educación

Los alumnos catalanes de 4º ESO empeoran las notas en materias científico-tecnológicas

Las pruebas diagnósticas solo registran mejoras en matemáticas y lengua inglesa

Alumnos de cuarto de ESO de un instituto de Barcelona durante las pruebas en 2019.
Alumnos de cuarto de ESO de un instituto de Barcelona durante las pruebas en 2019.Gianluca Battista

Las materias científico-tecnológicas continúan siendo una piedra en el zapato para los alumnos de 4º de ESO de Cataluña. Las pruebas de evaluación realizadas por la Generalitat revelan que estas temáticas es donde los estudiantes en el último curso de la enseñanza obligatoria obtienen peores resultados: un 63,5 de media sobre 100. Además, es el ámbito donde hay más alumnos con notas muy bajas.

Las pruebas de competencias -a las que en febrero se sometieron 73.000 alumnos- evalúan los conocimientos básicos que los alumnos han asumido al final de la etapa obligatoria en cinco ámbitos: lengua catalana, lengua castellana, lengua inglesa, matemáticas y conocimiento científico.

Este último registra los peores resultados, seguido de las matemáticas (70,2 de media), catalán (74,1), inglés (74,7) y castellano (77,9). De los cinco sectores, solo se registran mejoras en matemáticas e inglés. A pesar de ello, el secretario de políticas educativas, Carles Martínez, restó importancia al descenso en el resto de los ámbitos. “Estas oscilaciones son normales, por eso relativizamos los resultados. Lo que vale son las tendencias y ahora no hay ninguna tendencia marcada”, valoró.

No obstante, donde sí se nota una clara tendencia, y a la baja, es en el conocimiento científico y tecnológico, que se evalúa desde 2016. En cinco años se ha pasado de una media de 67,2 a los 63,5 actuales. Por el contrario, mejoran ligeramente los resultados en lengua castellana (un punto y medio en este último lustro) y de forma más marcada en la inglesa (casi cuatro puntos).

Por franjas de resultados, donde se acumulan más alumnos con un bajo nivel de competencias es también en el ámbito científico-tecnológicas, casi el 17%, un porcentaje que no ha parado de crecer en los últimos tres años, al mismo tiempo que se reducían los que lograban un nivel alto, que es del 20,3%. Este mismo fenómeno se produce en lengua catalana, con un 13% de alumnos en la franja más baja y 21,6% en la más alta.

Por sexos, las pruebas revelan que las niñas obtienen mejores resultados que los niños en las tres lenguas, pero peores en las matemáticas y el ámbito científico.

Lo más visto en...

Top 50