Personas sin hogar

Tercer sin techo muerto en ocho días en Barcelona

La víctima, sin signos de criminalidad, ha sido hallada en un portal, tapada con una manta

Dos educadores de la Fundación Arrels hablan con una persona que vive en la calle.
Dos educadores de la Fundación Arrels hablan con una persona que vive en la calle.Gianluca Battista / EL PAÍS

Una persona sin techo ha sido hallada muerta hoy, poco antes de las cinco de la tarde, en un portal en Barcelona. Se trata de la tercera víctima sin hogar en ocho días que muere en la calle en la ciudad, después de que el lunes de la semana pasada dos hombres más falleciesen durante el temporal de frío. Los Mossos han recibido el aviso conforme una persona cubierta por una manta no se movía, según fuentes policiales. La víctima, de unos 60 años, iba sin identificación. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha acudido al lugar con una ambulancia medicalizada y ha confirmado el fallecimiento.

Más información

Los dos hombres muertos el lunes de la semana pasada, uno delante del mercado de la Barceloneta y el otro en el parque de la Ciutadella, presentaban signos de haber sufrido hipotermia, junto a otras patologías pulmonares y cardíacas, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. En el caso de hoy, las temperaturas en la ciudad han subido respecto al frío de la semana pasada. La policía no descarta que el hombre muerto llevase desde ayer en la entrada del aparcamiento del edificio de la calle de Consell de Cent donde ha sido hallado.

El debate sobre cómo ayudar a las personas que viven en la calle ha vuelto a la mesa política después de los dos últimos casos. El Ayuntamiento sostiene que cuenta con 2.900 plazas, algunas extras abiertas durante la operación frío, para poder alojar temporalmente a personas que viven en la calle. Y lamentan que incluso en las situaciones más adversas, algunos de ellos lo rechazan, como fue el caso del hombre muerto hallado en la Barceloneta.

Fundaciones como Arrels, dedicada a la ayuda de personas sin techo, repiten que los albergues e infraestructuras parecidas son solo una solución temporal para personas que han construido en la calle una red para su supervivencia. Dejarlo todo por una solución de unos pocos días para volver a empezar de cero, sostienen, es demasiado duro. Y piden a la administración soluciones estructurales. Entre noviembre de 2019 y noviembre de 2020, 18 personas sin hogar murieron en la calle en Barcelona, según datos de Arrels, que lamenta que desconoce los motivos porque no puede tener acceso a las autopsias.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50