ERC da por probado el escándalo de acoso en Exteriores y estudia si expulsa al exconsejero Bosch

La investigación interna “acredita de manera inequívoca conductas que vulneran el código ético”

Alfred Bosch, en una imagen de archivo
Alfred Bosch, en una imagen de archivoGIANLUCA BATTISTA

Tras casi dos meses de investigación interna, Esquerra Republicana de Catalunya ha decidido abrir expedientes disciplinarios al exconsejero de Exteriores de la Generalitat, Alfred Bosch, y a su exjefe de Gabinete, Carles Garcias, tras confirmar las quejas de escándalos de acoso en ese departamento. Ambos –Garcias como responsable directo y Bosch por encubrirlo– esperan ahora que la comisión de garantías decida si les expulsa o no de la formación, tras asegurar que las pesquisas acreditan "de manera inequívoca conductas que vulneran el código ético del partido”.

Garcias ya estaba suspendido de militancia, de manera preventiva, y Bosch estaba a la espera de conocer el resultado de la investigación interna. La decisión de la cúpula, adelantada por el diario Ara, se conoció el pasado lunes y también incluye la recomendación de recurrir a expertos ajenos a la formación para revisar el protocolo interno sobre acoso “para hacerlo más eficaz y evitar así situaciones similares en el futuro”. El expediente también recomienda reforzar la formación de cargos y trabajadores de ERC en prevención de este tipo de casos.

La cúpula de Esquerra fue tajante con Bosch una vez el caso salió a la luz pública, el pasado 10 de marzo. El entonces consejero abandonó su cargo el mismo día en que se conoció que había intentado recolocar a Garcias dentro del departamento cuando se enteró de su acoso a varias empleadas. El exconsejero hizo caso omiso a las quejas al considerar que no estaban lo suficientemente sustentadas –no hubo ninguna denuncia formal a las autoridades–y respaldó a su entonces número dos. Garcias fue cesado en enero.

Más información

Los republicanos intentaron encubrir los hechos y no recurrieron a los protocolos establecidos por la Generalitat, sino que quisieron derivarlo como un caso interno del partido. Bosch acabó dimitiendo y fue reemplazado por Bernat Solé. “Las cosas se podrían haber hecho mejor, pero Esquerra ha actuado, Garcias está cesado y las víctimas, protegidas. Eso es lo que hay que poner en valor”, defendió en su día Marta Vilalta, la portavoz y adjunta a la secretaría general de ERC.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50