TEATRO

El Teatre Lliure monta la revolución con ‘Turba’

La pieza del colectivo Mos Maiorum reflexiona sobre los cuerpos en la revuelta

Una imagen del espectáculo 'Turba' que llega al Lliure.
Una imagen del espectáculo 'Turba' que llega al Lliure.Magui Pichinini

Una reflexión sobre el papel necesario de los cuerpos en una revolución. Esto es lo que plantea el espectáculo Turba (en el sentido de muchedumbre desordenada), que el colectivo Mos Maiorum estrena presencialmente en el Teatre Lliure de Grácia el jueves (hasta el 24 de enero) con un formato escénico de un programa de radio. Se trata de otra de las apuestas del Lliure de llevar a los escenarios la actualidad y el debate político en la consideración de que el teatro no puede quedar al margen de los mismos.

Mos Maiorum, que fue compañía residente en el Lliure la temporada pasada en el marco de las primeras ayudas a la creación Carlota Soldevila, culmina todo un proceso de creación con este estreno en el que incide en su especial interés por los montajes a caballo entre el teatro documental y la ficción. En diciembre mostraron un work in progress en Montjuïc. Y en Temporada Alta lo hicieron en la programación A distància.

Turba, explican sus creadores, que se ha acabado de gestar en plena pandemia, “indaga en aquello que nos hace humanos y es clave en la supervivencia de la especie: la capacidad de actuar juntos”. Subrayan que los acontecimientos de la semana pasada en el Capitolio de los EE UU “han dado aún más actualidad a una pieza que se pregunta si es posible una revolución sin cuerpos”.

“Hemos pasado de la idea inicial de hablar de la turba en general a centrarnos más en la idea de la turba revolucionaria”, explica Mariona Naudin, miembro del colectivo con Ireneu Tranis y Alba Valldaura. Los tres se han aliado para el espectáculo con Nicolas Chevallier, Maria García Vera, Guillem Llotje y Claudia Vilà.

El montaje “apuesta por la oralidad como gesto político. Desde la pandemia estamos mirándonos por la pantalla y no queremos usar más imágenes. Por la radio se puede tener más sentido crítico”. Por este motivo, el espectáculo se basa escénicamente en un programa de radio que hace hablar a voces muy distintas, desde un experto en investigar democracias totalitarias hasta el jefe de campaña de Trump, pasando por Angela Davis o Frederica Montseny.

Lo más visto en...

Top 50