Accidentes de tráfico

Acusados de homicidio por no mantener su flota de camiones

Los Mossos concluyen que un chófer falleció en un accidente por el mal estado de los neumáticos del vehículo, que acumulaba mas de un millón de kilómetros y la ITV caducada

El camión accidentado en la A-2 en julio.
El camión accidentado en la A-2 en julio.CME / EL PAÍS

Cinco hombres, entre 26 y 75 años, han sido acusados de un homicidio por imprudencia grave por la muerte de un camionero en un accidente en julio a causa del mal estado de los neumáticos. Los investigados son los responsables de la empresa dueña del vehículo, que ya había sido denunciada con anterioridad. El camionero fallecido había manifestado que ese era su último día al volante con esa compañía por las malas condiciones en las que debía trabajar.

La investigación de los Mossos también ha dejado al descubierto que la empresa arrastraba una retahíla de malas praxis con toda su flota, con inspecciones pendientes y coches que circulaban en mal estado, según una nota de prensa difundida ayer por los Mossos. La compañía incluso había despedido a algún chófer por negarse a conducir los camiones a los que había montado neumáticos que habían rechazado otros camioneros por viejos. Los acusados están pendientes de ser citados por el juez.

Los Mossos empezaron desmenuzando las causas del accidente, que tuvo lugar el 3 de julio pasado, en la autopista A-2, a la altura de Castellbisbal (Vallès Occidental). El camión se desvió de su trayectoria: primero se fue hacia la izquierda, cruzando el tercer carrila de la autovía y chocó contra la mediana de hormigón.

Ya sin ningún tipo de control sobre el vehículo, el conjunto articulado rebotó contra los muros de hormigón que hacen de límite de la calzada y se desvió de nuevo hacia la izquierda, para volver a chocar con la mediana de cemento. En este último impacto, la cabina de la tractora, donde se encuentra el conductor, golpeó contra la base de uno de los paneles informativos de la autopista. Esos soportes son una viga de hierro de grandes dimensiones. Fruto de la colisión, la cabina se deformó y causó la muerte del conductor.

Para aclarar lo sucedido, y con la sospecha de que el mal mantenimiento, con unos neumáticos en mal estado, podía ser la causa que había costado la vida a un trabajador, los Mossos iniciaron una investigación basada en el histórico de las reparaciones y del mantenimiento del camión accidentado. El vehículo acumulaba más de un millón de kilómetros y presentaba “graves anomalías”, según explican los Mossos, como no tener la inspección (ITV) en vigor, que hacía más de dos años que estaba caducada.

Finalmente, concluyeron que el mantenimiento no había sido el adecuado y que podía tratarse de la “causa directa” del accidente. Por ese motivo denunciaron a los responsables de la empresa titular del camión por los delitos de homicidio por imprudencia grave y contra los derechos de los trabajadores.

Los agentes comprobaron también que las “irregularidades e incumplimientos eran práctica habitual” de la compañía. Su parque móvil, basado en vehículos de transporte y de grandes tonelajes, sufría de “graves retrasos en las revisiones técnicas obligatorias”. Por esas deficiencias ya habían sido denuncias e inmovilizados en “repetidas ocasiones” por los agentes de tráfico de los Mossos.


Lo más visto en...

Top 50