Las mujeres son mayoría en las fundaciones, pero no en los patronatos

En los órganos de gobierno y administración, dos tercios de los miembros son hombres

Una voluntaria de la fundación Banc dels Aliments.
Una voluntaria de la fundación Banc dels Aliments.Marta P�rez (EFE)

Pese a que en los últimos años se ha mejorado, conseguir una organización paritaria en el ámbito empresarial es una tarea complicada, y también lo es en las fundaciones sin ánimo de lucro. Estas organizaciones, con una amplia presencia en Cataluña —hay más de 2.000 fundaciones en los ámbitos social, educativo, de la cultura, la salud y la investigación— están formadas sobre una base de trabajadores y voluntarios que en su gran mayoría son mujeres y, en general, también hay más mujeres que hombres en los equipos directivos. Sin embargo, en los patronatos, el máximo órgano de gobierno y administración de las fundaciones, la presencia masculina todavía copa dos tercios de los consejos de patronos.

Los datos, que provienen de un estudio de la Coordinadora Catalana de Fundaciones presentado ayer, muestran que hasta en los ámbitos en los que la presencia femenina es mayoritaria en toda su estructura hay un déficit de representación de las mujeres en los órganos de gobierno. “El conjunto de la población que trabaja en fundaciones es mayoritariamente femenino, pero cuando llegas a los patronatos, hay más hombres. Es una cuestión histórica, porque en muchos casos las fundaciones fueron creadas por hombres, y es cuestión de tiempo que esta situación cambie”, explicó Eugènia Bieto, profesora de Esade y la encargada del estudio.

El informe muestra que la presencia femenina en las fundaciones es mayor, en todos los estamentos, que la que se encuentra en las empresas privadas. Los trabajadores de las fundaciones, aquellos que reciben una retribución por el desempeño de sus funciones, son en un 68% mujeres, y un 32% hombres. En el mercado de trabajo español, la proporción es de 55% hombres y 45% mujeres, parecida a la que se da en las empresas del Ibex 35. Entre el voluntariado que trabaja en las fundaciones sin tener retribución, dos tercios son mujeres y un tercio son hombres, una proporción que en el conjunto del voluntariado en España está más ajustada: 58% mujeres y 42% hombres.

Es en los equipos directivos donde se percibe la mayor diferencia entre el ámbito de las fundaciones y el de las empresas privadas. En el primero, el 59% de las directivas son mujeres, frente a un 41% de hombres. En las empresas privadas, en cambio, alrededor de un 80% de los directivos son hombres, tanto en el mercado laboral catalán como el español en su conjunto, así como en las empresas del Ibex 35.

Sin embargo, esta presencia mayoritariamente femenina no se da en los patronatos, los órganos de administración en los que los miembros no cobran, pero ostentan una posición de influencia. Ahí, solo un tercio de los patronos son mujeres (un 33,7%, concretamente) mientras que el resto son hombres. Es, sin embargo, una proporción más avanzada en paridad que la que existe en los consejos de administración de las empresas en España, donde un 80% de los consejeros son hombres.

El estudio no recoge diferencias salariales, aunque Bieto asegura que “es poco previsible que exista una brecha de género en las fundaciones”. Sin embargo, admite que los niveles salariales en las fundaciones son menores que en las empresas privadas.

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS