CONSECUENCIAS DEL CORONAVIRUS

Desperta Ferro sigue dando guerra pese a la pandemia

La editorial especializada en historia militar sube a la web interesantes contenidos

Imagen del número de la revista Desperta Ferro dedicada al emperador Barbarroja./ RADU OLTEAN
Imagen del número de la revista Desperta Ferro dedicada al emperador Barbarroja./ RADU OLTEANRadu Oltean / Desperta Ferro Ediciones

Desperta Ferro, la editorial especialista en historia militar que publica libros del género y la popular revista del mismo nombre, está sufriendo como todas el embate de la crisis del coronavirus pero ha adoptado una férrea formación defensiva de testudo, la tortuga de las legiones romanas, y presenta iniciativas para capearla. La principal, además de mantener su tienda on line operativa, es llevar contenidos de gran interés a su página web, algunos de ellos originales, es decir no publicados en sus revistas.

Un recorrido por su blog permite encontrarse con temas tan sensacionales —siempre a cargo de especialistas de primera línea— como los húsares alados, las guerras marcomanas, la orden del dragón de Vlad Tepes (el draculeano empalador), la caza del Bismarck, las guerras napoleónicas vistas desde el cómic (un pormenorizado estudio del historiador Francesc Gracia), Bull Run, Jarkov, el bautismo de fuego del Afrika Korps, los vikingos en Irlanda, los guerreros germánicos al servicio de los emperadores de Roma… Vamos que da para pasarse el confinamiento entero en pie de guerra.

Entre los contenidos, alguno tan oportuno como las epidemias en la conquista de América. Muy interesante también el estudio sobre el guerrero cántabro Laro, citado en un poema de Silo Itálico del siglo I. El mercenario de los cartagineses era un hacha con, precisamente, el hacha y capaz de lanzarla incluso de espaldas, lo que no le sirvió para vencer en combate singular a Lucio Cornelio Escipión… El texto, del historiador Tomás Aguilera, sigue las metamorfosis literarias de Laro hasta la actualidad. Otro artículo destacable, ya que estamos, es cómo se montaba en la práctica una rampa con la testudo para asaltar fortificaciones enemigas (a cargo de un esforzado grupo de recreación histórica).

“Es la primera vez en los diez años de vida de la revista que no salimos en fecha”, deplora Javier Gómez, miembro del equipo editorial de Desperta Ferro. “Pero esperamos compensar con todos esos artículos en línea que incluyen ilustraciones, mapas, etcétera”. Los números de abril, dedicados a Bailén (historia militar moderna) y a los primeros cristianos (arqueología) han sido aplazados, aunque ya estaban listos, y saldrán en cuánto la situación se normalice. La producción de libros también ha quedado en dique seco (afortunadamente les dio tiempo a publicar el estupendo Infamia, una historia del crimen en la Antigua Roma) y se estudian fechas para los títulos previstos, la nueva entrega de la Historia del arte en cómic, un libro sobre los tercios con fotografías de reconstrucción histórica, una historia sobre el mito del vampiro, y el libro de Max Hastings, Guerreros.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50