Feijóo asegura que mantiene bloqueada la renovación del Poder Judicial “para protegerlo” del Gobierno de Sánchez

El líder del PP insta a Ciudadanos a “despedirse de forma digna”, mientras define como “aprovechables” a algunos dirigentes del partido de Arrimadas

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ofrece declaraciones a los medios, durante el acto institucional por el Día de la Constitución, en el Congreso de los Diputados, este martes.
El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ofrece declaraciones a los medios, durante el acto institucional por el Día de la Constitución, en el Congreso de los Diputados, este martes.Alberto Ortega (Europa Press)

El líder del PP ha esgrimido este miércoles un nuevo argumento para justificar la negativa del PP a renovar el Consejo General del Poder Judicial, que acaba de cumplir cuatro años de parálisis. Alberto Núñez Feijóo sostiene que el PP mantiene el bloqueo en la renovación para “proteger el poder judicial”, porque el Gobierno quiere “controlar la justicia y politizarla”. El jefe de los conservadores arguye que, antes de romper por la reforma de la sedición, el PP estaba negociando con el Gobierno no solo renovar el consejo, sino una ley orgánica que profundizaba en la independencia de la justicia, que ve imposible a la luz de las últimas decisiones del Ejecutivo. Sin embargo, Feijóo obvia que el Gobierno ha movido ficha en el Tribunal Constitucional, precisamente por la ruptura de las negociaciones con el PP. El líder popular ha instado a Ciudadanos a “despedirse de forma digna” de la política, mientras define como “aprovechables” a algunos dirigentes de ese partido.

Feijóo es consciente de que el bloqueo en el Poder Judicial es uno de los puntos débiles de su hoja de servicios como líder de la oposición. El dirigente popular dedica buena parte de su tiempo de exposición pública a explicar por qué a finales de octubre rompió la negociación cuando estaba a punto de cerrarse un acuerdo con el Gobierno. “No llegar a un acuerdo no es algo inconstitucional”, se defendió este miércoles en una entrevista en Onda Cero. “Si no se llega a un acuerdo entre dos, habrá una corresponsabilidad. Si usted coloca a miembros del Gobierno en el Tribunal Constitucional no es un buen antecedente”, profundizó.

En realidad, el Ejecutivo ha nombrado a dos magistrados para el tribunal de garantías —el exministro de Justicia Juan Carlos Campo y la exasesora de La Moncloa Laura Díez— a finales de noviembre, un mes después de que naufragara la negociación con el PP, y tras constatar que el sector conservador del CGPJ no quiere designar a los dos magistrados del Constitucional que corresponde nombrar al órgano de gobierno de los jueces.

El acuerdo que ambos partidos estaban negociando incluía medidas para profundizar en la despolitización de la justicia, como la prohibición de que los jueces metidos en política pudieran regresar a la carrera judicial en los dos años siguientes. Sin embargo, Feijóo argumentó que no es posible un pacto con un Gobierno que reforma el delito de sedición “a la carta” de los líderes independentistas y que “llama fachas con toga los jueces”, en referencia a Unidas Podemos. A Sánchez “le interesa el Tribunal Constitucional, no el CGPJ. No cree en el Consejo del Poder Judicial porque lo ha intervenido y le ha quitado sus competencias”, se justificó este miércoles.

Desde la ruptura de la negociación del Poder Judicial, Feijóo sigue elevando semana a semana la crítica al Gobierno y al PSOE. Este miércoles sentenció que “el PSOE, como lo conocíamos, ha dejado de existir”, por la expulsión del expresidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina por apoyar a la actual presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso. “Se ha convertido en el partido sanchista. No es el PSOE. Algún día, espero que pronto, espero que el PSOE vuelva. Hoy no tenemos un PSOE con quien hablar. El PSOE está perdiendo su identidad y sus principios”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En paralelo, el PP mira con atención hacia la crisis interna en Ciudadanos, un partido que necesita que desaparezca del todo para que no robe votos al bloque de la derecha que no se traduzcan en escaños. Feijóo ha invitado directamente al partido a despedirse de forma digna de la política, mientras abría la puerta a fichar a algunos de sus dirigentes. “En las urnas no va a obtener representación. En ese partido todavía hay personas que tienen talento y que son aprovechables para la política. Pero el proyecto de Ciudadanos está subsumido en el PP”, dijo.

El líder del PP sostiene que estará atento a cómo discurre la crisis de Cs y, cuando esta termine, no tendrá “ningún inconveniente en hablar con personas de Cs y valorar con ellos si hay alguna capacidad de coincidir”. Esto es, intentar ficharles. El proyecto del PP de subsumir a Cs viene de antiguo: Pablo Casado trató hace tiempo de pactar con Inés Arrimadas un acuerdo para concurrir juntos a las urnas, o en su lugar de ficharla para el PP. Feijóo vuelve a la carga aprovechando su extrema debilidad.

El líder del PP sugiere a Jorge Azcón como candidato a Aragón, y este se revuelve

E. G. DE B.

Desde hace tiempo que el PP espera que el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, se presente contra Javier Lambán por la Presidencia de Aragón en 2023. El secreto a voces en el partido viene retrasando su confirmación porque Azcón quiere esperar a aprobar antes los presupuestos de su ciudad para el año que viene. Sin embargo, Alberto Núñez Feijóo ha alterado estos planes al confirmar hoy, de forma indirecta, que Azcón será el candidato del PP a la presidencia de la comunidad autónoma. Visiblemente molesto, el alcalde de Zaragoza se ha revuelto tras las palabras de Feijóo. Azcón no solo no confirma su candidatura, sino que avisa que la decisión “se tomará en Aragón”.

Feijóo ha confirmado de forma indirecta que Azcón se medirá al barón socialista cuando ha sido preguntado en Onda Cero y ha contestado que “él” tiene que ser quien lo comunique. Y ha avanzado que para la alcaldía de Zaragoza el PP presentará a una mujer. Poco después, el alcalde ha contestado a los periodistas que entiende las palabras de Feijóo “como un voto de confianza”, pero que no es el momento todavía de anunciar a los candidatos. “El PP de Aragón va a respetar los tiempos que tiene marcados. Antes de que acabe el año o principios del año que viene tomaremos las decisiones. Quiero entender las palabras de Feijóo como un voto de confianza, pero la decisión de los candidatos la vamos a tomar en Aragón y además con los plazos que se establecieron en su momento”, ha defendido Azcón, molesto porque el líder ha alterado los plazos que habían acordado para comunicar los candidatos.

Sobre la firma

Elsa García de Blas

Periodista política. Cubre la información del PP después de haber seguido los pasos de tres partidos (el PSOE, Unidas Podemos y Cs). La mayor parte de su carrera la ha desarrollado en EL PAÍS y la SER. Es licenciada en Derecho y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y máster en periodismo de EL PAÍS. Colabora como analista en TVE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS