Urbanismo

El TSJC anula el plan para soterrar la Gran Via en L’Hospitalet

El fallo considera que la tramitación del proyecto debería haber pasado por el AMB

Uno de los tramos ya semicubiertos de la Gran Via de L'Hospitalet.
Uno de los tramos ya semicubiertos de la Gran Via de L'Hospitalet.Massimiliano Minocri

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha tumbado el plan director que definía el soterramiento pendiente de la Gran Via en el municipio de L’Hospitalet de Llobregat, uno de los mayores proyectos urbanísticos existentes actualmente en el entorno de Barcelona. El motivo de la anulación no es el contenido del plan director urbanístico que define esa obra sino una cuestión de forma: se obvió al Área Metropolitana de Barcelona (AMB) en la tramitación, en la que solo participaron el Ayuntamiento y el Departamento de Territorio de la Generalitat.

“Tendremos que declarar la nulidad de pleno derecho del PDU-GV.LL, por vulneración del principio de jerarquía normativa y por una falta insubsanable de competencia, sin necesidad de entrar, dadas las cirscunstancias, en más consideraciones”, reza la sentencia, que aconseja a la Generalitat, si pretende proyectos urbanísticos municipales y metropolitanos, les dé una “motivación reforzada, directa y basada en datos contrastables”. Además, el texto reitera que el PDU “no contiene ninguna indicación rigurosa, susceptible de justificar la competencia plena del Departamento de Territorio y Sostenibilidad en detrimento de las competencias urbanísticas metropolitanas, las cuales se han visto ignoradas a través de un acuerdo a dos bandas” entre la Generalitat y el ayuntamiento.

La anulación llega pese a que la misma sentencia afirma haber consultado al AMB para ver si se negaba al proyecto y haber respondido este que estaba a favor. Fuentes de Territorio explicaron que no harían referencia a la sentencia hasta que sus servicios jurídicos hubieran estudiado el fallo. Cabe la posibilidad de recurrir ante el Tribunal Supremo.

La denuncia, interpuesta por el grupo municipal de Iniciativa per Catalunya en 2017 supone un varapalo a un proyecto urbanístico que suponía reordenar la entrada sur a Barcelona, que se pretende convertir en un polo biomédico gracias a la presencia de los hospitales de Bellvitges y Reynals i Duran, y recoser dos zonas de L’Hospitalet actualmente cortadas por la vía rápida. El Ayuntamiento de l’Hospitalet pretendía iniciar las obras el próximo año, aunque se trata de una obra compleja que comprende semisoterrar un kilómetro de una arteria de comunicación crítica.

“Es un proyecto superimportante, no solo para L’Hospitalet sino para el país. Es evidente que desde la conselleria de Territorio y desde el ayuntamiento y el Consorcio de Transformación de la Gran Via trabajaremos para que este proyecto pueda ver la luz lo más pronto posible”, expresó ayer la alcaldesa de l’Hospitalet, Nuria Marin.

La sentencia llega pocas semanas después que el TSJC también anulara, aunque de forma parcial, el plan director que regula la zona de BCN World en Tarragona.

Lo más visto en...

Top 50