_
_
_
_
_

Barcelona sale en busca de turistas rusos

Turisme quiere que aumenten un 10% los visitantes de esta procedencia

Turistas en la Rambla
Turistas en la RamblaGianluca Battista

La directora general de Turisme de Barcelona, Marian Muro, y el director de promoción del consorcio público-privado, Mateo Asensio, liderarán la próxima semana “la primera misión de promoción presencial postcovid” a las ciudades rusas de Moscú y Sant Petersburgo con un claro objetivo: conseguir que los rusos se interesen por Barcelona e incrementar en un 10% los turistas de esta nacionalidad que vienen a la capital catalana. La elección de Rusia para esta primera misión turística se debe al alto nivel adquisitivo de estos turistas y a su papel fundamental en la recuperación económica de un sector que ha quedado totalmente arrasado por la pandemia. Muro ha sido muy clara este jueves por la mañana sobre cuál es el papel de los destinos turísticos cuando solo faltan unos meses para que la vacuna permita la recuperación del sector: “Esto es una carrera. Después de un año de pandemia es ahora cuando todas [las destinaciones] vamos a salir a buscar visitantes. En Barcelona no nos interesa cuántos turistas van a venir sino qué tipo de turistas. Hemos de buscar”.

Más información
El bus turístico se reinventa para el público local

En la rueda de prensa, el presidente de Turisme de Barcelona, Eduard Torres, ha lanzado un mensaje de optimismo: “Nos quedan dos o tres meses de inactividad turística pero empezamos a ver el fin después de un año en que nuestras empresas han perdido hasta un 70% de la facturación. En los índices de búsquedas vemos que la gente quiere venir a Barcelona y dentro de unos meses los porcentajes de vacunación lo harán posible. Esperamos que este verano podamos alcanzar el 50% o el 60% de los visitantes que tuvimos en 2019”.

Para conseguir esas cifras, Turisme de Barcelona ha comenzado a explorar posibles visitantes. Comenzarán por los turistas rusos pero después vendrán los franceses, ingleses y estadounidenses.

La directora general del consorcio, Marian Muro, anunció que la intención es incrementar un 10% los visitantes rusas que vendrán a Barcelona en los próximos dos años. En 2019 Barcelona recibió a 195.450 ciudadanos rusos, lo que representa el 2,1% de la cuota de mercado, y realizaron 486.785 pernoctaciones, con una media de estancia en Barcelona de 2,5 noches. Es un mercado que, según Muro, se siente atraído por la cultura, sobre todo la música y el teatro, y por la gastronomía y los productos de proximidad.

Las investigaciones efectuadas por Turismo de Barcelona llevan a asegurar que el 80% del mercado ruso desea viajar fuera de su país este 2021. De hecho, durante el primer trimestre de este año Rusia ha sido uno de los mercados que más reservas en vuelos internacionales ha realizado. A esto hay que añadir que el viajero ruso tiene una percepción de Europa como un destino seguro en cuanto a contagios. Cada visitante ruso gasta 446,56 euros de media por persona —sin incluir el desplazamiento ni el alojamiento— mientras que el gasto medio de los turistas es de 345,49 euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los principales competidos con los que se va a enfrentar Barcelona para atraer al mercado ruso son ciudades de Turquía, Túnez y Grecia, y capitales como París y Roma.

El concejal de Turismo del Ayuntamiento de Barcelona, Xavier Marcé, sostiene que la ciudad debe realizar una búsqueda activa de los mercados turísticos que quiere atraer. Según Marcé, el turismo al que aspira la ciudad es “más comprometido, aspiracional y sostenible”, huyendo del turismo de sol y playa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_