CRISIS DEL CORONAVIRUS

Hard Rock pide cinco meses más para comprar los terrenos de BCN World

La Generalitat no cobrará hasta el próximo año el impuesto por las emisiones de CO2 de vehículos

Los terrenos donde está previsto que se instale BCN World en Vila Seca.
Los terrenos donde está previsto que se instale BCN World en Vila Seca.Josep Lluís Sellart

Hard Rock International ha pedido a la Generalitat retrasar cinco meses más la adquisición de los terrenos de Vila-seca y Salou, donde prevé levantar un complejo turístico centrado en el juego. El Gobierno catalán ha decidido hoy darle esa potestad, por lo que la firma con el Incasòl, intermediario con la banca, podrá cerrar el acuerdo hasta el 5 de octubre. El motivo de la petición, que supone un nuevo retraso en el proyecto turístico, es el impacto económico que está teniendo el coronavirus en las cuentas de la multinacional estadounidense.

Según ha informado el Gobierno catalán tras su reunión semanal, las condiciones del acuerdo se mantienen como hasta ahora, con un movimiento a tres, en el que también participa CriteriaCaixa, propietario de los terrenos. Lo acordado hasta ahora es que el Incasòl compre por 120 millones de euros los terrenos a la sociedad inversora de La Caixa y que esta, inmediatamente, le venda ese patrimonio al grupo estadounidense por el mismo precio. La Generalitat siempre ha defendido que la operación no tendrá ningún impacto en sus cuentas por la operación.

El Ejecutivo ha decidido también hoy paralizar hasta 2021 (estaba previsto para este año) el cobro del impuesto que gravará las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos, un nuevo tributo medioambiental. La Generalitat argumenta el retraso por las dificultades de elaborar el padrón de vehículos en las actuales circunstancias, cuya versión provisional debía estar lista este mes de mayo en el caso de turismos y furgonetas y no será posible ponerlo en marcha hasta el mes de noviembre. La Generalitat preveía ingresar este año por ese tributo cerca de 40 millones de euros.

En el paquete de medidas económicas que han salido hoy del Consell de Govern está también la ayuda de 200 euros anunciada el lunes por vicepresidente económico, Pere Aragonès. Se trata de un pago único para la compra de productos de primera necesidad que podrán solicitar trabajadores afectados por ERTE, eventuales que han perdido su contrato a causa de la pandemia y trabajadores autónomos que hayan perdido un 30% de sus ingresos mensuales.

Asimismo, el Instituto Catalán de Finanzas ha articulado una línea de crédito a través del Instituto Catalán de Finanzas de 700 millones de euros. El objetivo de esos créditos, que no podrán superar los 2,5 millones de euros, es proveer de liquidez a empresas y trabajadores autónomos afectados por la falta de ingresos. La devolución de los créditos se podrá prolongar durante cinco años con un primer ejercicio de carencia.


Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Dani Cordero

Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS