_
_
_
_
_

Trece muertos en Murcia al incendiarse varias discotecas de una conocida zona de ocio

Los servicios de rescate continúan con las labores de búsqueda, porque varias personas permanecen en paradero desconocido. Hay al menos cuatro heridos

Los bomberos de Murcia retiran uno de los cadáveres hallados en el incendio de tres discotecas en la madrugada del domingo.Foto: Alfonso Durán

Al menos 13 personas han muerto en el incendio declarado la madrugada de este domingo en dos conocidas discotecas de Murcia, aunque no se descarta que haya más fallecidos. Los servicios de emergencia continúan con las labores de búsqueda de otras tres posibles víctimas del siniestro, tal como ha señalado el alcalde de la localidad, José Ballesta. Solo tres de los cadáveres han sido, de momento, identificados. El fuego se declaró poco antes de las seis de la mañana en uno de los locales, para luego extenderse al establecimiento de baile contiguo de la zona comercial y de ocio conocida como Las Atalayas, a las afueras de la ciudad, que se encontraba atestada de clientes. Los hospitales murcianos atendieron además a una veintena de heridos leves y todos ellos recibieron el alta horas después del siniestro. La policía ha informado de que todas las víctimas mortales se encontraban en el local de ocio conocido como la Fonda, donde colapsó la primera planta y se desplomó aunque, tal como advierten, no se puede todavía afirmar si el fuego se originó en esta sala. Fuentes de la investigación han indicado que 11 de los 13 cuerpos se encontraron en la primera planta del establecimiento, mientras que los otros dos se localizaron entre los escombros de la planta baja. También han subrayado que la cifra podría elevarse en las próximas horas, puesto que hay un total de 16 personas, de distintas nacionalidades (española, ecuatoriana y nicaragüense, al menos) que han denunciado la desaparición de familiares o conocidos que se hallaban en la discoteca y que no han sido localizados.

Más de 12 horas después del incendio, el alcalde ha asegurado que aún están analizando los expedientes de los locales, por lo que no ha informado de si estos cumplían las medidas de seguridad y tenían las licencias en orden. El presidente autonómico, Fernando López Miras, han decretado tres días de luto oficial tras el suceso.

El 112 recibió el primer aviso a las seis en punto de la mañana. Este procedía de la discoteca Teatre, que también se ha visto afectada por el fuego, aunque todo indica que evacuó entera. Otra llamada, minutos después, de ese mismo local, alertó de que se estaba quemando el techo que se encontraba sobre la cabina del dj. A las 6.05 el teléfono de emergencias recibió la primera llamada de la Fonda alertando también de las llamas. A las 6.06 una mujer, sollozando, mandó un audio de voz a su madre desde ese mismo establecimiento: “Mami la amo, nos vamos a morir. Mami, la amo”. Sus padres no han sabido más de ella.

El cabo del cuerpo de bomberos Pascual Rabadán calcula que la temperatura que se pudo alcanzar en el interior de las discotecas rondó entre los 500 y los 600 grados, dado el estado en el que se encuentra la estructura: “Todo carbonizado”. Este ha destacado además la “carga de fuego” y la cantidad de combustible, en referencia los materiales de construcción y de decoración que había en las discotecas y que hizo que el fuego se propagara a toda velocidad. La voracidad de las llamas también provocó que los dos inmuebles colapsaran, con lo que el techo de ambas ha caído sobre la parte central de las salas, donde se acumula más de un metro de escombro.

Debido al estado en el que se encuentran los cuerpos, (tres de ellos han sido identificados por las huellas dactilares), las familias de diez de los fallecidos tendrán que esperar al cotejo de muestras biológicas con ADN, para las que ya han pedido cepillos y enseres que puedan tener carga genética.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los bomberos han conseguido apagar el incendio sobre las ocho de la mañana, aunque las últimas brasas aún humeaban a las seis de la tarde. La labor de localización y extracción de los cuerpos se ha prolongado hasta primera hora de la tarde, dado el peligro y el riesgo que presentaba la estructura de los locales, totalmente afectada por las llamas. El interior del establecimiento más afectado ha tenido que ser apuntalado. Aun así está previsto que los bomberos mantengan la búsqueda “hasta que todos los desaparecidos estén localizados”.

De momento, se desconoce el origen del incendio, que ha afectado a las discotecas Teatre, Golden y La Fonda Milagros. La portavoz de la discoteca Teatre, María Dolores Abellán, ha aclarado a los medios de comunicación que, en realidad, el fuego se ha originado en la discoteca La Fonda, un local que cuenta con pista de baile y restaurante, y no en Teatre, como se informó en un primer momento. El incendio se habría desplazado desde La Fonda a los dos locales de fiesta anexos. Fuentes de la investigación han explicado que en unos reservados de la primera planta un grupo de amigos y familiares estaba celebrando una fiesta de cumpleaños.

La gerencia de la discoteca Teatre, donde el sábado también se celebraban varios cumpleaños, ha asegurado a los periodistas que su local fue desalojado ante el fuego y que todas las víctimas mortales eran clientes de La Fonda. La Policía Nacional ha confirmado este punto cuando el número de víctimas aún era de nueve. Los testigos apuntan a que las personas que se encontraban en la planta baja de las discotecas pudieron ser desalojadas sin mayores problemas.

El subinspector Diego Seral, portavoz de la Policía Nacional en Murcia, ha señalado que el incendio se ha originado en un local que “en su momento se partió [dividió]” y que originariamente era en su totalidad la discoteca Teatre. “Sí que es cierto que en el local de La Fonda es donde consta la mayor parte de los daños del incendio, incluso importantes daños estructurales que han provocado un colapso de la estructura hacia el interior del establecimiento”, ha señalado.

Los daños estructurales que el fuego ha provocado en las discotecas La Fonda, donde habría comenzado el fuego, y Teatre, anexa a la anterior, han sido la causa de que parte de la estructura colapse y caiga en el interior del edificio. Los escombros, unidos a las altas temperaturas, están dificultando las labores de búsqueda de los desaparecidos, así como la extracción de los cadáveres. Al menos dos de ellos, según la información facilitada a los medios de comunicación por el alcalde de Murcia, José Ballesta, siguen aún dentro del inmueble siniestrado. Once de los fallecidos estaban en la planta de arriba y otros dos en la de abajo, aunque los investigadores aún no saben si se debe a que cayeron al desplomarse la planta o estaban en la inferior en el momento de la tragedia.

Las labores de apuntalamiento y desescombro se prolongarán previsiblemente durante toda la semana, y la investigación policial, que el portavoz ha adelantado que será “compleja”, se centra en determinar las causas que originaron el fuego, y sobre las que no ha querido avanzar ninguna hipótesis.

Además de las víctimas mortales, al menos otras cuatro personas, dos mujeres, de 22 y 25 años, y dos hombres, de 41 y 45 años, han resultado heridas por inhalación de humo. Las primeras imágenes llegadas de la zona del siniestro mostraban a decenas de jóvenes en las calles cercanas a las discotecas, mientras de estas salía una enorme columna de humo negro. La mayoría pudo abandonar la zona por su propio pie, según ha confirmado el alcalde de la ciudad.

Bomberos del Ayuntamiento de Murcia y del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia han trabajado en la extinción de las llamas, lo que ha obligado a cortar el tráfico en la carretera de Alicante y en los accesos de la zona comercial y de discotecas de Las Atalayas. Un total de 12 vehículos de bomberos y 40 efectivos han trabajado en la extinción del fuego.

La Policía Nacional ha informado de que no se descarta que haya más fallecidos. En el lugar se encuentran unidades especializadas de la Jefatura Superior de Policía de Murcia en investigación de incendios para poder determinar el origen de los hechos. También se han incorporado a la investigación miembros del Grupo de Homicidios.

El Tribunal Superior de Justicia de Murcia (TSJMU) ha hecho un llamamiento a un segundo juez para ocuparse de la actividad ordinaria del juzgado de guardia, mientras el magistrado del Juzgado de Instrucción número 7 permanece desplazado, junto a la comisión judicial, en el lugar del siniestro, junto a los equipos forenses del Instituto de Medicina Legal de la Región de Murcia.

El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha querido trasladar su apoyo a los familiares de las víctimas en el incendio de una discoteca en Murcia a través de su perfil en la red social X (antes Twitter). “Mi cariño y solidaridad con las víctimas y familiares del trágico incendio ocurrido esta madrugada en una discoteca de Murcia”, ha destacado. También ha trasladado al presidente de Murcia, Fernando López Miras, todo su “apoyo y colaboración”, al tiempo que ha mostrado su agradecimiento “a los servicios de emergencias desplegados en el lugar por su trabajo”. También ha enviado un mensaje de condolencia y dolor el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo.

El incendio que se ha extendido esta madrugada por tres discotecas de Murcia es el más mortífero registrado en España en un local de ocio desde la tragedia vivida el 14 de enero de 1990 en la discoteca Flying de Zaragoza, donde murieron 43 personas. La mayor tragedia en una discoteca en España tuvo lugar en Madrid el 17 de diciembre de 1983, cuando un incendio originado tras las cortinas del escenario de la discoteca Alcalá 20 acabó con la vida de 81 personas, la mayoría jóvenes. El humo, el fallo en el sistema de luces y una puerta de emergencia cerrada propiciaron la catástrofe.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_