_
_
_
_
_

Bendodo resta importancia a los cambios en el PP: “Las cornadas que no son mortales te fortalecen. Me siento reforzado”

El dirigente popular asegura que su cargo de coordinador general ahora “se llama de otra manera” y descarta volver a la Junta de Andalucía

El vicesecretario de Política Autonómica y Municipal y Análisis Electoral del PP, Elías Bendodo, durante el desayuno informativo de Europa Press en la Fundación Cajasol, en Sevilla.Foto: JOAQUÍN CORCHERO | Vídeo: EPV

La agenda elaborada hace días ha querido que Elías Bendodo Benasayag (Málaga, 49 años) estuviera este viernes en Sevilla para compartir un coloquio organizado por Europa Press con el que fuer vicepresidente de la Junta y exdirigente de Ciudadanos, Juan Marín. Tras los crujidos internos por la remodelación de la dirección nacional del PP, en la que para algunos el mayor damnificado es Bendodo, este se ha subido a una tarima para charlar durante un rato del Gobierno de coalición que aupó a Juan Manuel Moreno a la presidencia de la Junta y mandó a la oposición al PSOE hace cinco años. Y se ha sentido torero. Aprovechando que hoy Curro Romero, el matador de toros sevillano y bético, cumple 90 años, ha asegurado: “Las cornadas que no son mortales te fortalecen”.

Pareciera que esa frase encerrara un reconocimiento implícito y público de que la pérdida del puesto de coordinador general del PP le ha dejado una herida, pero a continuación ha apostillado: “El cargo desaparece, pero se llama de otra manera, con las mismas funciones, pero reforzadas”. Es decir, que su cabeza no ha rodado, sino que lo que se ha esfumado es el puesto de coordinador. “Tarea voy a tener y tengo la confianza de mi presidente [Alberto Núñez Feijóo]. Estoy contento y satisfecho”, ha insistido.

Bendodo no ha estado solo. De hecho, Más bien parece que alguien en el PP ha tocado el cornetín para que a las 10.00 de este viernes llenara uno de los salonesel salón de actos de la Fundación Cajasol, que sigue con el mismo presidente en la etapa socialista, Antonio Pulido, desmintiendo el hecho cierto de que el dinero no se volatiliza, sino que solo cambia de manos, estaba lleno. Han asistido el consejero de la Presidencia, Antonio Sanz; el portavoz del Gobierno y consejero de Medio Ambiente, Ramón Fernández-Pacheco; el consejero de Justicia, José Antonio Nieto; la de Agricultura, Carmen Crespo; la de Desarrollo Educativo, Patricia del Pozo; la de Empleo, Rocío Blanco (apareció pero se marchó rápido por una indisposición), el presidente del Parlamento, Jesús Aguirre; y otros dos miembros de la Mesa, José Ramón Carmona y Ana Mestre; el secretario general del PP, Antonio Repullo; exconsejeros de Ciudadanos en el anterior mandato y altos cargos de la Junta. También Javier Arenas, recién nombrado secretario general del grupo popular en el Senado y presidente de honor del PP andaluz, a quien Feijóo le ha dado un reconocimiento que desde hace tiempo no tenía. Faltó el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno.

Muchos de los que estaban allí sabían que, antes de la remodelación en el PP, Bendodo no estaba a gusto, sino más bien incómodo por la indefinición en el reparto de tareas. Y así se lo trasladó a varios dirigentes, confidentes y amigos. Los cambios han satisfecho al presidente andaluz, según fuentes del partido, porque Bendodo tiene encomendada la vicesecretaría de Política Territorial y sigue al frente de toda el área electoral. Es decir, que, entre otras cosas, la información sobre encuestas y tendencias seguirá fluyendo de Génova a San Telmo. Bendodo ha negado que pidiera volver a hacer política en Andalucía. “Aquí he sido feliz. Y, como diría Sabina, donde se ha sido feliz no hay que volver. No he pedido volver ni volvería. Saber irse de la política es lo más difícil”, ha dicho. Tras el acto, no se quedó a adornarse. Se marchó rápidamente.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_