sucesos

Los disparos de cazadores causan un muerto y un herido en un fin de semana

Un hombre que buscaba piñas falleció al recibir un disparo y otro resultó herido cuando iba en bicicleta

Mossos d'Esquadra en un control de tráfico.
Mossos d'Esquadra en un control de tráfico.David Zorrakino / Europa Press

Un hombre que buscaba piñas en una zona boscosa de Santa Maria de Martorelles (Vallès Oriental) falleció el pasado sábado tras recibir el disparo de un cazador que le confundió con un jabalí. El cazador fue detenido por los Mossos d’Esquadra por un delito de homicidio por impudencia grave.

El mismo día, al mediodía, un joven que iba en bicicleta por un camino de una pista forestal cerca del Turó dels Dròpols, en la zona de Riu Clar en Massanes (Selva), resultó herido por el disparo de otro cazador que participaba también en una batida de jabalíes. El herido, subsahariano y de 22 años, recibió un tiro en la mano y en la pierna. Por la dificultad de acceso fue trasladado en helicóptero al Hospital Josep Trueta de Girona.

Más información

En el segundo caso los hechos tuvieron lugar sobre las 12.30 horas en un camino forestal de Maçanet de la Selva a Riu Clar. Según fuentes del caso la víctima circulaba en bici cuando recibió el disparo de un cazador de la agrupación de la localidad, aunque se apunta que habría ido al bosque a recoger brezo. En seguida se alertó al 112 y, como era una zona de difícil acceso, el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), tras asistirle en el lugar, recogió al herido en helicóptero y lo trasladó al Hospital Trueta de Girona, donde llegó sobre las 14.30 horas.

Los Agentes Rurales que también acudieron al lugar del siniestro decomisaron el arma del cazador, para la que tenía permiso, y levantaron acta para averiguar si se había cumplido con las normas que establece la ley de caza, como haber señalizado la batida. Otra de las cuestiones que analizarán es cómo el disparo acabó en el camino, ya que está prohibido disparar en dirección a un camino y la zona de seguridad de distancia a estas zonas de paso es de 25 metros.

Por su parte los Mossos, que hicieron la prueba de alcoholemia al cazador y dio negativa, abrieron diligencias y le citaron a él y a otros participantes en la batida en la comisaría de Santa Coloma de Farners para declarar sobre los hechos. Con los resultados de la investigación se determinará si se instruyen diligencias por un delito de lesiones por imprudencia o se trata de un hecho accidental.

Otro fin de semana especialmente trágico fue el del 22 de febrero de 2020 cuando dos cazadores murieron en l’Esquirol (Barcelona) y también en Massanes, uno presuntamente por el disparo de su arma, que iba cargada en el coche –algo prohibido- y el otro por el la bala de un compañero que tras atravesar al jabalí rebotó y le impactó en la cabeza. En Lleida dos más resultaron heridos al caer.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50