La Generalitat pide regularizar indefinidamente a los trabajadores inmigrantes del campo

La consejera de Agricultura, Teresa Jordà, envía una carta al ministro para pedir medidas de protección ante la pandemia

La consejera de Agricultura, Teresa Jordà, en una imagen de archivo.
La consejera de Agricultura, Teresa Jordà, en una imagen de archivo.Andreu Dalmau (EFE)

La medida de carácter temporal que aprobó el Gobierno de Pedro Sánchez para paliar la falta de trabajadores en el campo a causa del coronavirus, y que consiste en prorrogar hasta el 30 de junio el permiso de trabajo de temporeros inmigrantes y reclutar jóvenes migrantes con permiso de residencia pero sin autorización para trabajar, es considerada insuficiente por la Generalitat de Cataluña. En una comparecencia en el Parlament, la consejera de Agricultura, Teresa Jordà, ha pedido este viernes que la regularización de estas personas tenga carácter definitivo, y ha criticado al Gobierno por “condenar a la vulnerabilidad y la ilegalidad” a los temporeros cuando se les termine el permiso de trabajo temporal.

La consejera ha analizado los retos que afronta el sector de la agricultura a causa de la pandemia y el confinamiento. Uno de ellos es la falta de mano de obra para la cosecha entre junio y agosto. Según datos del sector, en Cataluña será necesario contratar a cerca de 33.000 personas para estas tareas. En los últimos años, un 80% de estos trabajadores provinieron de otros países, pero Jordà ha recordado que, a causa de la pandemia, este verano el 70% de estos trabajadores inmigrantes no podrá cruzar la frontera. “Es necesario activar todos los mecanismos posibles para la incorporación de mano de obra”, ha dicho, y ha valorado positivamente el incentivo aprobado por el Gobierno que permite simultanear el cobro de la prestación del paro con el cobro de la retribución por trabajar en el campo.

Sin embargo, fue muy crítica con el real decreto de 7 de abril que pretende atraer a trabajadores migrantes pero no especifica qué ocurrirá con ellos una vez deje de estar en vigor, el próximo 30 de junio. “No puede ser temporal y solo mientras dure esta crisis. No es de recibo que se otorgue el permiso de trabajo y, cuando se termine el trabajo, se deje a estas personas de nuevo solo con el permiso de residencia”, ha dicho. “Los estamos condenando otra vez a la vulnerabilidad y a la ilegalidad. Y esto no es éticamente correcto, y más cuando les estamos pidiendo un acto de responsabilidad hacia nosotros”, ha añadido.

La consejera también explicó que ha enviado una carta al ministro de Agricultura, Luis Planas, con la petición de varias medidas para afrontar las necesidades de la agricultura y la ganadería. Por un lado, Jordà avisa de que, si no se puede realizar una campaña agraria “con las mínimas condiciones”, la Generalitat planteará al Gobierno “la posibilidad de activar una ayuda de Estado destinada a la parte de la cosecha que no será posible hacer debido a la falta de mano de obra”. Además, en la carta la consejera pide al ministro que solicite a la Comisión Europea una ayuda prevista en el reglamento europeo para el almacenaje privado de carne fresca o refrigerada de animales.

Sobre la firma

Josep Catà Figuls

Es redactor de Economía en EL PAÍS. Cubre información sobre empresas, relaciones laborales y desigualdades. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona. Licenciado en Filología por la Universidad de Barcelona y Máster de Periodismo UAM - El País.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS