘mesa cero’

La pandemia, los fondos europeos y el retorno del congreso marcaron la conversación

La 'mesa cero' del arranque del Mobile presidida por el Rey, Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el de la Generalitat, Pere Aragonès y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
La 'mesa cero' del arranque del Mobile presidida por el Rey, Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el de la Generalitat, Pere Aragonès y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.Albert Garcia (EL PAÍS)

El pasado domingo, en la inauguración del Mobile World Congress,, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, hicieron algunos movimientos tácticos para evitar saludar al Rey en la habitual fila de autoridades, el conocido como besamanos. Sin embargo, ya en la mesa, donde ambos políticos sí coincidieron con Felipe VI, el clima fue de cordialidad, buen tono y predisposición en torno a las cuestiones que les preocupaban a todos ellos, según fuentes conocedoras del encuentro.

Más información
Los hoteleros ante el Mobile: “Lo importante es que se celebre”
Comienza el Mobile World Congress menos concurrido y más esperado

El Rey; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; Aragonès; Colau; el presidente de la Fira, Pau Relat; y el director general de GSMA, Mats Granryd compartieron la mesa cero. Allí conversaron, sobre todo, de la situación de la pandemia y de la crisis económica y social que ha traído; de la importancia de celebrar el congreso de forma presencial —en otros países, como Alemania se están cancelando reuniones—; y de los fondos de la recuperación económica postpandemia.

No hubo largos silencios ni tampoco momentos que pudieran resultar incómodos para algunos de los comensales. No se entró en temas de política y sí, en cambio, hubo lugar para alguna broma en torno a las canas que lucían, según apreciaciones de personas próximas a los comensales. La sensación que se compartía es que se estaba en una etapa en la que trabajar y dialogar entre instituciones, administraciones y la sociedad iba a ser esencial para salir del bache de la pandemia.

La voluntad de entendimiento marcó la hora larga de la cena entre unos comensales que conocían muy bien su papel y responsabilidad para evitar tiranteces.




Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS