residuos

El plan de residuos del AMB busca ahorrar 17 millones al año

La iniciativa pretende cumplir los estándares europeos

Un vecino de Barcelona tirando la basura en unos contenedores.
Un vecino de Barcelona tirando la basura en unos contenedores.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

El vicepresidente de Ecología del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Eloi Badia, presentó ayer el Premet25, el plan estratégico de gestión de residuos, cuyo cumplimiento comportará un ahorro anual de unos 17 millones de euros y permitirá alcanzar los objetivos europeos de reciclaje.

En una rueda de prensa, Badia destacó que el plan, aprobado definitivamente, y por unanimidad, por el AMB, establecerá nuevos modelos de recogida de residuos para todos los municipios metropolitanos, basados en el puerta a puerta y los contenedores inteligentes.

“Cuando tiramos un residuo al contenedor gris perdemos dinero, cuando lo tiramos al amarillo, ganamos dinero”, enfatizó Badia para resumir el coste que implica el tratamiento de la fracción resto y los beneficios que genera la recogida selectiva gracias a la economía circular. En este sentido, señaló que el cumplimiento del Premet permitirá ahorrar 17 millones anuales porque evitará el sobrecoste por generación de toneladas de fracción resto y las sanciones europeas.

En cuanto al impacto ambiental, cada año reducirá entre 160.000 y 250.000 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero, disminuirá en un 8% la toxicidad producida y la demanda de energía será un 32% menor. Además, el plan calcula que el cambio de modelo generará entre 1.047 y 1.650 puestos de trabajo en servicios de gestión de residuos.

“Claramente las zonas de Cataluña que apuestan por el puerta a puerta o el contenedor inteligente logran más rápidamente acercarse a los objetivos de la UE”, destacó Badia, que añadió que el AMB bonificará a los municipios que impulsen mejoras en sus sistemas de recogida.

Los mandatos de la Unión Europea establecen que en 2020 la tasa de reciclaje debe ser del 50%, en 2025 del 55% y en 2030 debe llegar al 60%. Actualmente, Cataluña se encuentra en el 44,8%, mientras que el AMB, a pesar de alcanzar su máximo histórico, está en un 37,4%.

“Toda Cataluña está dando pasos adelante, pero es cierto que la región metropolitana no está dando los suficientes y hemos perdido algunas posiciones respecto a otros territorios catalanes”, señaló Badia. El también concejal de Emergencia Climática de Barcelona subrayó que alcanzar los estándares europeos es un “objetivo compartido”. “Cataluña no podrá cumplir los acuerdos si no lo logra el AMB y el AMB no podrá si Barcelona no se implica”.

Lo más visto en...

Top 50