CORONAVIRUS

Colau promete un “escudo social” para proteger a los más vulnerables

La alcaldesa pide una moratoria en el pago de alquileres e hipotecas de los más necesitados

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en videoconferencia, este domingo. @BCNENCOMU (EUROPA PRESS) / VÍDEO: ATLAS

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró este domingo que la ciudad será un “escudo social” para las personas más vulnerables. “No queremos que nadie quede abandonado y que pase como en 2008, cuando las familias más vulnerables quedaron solas”, dijo en un discurso institucional tras firmar el decreto de aplicación del estado de alarma en la ciudad. Colau pidió responsabilidad y calma a los ciudadanos y, en un mensaje dirigido a las otras administraciones, solicitó una moratoria en el pago de alquileres ehipotecas de los más necesitados.

Colau compareció desde su casa, donde permanece confinada desde el jueves, tras saber que había mantenido contacto con un funcionario que dio positivo por coronavirus. La alcaldesa defendió que el estado de alarma ofrece “un necesario marco unitario de coordinación para ir todos a una, ciudadanía, empresas y administración”. Colau pidió a los ciudadanos que permanezcan en sus casas, aunque recordó que el 44% de los 15.000 trabajadores municipales deberá seguir en sus puestos de trabajo para atender necesidades básicas (seguridad, limpieza, emergencias, salud). El resto estarán en casa a disposición de la administración por si fueran necesarios.

Barcelona ha cerrado sus parques y jardines y ha paralizado todas las obras impulsadas por el Ayuntamiento, entre otras medidas. Pero en lo social no se detiene. Colau señaló que incluso se ha ampliado el reparto de comida a domicilio para los más vulnerables. La concejal de de salud, Gemma Tarafa, detalló después después que entregarán 1.200 comidas a personas vulnerables y otras 1.000 a personas de edad avanzada. Además, a las familias de 30.000 niños con beca comedor se les entregará una tarjeta monedero para comprar alimentos.

El Ayuntamiento también garantizará los servicios para personas sin hogar, la atención a las mujeres víctimas de violencia machista y la teleasistencia a los 100.000 usuarios que la utilizan en la ciudad. Colau prometió que en esta crisis sanitaria “nadie se quedará solo” y exigió al gobierno “medidas económicas que garanticen que las familias trabajadoras no se queden solas”. La alcaldesa apuntó que debe aprobarse una “moratoria en el pago de hipotecas y alquileres” para las familias vulnerables. “Saldremos adelante todos juntos”.

El Ayuntamiento de Barcelona ha detectado seis positivos por coronavirus entre su plantilla y mantiene a 167 personas en aislamiento preventivo, entre ellas a cinco concejales y a Colau.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50