QUÍMICA TARRAGONA

Detenidos seis directivos de dos empresas químicas en Tarragona por corrupción empresarial

Los Mossos investigan varios delitos relacionados con adjudicación de licencias y prácticas empresariales fraudulentas

Vista de la empresa química Carburos Messer en Vila-seca, Tarragona.
Vista de la empresa química Carburos Messer en Vila-seca, Tarragona.Jaume Sellart (EFE)

Los Mossos d’Esquadra tienen una investigación abierta en relación a presuntas prácticas corruptas realizadas por varios directivos de, al menos, dos compañías químicas que tienen fábricas en Tarragona. La investigación se centra en la empresa Messer y afecta también a Carburos Metálicos. Hay, de momento, seis personas detenidas. Se trata de cargos ejecutivos de ambas compañías. Entre los arrestados está Rubén Folgado, director técnico de Messer Ibérica y presidente de la Asociación Empresarial Química de Tarragona (AEQT).

Las detenciones se han realizado este jueves, culminando una investigación policial que arrancó hace meses al levantar sospechas las obras de ampliación de una planta de Messer en el municipio de El Morell, según ha avanzado Efe. La empresa dio por terminada la obra en 2014, tras invertir 16 millones de euros, y presentó la nueva planta licuadora de gases industriales como la de mayor capacidad de producción de gases líquidos de la Península. Messer es líder en el negocio de los gases y Carburos Metálicos también comparte intereses en ese mismo sector industrial.

La licencia que concedió el Ayuntamiento para realizar la obra acumula presuntas irregularidades y es el punto de partida de una investigación impulsada por los Mossos bajo la dirección del juzgado de Instrucción 2 de Tarragona. Las detenciones realizadas este jueves son la ramificación de una causa en la que, según ha informado el juzgado, hay casi una veintena de investigados. La concesión de los permisos para edificar la planta presenta indicios de un delito contra la ordenación del territorio, prevaricación y falsedad documental.

Asimismo, la trama investigada habría puesto al descubierto un fraude millonario en el consumo eléctrico generado por las empresas químicas. Valiéndose de prácticas irregulares falsificaban, presuntamente, datos para obtener un contrato más ventajoso con la compañía eléctrica y, al falsificar el tramo tarifario, el suministro era más económico con lo que también aumentaban su competitividad en el mercado. Las irregularidades constituyen presuntos delitos de estafa, falsedad y corrupción en los negocios y se remontan a varios años. El valor del fraude se elevaría al menos a 100 millones de euros. Hasta que en 2008 se quedó con la totalidad del negocio de su unidad Messer Carburos, el Grupo Messer había compartido acciones y actividades con Carburos Metálicos.

Las reclamaciones por el alto coste energético que deben asumir en sus procesos productivos ha sido una queja recurrente de la industria química desde hace años. Las empresas han reclamado insistentemente la implantación de un sistema de redes energéticas cerradas para no perder competitividad en relación a plantas que operan en otros países y que tienen acceso a una electricidad más económica.

Las demandas del sector en materia energética se han canalizado a través de la AEQT, entidad que llevaba un año presidida por Rubén Folgado. La asociación ha anunciado que le apartaba del cargo. Un portavoz de la compañía Messer ha rechazado hacer valoraciones sobre el operativo policial alegando no tener información sobre el caso. La empresa ha manifestado ponerse a disposición de las autoridades judiciales para “colaborar en el pleno esclarecimiento de los hechos”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50