ARTES ESCENICAS

El incierto futuro del Antic Teatre

La negativa del propietario del inmueble a renovar el alquiler y la pandemia golpean el proyecto

Reapertura de la terraza del bar del Antic Teatre durante la desescalada, en Barcelona.
Reapertura de la terraza del bar del Antic Teatre durante la desescalada, en Barcelona.Aldo Nicolai

El Antic Teatre de Barcelona, un centro cultural con teatro y una amplia terraza situado muy cerca del Palau de la Música, reabrió hace unos días con futuro incierto. El propietario del inmueble les informó de que no les renovará el contrato de alquiler, vigente hasta 2027. Su última oferta consistió en proponerles un aumento de la mensualidad a 7.500 euros, que quintuplicaba el importe actual. Su condición, aparte, era renegociar desde inicios de año la subida a cambio de alargar el acuerdo cuando terminase. El proyecto del Antic se financia en un 37% con lo que se recauda en el bar y la venta de entradas en la taquilla del teatro, cerrada aún por la crisis sanitaria.

La directora artística del Antic, Semolina Tomic, defiende la continuidad de la iniciativa en el mismo edificio donde abrieron, en 2003, en el barrio de Sant Pere, Santa Caterina y La Ribera. “Lucharemos como bestias para que se quede aquí como espacio cultural y artístico. No sé si se conseguirá”, dice. El 17 de febrero lanzaron una campaña de denuncia en redes sociales y convocaron una rueda de prensa, con la presencia de compañías teatrales y vecinos de la zona, para exponer su situación. Ese mismo día, el propietario les hizo llegar un burofax con la negativa definitiva sobre la renovación del arrendamiento. Desde ese momento, los canales de comunicación están rotos, según detalla la responsable.

Tomic explica que están a la espera de una respuesta por parte del Ayuntamiento de Barcelona para buscar una solución y espera que la covid-19 no sea “una excusa perfecta para pasar del proyecto". "Por ahora tiramos así. Se ha abierto el bar, hemos pedido un crédito bancario y vamos a ver cuándo podemos empezar nuestra programación”.

Los problemas con el dueño no son un tema reciente, según la directora artística. Cuando acabaron las obras y obtuvieron la licencia para operar como un centro social y cultural, en 2014, quería que reformasen también la fachada principal del inmueble. “No lo hicimos y nos demandó”, describe. El juicio se celebró en 2017 y el propietario perdió. “Lucharemos por esto”, añade.

El Antic Teatre es un espacio ubicado en un edificio construido, en 1650, en un inmueble incluido en el Catálogo del Patrimonio Arquitectónico e Histórico-Artístico de Barcelona. Desde sus inicios ha acogido más de 3.700 funciones que han involucrado a unos 3.300 artistas, según cifras del proyecto. En 2019, obtuvieron unos ingresos por 346.900 euros; 57% de financiamiento propio (recaudación del bar y venta de entradas, principalmente), y un 43% de recursos públicos con el apoyo de entidades como el Instituto Catalán de las Empresas Culturales (ICEC), el Institut de Cultura de Barcelona (ICUB), el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem) y el distrito de Ciutat Vella.

Lo más visto en...

Top 50