_
_
_
_
_

El Defensor del Pueblo visita las hacinadas salas de asilo de Barajas: “Es urgente que se habilite un espacio adecuado”

El ministro del Interior reconoce un uso “fraudulento” de vuelos de Marruecos que hacen escala en Madrid y se abre a exigir visados de tránsito para los pasajeros

El ministro del Interior de Marruecos, Abdelouafi Laftit (a la derecha) y a su lado su homólogo español, Fernando Grande-Marlaska, este viernes en Rabat.
El ministro del Interior de Marruecos, Abdelouafi Laftit (a la derecha) y a su lado su homólogo español, Fernando Grande-Marlaska, este viernes en Rabat.Jalal Morchidi (EFE)
Patricia Ortega Dolz

El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, ha acudido este viernes a las salas en las que en este momento se hacinan más de 300 solicitantes de asilo en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas. “Sigue siendo necesario encontrar una solución para la ubicación de esas personas mientras se resuelve su petición de asilo. Es urgente que se habilite un espacio adecuado y en condiciones dignas”, ha dicho Gabilondo tras su visita.

Mientras Interior reactivaba las labores de desinfección y limpieza por la persistencia de las chinches en las instalaciones —donde este viernes se hacinaban 314 personas— y los trabajadores de la Oficina de Ayuda al Refugiado (OAR) trataban de agilizar los trámites de resolución de las solicitudes de protección internacional, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha viajado a Rabat para analizar con su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit, la cooperación entre ambos países en el control de la inmigración irregular. Marlaska ha admitido que se está produciendo un uso “fraudulento” de los vuelos que parten desde Casablanca a países de América Latina haciendo escala en Barajas, y ha afirmado que estudia la posibilidad de pedir visados de tránsito para esos pasajeros y evitar, así, la saturación de peticionarios de asilo en la capital española.

Se acoge así el ministro del Interior a la propuesta del Sindicato Unificado de Policía (SUP), que viene denunciando desde el pasado fin de semana —cuando se produjo una segunda fuga de 17 personas rompiendo una ventana de las salas de asilo— la situación de desbordamiento e insalubridad a la que se enfrentan los retenidos en esas estancias de Barajas y los policías que los custodian. Previamente, la noche de Reyes, se habían escapado otros nueve solicitantes de asilo por un falso techo.

Según ha podido observar el Defensor del Pueblo, “el número de personas que se encuentran a la espera de que se habilite un espacio apropiado es tan importante que se comprende las dificultades existentes para atender adecuadamente sus solicitudes”. Y ha añadido: “Aunque se les presta atención con la máxima dedicación, esta resulta insuficiente para dar una respuesta adecuada a todas y cada una de esas personas, que no se agota en las mejoras de la instalaciones”. En la ultima semanas, Gabilondo ha mantenido reuniones con la ministra del Ministerio de Migraciones al respecto y ha iniciado actuaciones con la Dirección General de la Policía (Ministerio del Interior).

Previamente, el Defensor del Pueblo había visitado el Centro de Internamiento de Extranjeros de Madrid (CIE de Aluche), tras las obras de mejoras de esa infraestructura. Y allí ha podido ratificar que “el nivel de ocupación actual está muy por debajo de su capacidad”. Fue precisamente el CIE el lugar adonde Interior trató de trasladar a medio centenar de solicitantes de asilo de Barajas el pasado miércoles, con una orden judicial. Sin embargo, el recurso presentado por la Fiscalía por considerar que esa medida “contraviene los derechos” de los retenidos en Barajas paralizó el movimiento. Y solo fueron trasladadas cuatro personas que tenían la condición administrativa de “inadmitidos”.

En declaraciones a los medios desde Rabat, en el primer viaje al exterior que realiza tras su confirmación como ministro del Interior, Marlaska ha explicado que esas “utilizaciones fraudulentas” de los vuelos desde Marruecos se producen en escalas de los que parten desde Casablanca con destino a países de Latinoamérica para los que no se exigen visados. Y es al llegar a Madrid cuando muchos de los pasajeros aprovechan para pedir protección internacional.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“Dicen que van a Sao Paulo, a su llegada a Madrid se deshacen de la documentación y en Barajas muchos se intentan hacer pasar por menores”, sostienen fuentes policiales del aeropuerto. “Con el visado de tránsito tendrían que ir a la embajada, se les tomarían de huellas, pagarían tasas, etcétera”, detallan. “En el caso de los senegaleses hacen lo mismo: se deshacen de la documentación al llegar y aseguran proceder de un país africano en conflicto para pedir protección internacional. Pero si vinieran con el visado de tránsito sabríamos quiénes son desde el principio y no podrían hacerse pasar por nadie”, advierten.

Trabajando con Marruecos

“Si hay que introducir visados de tránsito, se introducirán de su forma debida para evitar estas utilizaciones”, ha declarado el ministro, que ha subrayado que esto “no va en contradicción” con las garantías legales para peticionarios de asilo y ha asegurado que está trabajando ya con Marruecos para atajar el problema. En este punto, ha dicho que la solución también pasa por “tomar medidas” en el aeropuerto de Barajas para garantizar los derechos de estas personas. Al ser preguntado por la sucesivas denuncias del SUP, Marlaska ha señalado que el Gobierno trabaja de forma “intensa” para solucionar la situación.

El titular de Interior ha hecho extensivo este trabajo al Ministerio del Interior marroquí, elogiando la “extraordinaria” labor que se lleva a cabo desde el aeropuerto de Casablanca, que cuenta con un oficial español al tanto de esta problemática. Además, ha dicho que existe ya un “alto grado de eficacia” de ambos países contra la inmigración irregular y que lo que quieren ambos es “mejorar” en este terreno. Parte de su encuentro, según ha detallado el ministro, se ha centrado en las redes de migración irregular. “Al final, hacer frente a la migración irregular es salvar vidas”, ha recalcado Marlaska, que también ha hablado de la lucha contra el terrorismo y la cooperación hispanomarroquí, que permitió el año pasado 14 operaciones policiales con 80 detenidos.

La Oficina de Asilo y Refugio (OAR) del Ministerio del Interior recibió 163.218 solicitudes de protección internacional en 2023, un 37% más que en el año anterior y la mayor cifra desde la creación de la oficina en 1992, según los datos provisionales cerrados a 31 de diciembre. Estas cifras sitúan a España como el tercer país receptor de protección internacional en la Unión Europea. Por nacionalidades, el país de procedencia del mayor número de solicitantes ha sido Venezuela, con 60.534 peticiones, un 37 por ciento del total, seguido de Colombia (53.564) y Perú (14.306). Los tres países concentran el 78,6 por ciento del total de los expedientes registrados.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz
Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_