_
_
_
_

Euskadi desactiva las alertas tras 24 horas de fuertes lluvias que provocan desprendimientos y pequeñas inundaciones

El Gobierno de Navarra activa el nivel 1 del plan de inundaciones para vigilar los caudales de los ríos, aunque no prevé que se desborden en los núcleos urbanos

Lluvias Euskadi
El rio Zadorra (Álava) desbordado corta la carretera A-4302.Fernando Domingo-Aldama
San Sebastián / Pamplona / Valladolid / Logroño -

Las fuertes lluvias vinculadas a la borrasca Mónica caídas en las últimas horas en el País Vasco, hasta registrar los 160 litros por metro cuadrado en zonas del interior de Gipuzkoa, han causado un total de 222 incidencias, según el balance ofrecido por SOS-Deiak, principalmente por desprendimientos y caídas de árboles, además de inundaciones puntuales por el desbordamiento de ríos. El Gobierno vasco ha desactivado la tarde de este martes el Plan Especial de Emergencias por riesgo de inundaciones tras poner en marcha la alerta un día antes. En Navarra, el Gobierno foral ha activado el nivel de emergencia 1 del Plan de Inundaciones para vigilar los caudales de los ríos, aunque no se espera que se desborden al paso por núcleos urbanos. En Léon las nevadas han impedido a cientos de niños asistir al colegio por no poder circular los autobuses escolares.

La zona sur de Vitoria ha sido una de las más afectadas por este episodio de precipitaciones. El aumento del caudal del río Batán, un afluente del Zadorra, ha provocado que la red de alcantarillado no consiguiera absorber todo el agua y esta se embalsara en algunas calles de la capital vasca. Las cuencas de los ríos Kadagua, Deba, Urola, Oria, Urumea, y Zadorra, con desbordamientos puntuales, han obligado a realizar cortes en carreteras de Álava y Gipuzkoa.

Una persona trata de sortear el agua en las inundaciones registradas este martes en Villabona (Gipuzkoa) tras desbordarse el río Oria.
Una persona trata de sortear el agua en las inundaciones registradas este martes en Villabona (Gipuzkoa) tras desbordarse el río Oria.Javier Hernández

El tráfico ha estado cerrado por nieve en los puertos alaveses de Bernedo y Herrera. Cerca de Vitoria, los bomberos han tenido que rescatar a una persona atrapada en su furgoneta y a un caballo en una finca inundada de Jundiz, en Álava. En Gipuzkoa, se ha producido un desprendimiento sin causar heridos en el alto de Deskarga que ha impedido circular entre las localidades de Antzuola y Beasain. También ha quedado anegada durante la mañana la carretera entre Azpeitia y Zestoa, y el río Oria también ha superado sus límites en Villabona, afectado a locales comerciales y bajos de viviendas. Las incidencias han sido mucho menores en Bizkaia, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

De las 222 incidencias contabilizadas por los servicios de emergencias, 118 se ha debido a desprendimientos y caídas de árboles, y 104 por balsas de agua y achiques de inmuebles. A las 15.00, el Gobierno vasco ha desactivado los avisos por lluvias, viento y nieve tras observarse una mejora de las condiciones meteorológicas. “Lo peor ya ha pasado”, ha afirmado a media tarde el jefe de Meteorología del Ejecutivo autónomo, José Antonio Aranda tras asistir a la reunión de seguimiento y control de la situación celebrada hoy en Bilbao. Para las próximas horas, “las precipitaciones bajarán notablemente, tanto en persistencia como en la intensidad”, ha añadido.

El río Ulzama pasa desbordado por la localidad navarra de Villava, este martes.
El río Ulzama pasa desbordado por la localidad navarra de Villava, este martes.Villar López (EFE)
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Navarra. En Navarra, la lluvia no cesa en la mitad norte desde el mediodía de este lunes y las previsiones meteorológicas han hecho temer una repetición de las históricas riadas de 2021. Finalmente, no ha sido así, pero las precipitaciones registradas en las últimas 24 horas en la comunidad han superado los 100 milímetros en varios puntos y algunas estaciones de la Cuenca de Pamplona han batido su récord en un mes de febrero con el mayor registro pluviométrico “desde al menos la década de 1960″, según han informado desde Aemet Navarra.

El Gobierno de Navarra ha activado el nivel de emergencia 1 del Plan de Inundaciones de Navarra para vigilar los caudales, pero la consejera de Interior, Amparo López, ha señalado que no tienen constancia de que haya “ningún riesgo para la población ni vaya a haber ninguna afección importante” en los núcleos urbanos. Sí se espera afecciones en los terrenos agrícolas. Las fuertes lluvias han afectado sobre todo a la mitad norte de la Comunidad foral —en los Pirineos hay aviso naranja por acumulaciones de nieve de hasta 30 centímetros— y se han registrado varios accidentes en las carreteras navarras, sin heridos de gravedad, durante las primeras horas de este martes. López ha aseverado que los “embalses han funcionado muy bien”, sobre todo el de Yesa. De acuerdo con la consejera, el nivel 2 se ha activado en las localidades de Etxalar y Arruazu y se han llegado a desbordar el Arga, el Ega y el Araquil. En estos momentos, la atención está puesta en la mitad sur, sobre todo en Tudela, donde se espera el pico de caudal mañana miércoles. En la localidad, ha aclarado la consejera, se esperan niveles muy altos de caudal, pero “en principio, no tendríamos un riesgo para la población ni para ámbito urbano”.

Puente de piedra sobre el río Ebro, a su paso por Logroño, este martes.
Puente de piedra sobre el río Ebro, a su paso por Logroño, este martes.Víctor Espuelas

Castilla y León. El temporal Mónica ha provocado también dificultades en el tráfico en múltiples zonas de Castilla y León. Decenas de rutas escolares del norte de León se han visto afectadas por la nieve, con cientos de niños sin colegio por no poder circular los autobuses. Además, se ha ordenado el uso de cadenas en vías de montaña como el puerto de Pajares entre León y Asturias al igual que en otras carreteras nacionales de la montaña palentina. Desde que comenzó el temporal se han producido diversos embolsamientos de camiones también por esas zonas o en la provincia de Soria, donde también han vivido copiosas nevadas que han ralentizado el tráfico y han obligado a circular con cuidado y a desplegar a la Guardia Civil para garantizar la circulación. Las lluvias y esas nevadas se han dejado notar en los ríos, con varios de ellos con importantes caudales en el norte de Burgos, como el río Nela en localidades como Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja, donde permanecen en alerta amarilla aunque sin producirse desbordamientos o situaciones de especial peligro para los coches o los habitantes. Las precipitaciones, el viento y el frío se espera que sigan causando dificultades al menos hasta este miércoles en Castilla y León.

La Rioja. La comunidad riojana ha activado la fase de preemergencia del plan especial del plan especial de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones por la crecida del Ebro. La previsión de la Confederación Hidrológica del Ebro (CHE) es que el caudal alcance los 1.000 o 1.100 metros cúbicos por segundo la tarde de este martes en Haro y de madrugada en Logroño, con una altura de cerca de 4,5 metros (nivel rojo de emergencia). En la capital, el Ayuntamiento ha desplegado el operativo especial ante la previsión de que el agua anegue las instalaciones que se encuentran en las inmediaciones del río (camping, urbanización de vivienda o recintos deportivos). La CHE tampoco descarta el cierre de las pistas del aeropuerto de Logroño-Agoncillo en las inmediaciones del curso del río. Uno de los mayores registros del Ebro data del 27 de febrero de 2015 con 4,45 metros de altura y 1.180 metros cúbidos por segundo. Mañana se espera que los problemas se trasladen aguas abajo, en zona de Alfaro, en el límite de La Rioja y Navarra.

Cantabria. La borrasca se ha despedido de Cantabria tras haber dejado a su paso 70 incidencias por nieve, lluvia o viento, de las cuales 23 se han producido esta mañana, entre las 7.00 y el mediodía, cuando han quedado desactivados todos los avisos meteorológicos. Durante el temporal, el Centro de Atención de Emergencias 112 ha recibido 154 llamadas, que han derivado en la gestión de esas 70 incidencias. De las 23 incidencias gestionadas que ha gestionado entre las 7.00 y el fin de los avisos meteorológicos, 17 han sido por nieve, la mayoría relacionadas con la gestión de cambios de estado de las carreteras. También se han registrado acumulaciones de nieve en calzada, daños en fachadas o tejados, recoge Europa Press.

Comunidad Valenciana. El fuerte viento que ha soplado este martes ha provocado daños materiales en siete vehículos en Castellón, en su mayoría debido al desplazamiento de contenedores, así como la caída de vallas, árboles y señales de tráfico y otros objetos en Castellón, según ha informado el Área de Seguridad de la ciudad y recoge Europa Press. Así, se han registrado 61 llamadas desde las 6.00 a las 19.00 horas. En total, se han actuado en la caída de cuatro vallas, de cuatro señales de tráfico, y se ha realizado 13 servicios relacionados con caída de cascotes y otro objetos, y otras 11 intervenciones han sido por caída de ramas y árboles y nueve por desplazamientos de contenedores. Además se han realizado otros 20 servicios más como consecuencia del viento. El Consorcio Provincial de Bomberos ha informado de que se han realizado un servicio relacionado con un árbol en l’Alcora y la retirada de placas metálicas de una nave en Benicarló. Por su parte, el Consorcio de Valencia también ha actuado por la caída de árboles y ramas.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_