82 ultras del Atlético y el Depor se sientan en el banquillo por la batalla campal en la que murió Jimmy

Un total de 70 acusados han reconocido los hechos, pero no admiten ni la calificación del delito ni la pena que se les reclama

Un total de 82 ultras futbolísticos del Riazor Blues y el Frente Atlético se sientan desde hoy en el banquillo por participar en la pelea masiva en la que hace exactamente ocho años murió el hincha del Deportivo de La Coruña Francisco Javier Romero Taboada, Jimmy, de cuyo fallecimiento en los alrededores del Vicente Calderón, el estadio ya demolido del Atlético de Madrid, no hay culpables. El fiscal pide penas que van desde los seis meses a los dos años y medio de cárcel para los hinchas, aunque es probable que las partes lleguen a acuerdos para obtener una rebaja de penas que eviten el ingreso en presidio. De momento, 70 de los acusados han reconocido los hechos, pero no aceptan ni la pena de prisión ni los delitos de los que se les acusa, por lo que el ministerio público mantiene la petición de penas, según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El juicio se celebra en tres sedes judiciales de tres ciudades distintas, conectadas por videoconferencia, por cuestiones de seguridad. El grueso de los acusados, 50 hinchas del Frente Atlético, se sentarán en el Juzgado de lo Penal número 23 de Madrid, mientras que otros 20 serán juzgados desde Coruña y otros diez, desde los juzgados de Gijón. Serán en total 18 sesiones, aunque se podrían reducir si llegan a acuerdos con el fiscal ante un reconocimiento de los hechos.

Los hechos que ahora se juzgan ocurrieron el 30 de noviembre de 2014, cuando hinchas del Frente Atlético y Riazor Blues, con ideologías políticas contrarias (los primeros son de extrema derecha y los segundos, de extrema izquierda) “se convocaron en las redes sociales (...) con la única motivación de demostrar al otro grupo la primacía de su equipo y de la ideología con la que se identifica el mismo”.

Ultras del Deportivo de la Coruña rinden homenaje al hincha asesinado, en 2014.
Ultras del Deportivo de la Coruña rinden homenaje al hincha asesinado, en 2014.SANCHOFOTO (DIARIO AS)

Allí, los acusados “se acometieron recíprocamente” de “forma violenta, confusa, aleatoria y tumultuariamente” actuando “en todo momento en grupo” y “portando algunos de ellos armas prohibidas e instrumentos peligrosos como palos de madera, de aluminio, porras, bates de béisbol, navajas, mosquetones, defensas extensibles”, un “extremo conocido y aceptado por todos los participantes”.

Muchos de los acusados y varios policías resultaron heridos en aquella pelea en la que falleció Jimmy, sin que hasta la fecha se hayan encontrado a los autos materiales de su muerte. Esta última pieza está pendiente de que la Audiencia de Madrid decida si archiva definitivamente, una vez que la jueza no procesó a nadie por la muerte porque no tenía indicios suficientes para ello.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Aunque el juicio por la pelea multitudinaria comienza hoy con las cuestiones previas, es posible que muchos de los acusados no pasen ni una jornada en el banquillo porque están dispuestos a llegar a un acuerdo con el Ministerio Público, aunque este extremo se confirmará al inicio del juicio, informa Efe. Todos los acusados se encuentran en libertad provisional. Por otro lado, la Liga Nacional de Fútbol Profesional pide a los acusados hasta tres años y medio de cárcel y multas de hasta 117.000 euros, según consta en el auto de apertura de juicio oral.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS