_
_
_
_
_

La Policía traslada a varios solicitantes de asilo hacinados en Barajas a un CIE de Madrid

Interior justifica la medida para “descongestionar las salas” y asegura que la operación “se realiza con orden judicial”

Solicitantes de asilo Madrid
Peticionarios de asilo en una de las salas del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas este martes.
Patricia Ortega Dolz

La situación de las más de 350 personas, incluidas mujeres y niños, retenidas en tres salas del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas en condiciones insalubres, lejos de arreglarse se ha ido complicando por horas. Fuentes policiales aseguran que este miércoles “ha llegado un autobús y se ha llevado a parte de los solicitantes de asilo a un CIE [Centro de Internamiento de Extranjero] de la capital”. El Ministerio del Interior confirma el traslado y lo justifica como una medida “para descongestionar las salas”. Desde el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska no especifican ni el número de trasladados, ni el criterio para su selección, ni el número de personas que hay actualmente en las salas de inadmitidos del aeropuerto madrileño, “ya que es una cifra que varía por horas”, argumentan. Fuentes policiales aseguran que “solamente han llegado al CIE de Aluche cuatro, de momento”.

Interior asegura que todos esos desplazamientos “se están realizando con orden judicial”, y que en el CIE “se realizarán las mismas labores de identificación que en Barajas, garantizando todos los derechos de los solicitantes, por lo que es un procedimiento lento”. Además, confirman que se han reforzado las medidas de vigilancia y que Interior ha asumido también la coordinación de las labores de limpieza de las instalaciones, donde se habían detectado plagas de chinches y cucarachas.

La fuga, el pasado fin de semana, de 17 personas que rompieron la ventana de una de las salas, sumada a la huida de nueve personas en la madrugada del día de Reyes por un falso techo, ha dejado ver las condiciones deplorables de hacinamiento y falta de higiene en las que se encontraban los peticionarios de asilo en Barajas y los policías que los custodiaban. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) denunció la situación y envió una queja este lunes al Defensor del Pueblo pidiéndole que mediara entre las distintas administraciones competentes para poner fin a esa situación. Fuentes policiales denuncian que este miércoles ha habido un nuevo intento de fuga por un butrón realizado en el falso techo de uno de los baños.

Butrón en un falso techo de una de las salas de solicitantes de asilo del aeropuerto de Barajas.
Butrón en un falso techo de una de las salas de solicitantes de asilo del aeropuerto de Barajas.

En las instalaciones sigue habiendo problemas de limpieza. “Han venido dos limpiadoras con lejía y también han enviado a personal de limpieza de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, pero siguen sin fumigar y la empresa subcontratada por Cruz Roja, que en teoría se hace cargo de mantener en condiciones higiénicas estas instalaciones, dice que no entra a limpiar si no fumigan antes para eliminar la plaga de chinches y cucarachas”, aseguran fuentes policiales. En el Ministerio de Migraciones, confirman que Cruz Roja se encarga “de la asistencia psicosocial” y, “de manera voluntaria”, también de la limpieza, matizan. No obstante, apuntan que “de la salubridad de las estancias se encarga Interior”. Cruz Roja, por su parte, mantiene silencio.

Aspecto de una de las salas de solicitantes de asilo de Barajas tras su limpieza. / Imagen cedida por el Ministerio del Interior.
Aspecto de una de las salas de solicitantes de asilo de Barajas tras su limpieza. / Imagen cedida por el Ministerio del Interior.
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, se ha reunido este martes con la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, y han hablado de este asunto, según fuentes de esa institución. El organismo que dirige Gabilondo visitó el pasado 20 de diciembre esas instalaciones del aeropuerto de Barajas y, al igual que hicieron desde distintos juzgados de instrucción competentes en la materia de Madrid, instó a poner solución a la situación “indigna” de los solicitantes de asilo allí retenidos y realizó varias sugerencias para que se agilizaran los trámites burocráticos correspondientes y se desatascara la situación. En los últimos días, también ha acudido a Barajas más personal de la Oficina de Asilo y Refugio (OAR), pero la incesante llegada de nuevos peticionarios en diferentes vuelos ha impedido paliar el colapso. La mayor parte de las personas retenidas proceden de Marruecos, Senegal y Kenia, según fuentes policiales.

“Según llegan, se deshacen de su documentación y solicitan asilo, y las labores de identificación y los contactos con sus países de origen son complejos”, explican fuentes policiales de Extranjería. Algunos pueden estar hasta un mes en esas deficitarias instalaciones del aeropuerto esperando a que se resuelvan sus solicitudes. “No pueden salir de los espacios habilitados salvo para ir al médico, muchos piden benzodiacepinas, porque la situación es claustrofóbica”, señalan fuentes policiales.

Este martes había 366 personas retenidas, “entre ellas, unos 15 niños en una habitación sin ventanas ni ventilación, sin un solo juguete ni una sola mesa, solo con colchonetas inflables”, relatan las fuentes policiales. Según los últimos datos había 170 personas en la sala 4 (Terminal 4), 114 en la sala 3 (Terminal 1) y 86 en la Sala 2, de mujeres y niños (en la Terminal 2). Un total de cuatro habían sido trasladados a última hora de este miércoles al CIE en un autobús ya que, “inicialmente se pensaba trasladar a entre 40 y 50 personas”, según fuentes policiales. Desde Interior, y ante la llegada constante de personas, se habilitaron una treintena de literas para una da las estancias que, según fuentes policiales, “siguen siendo insuficientes”.

Aspecto de los baños de una de las salas donde aguardan los solicitantes de asilo en el aeropuerto de Barajas, tras su limpieza. / Imagen cedida por el Ministerio del Interior
Aspecto de los baños de una de las salas donde aguardan los solicitantes de asilo en el aeropuerto de Barajas, tras su limpieza. / Imagen cedida por el Ministerio del Interior

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Patricia Ortega Dolz
Es reportera de EL PAÍS desde 2001, especializada en Interior (Seguridad, Sucesos y Terrorismo). Ha desarrollado su carrera en este diario en distintas secciones: Local, Nacional, Domingo, o Revista, cultivando principalmente el género del Reportaje, ahora también audiovisual. Ha vivido en Nueva York y Shanghai y es autora de "Madrid en 20 vinos".
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_